X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

No sois referentes

Publicada el 11/01/2020 a las 06:00

Trabajar en equipo es un reto. Media vida sobreviviendo solo en el colegio y en la universidad sacando adelante asignaturas y exámenes y cuando llegas a la vida laboral te encuentras que la forma de funcionar y de trabajar es en equipo. Y no es fácil. Así que lo prioritario es aprender, cuanto antes, a escuchar opiniones diferentes a la tuya, a respetar otros modos de ejecutar o de llegar al mismo resultado, diferentes al tuyo pero igual de eficaces. A mis alumnos del máster de periodismo que imparto en la VIU y Atresmedia se lo repito muchas veces: este trabajo no es posible sólo con tu esfuerzo. Es un engranaje del esfuerzo, talento y trabajo de mucha gente y el resultado, sea un éxito o un fracaso, es colectivo. Así que aprender a amoldarte a perfiles laborales diferentes al tuyo es complicado, requiere de un aprendizaje, de saber gestionar egos diferentes, de humildad, de no perder nunca las ganas de aprender (aunque lleves media vida en el oficio) y de descubrir puntos de vista diferentes. Pocas veces vas a poder elegir el equipo con el que te toca trabajar, así que cuanto antes te adaptes a ese reto mejor. Evitarás muchas frustraciones y ahorrarás mucho tiempo en intentar cambiar algo que es inamovible. En las escuelas de negocios te enseñan a manejarte con diferentes culturas y modelos de trabajo para saber sacar lo mejor de tu equipo. Se trata de darte herramientas y mecanismos que te ayuden a combinar mejor esos diferentes perfiles. Hacer de lo diferente una virtud.

 

Respetar las formas siempre. Es lo que les pido cada día a mis hijos. Pueden no estar de acuerdo con ciertas normas, con ciertos comportamientos, con determinados posicionamientos, pero deben aprender a rebatirlos desde el respeto. Argumentando con ideas y palabras lo que quieren exponer. Porque cómo lo digan es tan importante como lo que digan. Respeta y escucha siempre a tu interlocutor. Párate a pensar en lo que está diciendo y, si crees que está equivocado, que no tiene razón, házselo saber sin gritos, sin elevar la voz, sin insultos. Emplea datos, cifras, evidencias que avalen tu postura. Háblale mirándole a los ojos e intentando que te escuche. Y, sobre todo, escucha. No sirve de nada una discusión en la que se suceden los monólogos. Y cuando haya terminado esa discusión repósala, revísala y haz autocrítica, porque seguramente en algo te habrás equivocado y, sorpresa, no siempre tienes razón.

 

Nunca afrontes una discusión mintiendo. Mentir nunca es una opción. Eso de que la mentira tiene las patas muy cortas es cierto. Cuenta siempre la verdad. Con la verdad nunca te equivocas. Aunque duela, aunque te haga sentir mal. Mentir es siempre mucho peor. Te engañas a ti y engañas a los demás. Y engañar es estafar a quien ha creído en ti, a quien ha confiado en ti. Y si confía en ti, aunque te equivoques, te sabrá perdonar si le cuentas la verdad. Es otra de las cosas que te dijeron a ti tus padres y que tú intentas enseñar a tus hijos.

 

Creo que son puntos esenciales para saber manejarte en el mundo, para saber vivir en comunidad. Hay más, seguramente, pero esto es lo mínimo que nos podemos pedir y exigir entre nosotros. Y a nuestros hijos, que beben de referentes. De lo que ven, de lo que escuchan. Cuando son pequeños, en sus héroes de los libros o las películas, en nosotros, sus padres. Y cuando empiezan a crecer, sus referentes son sus deportistas favoritos, sus cantantes, a quienes ven en las redes y en la tele. Y en la tele estos días han visto demasiado ejemplo que va en contra de todo esto. En contra de lo fundamental de la vida. De lo que nos hace mejores como sociedad.

 

Lo que se vio en el hemiciclo es justo la antítesis de todo esto. Quienes elegimos en las urnas para representarnos, para ejercer un cargo público para mejorar este país, para hacernos sentir orgullosos, fueron el peor ejemplo para nuestros hijos y para nosotros. Su papel en un debate que debía ser de altura, de explicar qué tipo de proyecto quieren para este país, se convirtió en una bronca tremenda, llena de insultos, de bajezas, de postureo, de falta de argumentos, de mentiras, demasiadas mentiras, de gritos, muchos gritos, sin escuchar lo que el contrario exponía, aunque fuera lo más opuesto a nuestra forma de pensar o de vivir. En el debate de ideas se construyen los grandes proyectos. En el debate de ideas diferentes se encuentran los puntos comunes. En el debate de ideas se evitan los enfrentamientos.

 

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/01/20 12:48

    1. Nunca afrontes una discusión mintiendo:
    - Lo mas soprendente -politicamente- ha sido el titulo de 'traidor' que los de UP adjudicaron a I.Errejón, cuando este joven (no voy a entrar en el acoso y derribo con la 'famosa beca') decidió con buen criterio, presentar al electorado la faceta transversal de Podemos, constatando que no se había 'difuminado' con la aparición del 'caballo de madera de IU'.
    La realidad presente de Unidas Podemos -PARECE- abundar en su acierto.

    2. 'Es otra de las cosas que te dijeron a ti tus padres y que tú intentas enseñar a tus hijos'
    ¡Madre mía! ¿Cuántos padres/madres conocemos 'atacando al entrenador de la actividad que fuera o fuese' (física o intelectual, especialmente maestras/maestros) incapaces de admitir que el aprendizaje de sus hijos...¡comienza en su casa! ¿qué tono emplearán 'estas/os mirlos' para dirigirse al resto de los miembros de la familia?

    3. 'Lo que vieron en el hemiciclo es justo la antítesis de todo esto'.
    i) Personalmente, la parte 'cómica' la desarrolló Suárez Illana... en 1er plano de tve, un señor que peina canas, 'vuelto de espaldas' para demostrar 'su enfado' porque democráticamente y por votación de los ciudadanos, los portavoces de partidos LEGALES, que no piensan como él, estaban exponiendo su postura a la investidura del 'candidato'
    ii) 'los ultras del fondo sur' abandonaron el hemiciclo
    ¿Quien fué el encargado del reparto de 'papeles'?
    iii) La 'derecha' tiene serios problemas para admitir que el Estado español, NO ES SUYO. Habemos demasiados que no comulgamos con sus 'creencias'

    4. 'Puntos esenciales para saber manejarte en el mundo'
    'Los perones' no han sido, son, ni serán, -reitero, a mi modesto entender- ejemplo democrático de nada, sea derecha o izquierda. Pareciese que, por parejas...'gobernarán mejor esta coalición'

    He leido, en este digital, otro artículo de Antonio García Gómez: 'La escuela pública': IMPRESCINDIBLE complemento del presente.

    ¿En el debate de ideas se evitan los enfrentamientos? ¿dónde? ¿cuándo? ¿entre contrincantes?

    - bronca tremenda
    - insultos
    - bajezas/ postureo
    - falta de argumentos
    - mendacidades....

    Ejemplo definitivo: los mas media, todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • micanuto micanuto 12/01/20 13:32

    "Quienes elegimos en las urnas para representarnos, para ejercer un cargo público para mejorar este país, para hacernos sentir orgullosos, fueron el peor ejemplo para nuestros hijos y para nosotros. Su papel en un debate que debía ser de altura, de explicar qué tipo de proyecto quieren para este país, se convirtió en una bronca tremenda, llena de insultos, de bajezas, de postureo, de falta de argumentos, de mentiras, demasiadas mentiras, de gritos, muchos gritos, sin escuchar lo que el contrario exponía, aunque fuera lo más opuesto a nuestra forma de pensar o de vivir". Nunca pensé que Vd eligiera a esos personajes. ¡Que pena!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • rrirun rrirun 12/01/20 12:52

    Criticar de forma genérica a todos por igual no es una referencia a considerar, ni siquiera es información .  Si se quiere informar adecuadamente a la ciudadanía sepárese la paja del trigo y denúnciese a aquellos que fomentan el enfrentamiento, la mentira y la bronca. No todos actúan de la misma forma. Precisión y rigor , por favor. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    6

    • micanuto micanuto 12/01/20 17:05

      No puedo estar más de acuerdo

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • Eppur si muove Eppur si muove 12/01/20 11:47

    Gracias, Helena, por recordarnos lo que nunca deberíamos olvidar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Hammurabi Hammurabi 12/01/20 03:40

    No exactamente como en el hemiciclo y menos aún en formas, pero en la vida real, los intereses para que todo discurra de la mejor manera posible, se me antojan un poco utópicos. Son los intereses personales, de grupo, los que priman, y se convierten en verdaderas mafias. Yo diría en muchos casos que grotescas. Ojalá todos tomáramos nota de lo que expones. Muy bien expuesto, por cierto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 11/01/20 20:30

    Parlamentar exige hablar entre los que piensan de distinto modo para llegar a un acuerdo.

    Con los que piensan del mismo modo no hay acuerdos, hay coincidencias. Y nunca se puede olvidar que cuando dos personas piensan exactamente lo mismo una, por lo menos, no piensa. Pero hay gente que sólo sabe imponer su voluntad atropellando a los demás, gente esencialmente antidemocratica, gente que no sabe ceder en lo accesorio para conseguir lo esencial. gente que, como los fariseos de la parábola de Cristo "diezman el comino y la menta pero no buscan la justicia". Me desconcierta el Sr. Casado que estaba dispuesto a apoyar toda una serie de proyectos del PSOE par a beneficio de España si hacían un pacto con él y como no lo ha hecho, es decir, como no puede mandar, ha declarado que no hará todo lo que prometia hacer porque lo necesitaba España". O sea, que como no le dejan mandar "no le importa dejar de hacer todo lo que necesitaba España". Vaya con el Sr. Casado y su amor a España

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Chovo1 Chovo1 11/01/20 19:37

    Elena, es irrebatible tu argumentario, lo que me resulta sorprendentemente incomprensible es que tu trabajo en la Sexta esté al servicio de los que clamorosamente, dia tras dia, condicionan la información al servicio de unos intereses economicos y por tanto ideologicos, que se orientan, como bien dices, al éxito, al exito de poderosos, que es evidentemente el fracaso de los mas dependientes. No te engañes, si tus hijos se aplican tus recomendaciones nunca trabajarán para AtresMedia o Media set.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Suna Suna 11/01/20 16:31

    ¡Buena artículo! Ojalá un día se hagan conscientes de que tienen una responsabilidad frente a sus electores y aquellos que no comparten sus ideas. No solo educa la escuela y la familia, educan todas las personas que se exponen públicamente, sean políticos, periodistas, cineastas, escritores, deportistas...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • SUA SUA 11/01/20 15:58

    Gracias Sra Resano. Su artículo me ha trasportado a mi preadolescencia; cuando jugábamos (en una escuela pública) hacíamos equipos,éramos las personas participantes quienes nos los organizábamos, por supuesto había alguien que mandaba pero siempre se escuchaba a cualquier miembro que tenía alguna sugerencia.
    No recuerdo insultos ni dentro del equipo, ni contra el rival. El triunfo o la derrota era del conjunto.
    Por supuesto también en casa nos enseñaban a ganar y a perder.
    Creo que el espectáculo del Parlamento del otro día es una ocasión buenísima para que (como en los tiempos de los dos rombos televisivos) los padres puedan hablar y demostrarles a los niño/as lo detestable que puede ser un persona mal educada. Igual tiene más impacto en su formacíón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • txema segura txema segura 11/01/20 14:33

    FELICIDADES Helena. Una fotografia perfecta de lo que ocurrió hace unos días. EDUCACIÓN, asi con mayúsculas, es lo que necesitan los " hooligans" de la derecha. No me atrevo a llamarlos políticos. Verdad Sr. Egea?. Verdad Sr Casado?. Claro, si no se estudia lo suficiente, no se aprende nada. Patética Sra. Marquesa. Sra. Arrimadas, no sabe lo que es vergüenza ajena?. Sr. Abascal, con el tiempo que estuvo en el chiringuito, podria haber invertido su tiempo en aprender algo. Maravilloso Sr.Esteban. lo clavó.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7



Lo más...
 
Opinión