x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Patria de cada día

Publicada el 03/05/2020 a las 06:00

Cuando se fue de casa para vivir con su novia, mi hijo mayor nos dejó una bicicleta estática. Ha estado olvidada durante mucho tiempo como una cabra silenciosa y doméstica en el cuarto de otra hija que también se nos ha ido de casa. Colocada ahora frente a la ventana, la bicicleta me sirve para hacer un poco de ejercicio en estos meses de confinamiento. Me gustaría guardarle lealtad cuando regrese la vida normal con sus reuniones de trabajo, sus aeropuertos y sus costumbres callejeras.

El cuentakilómetros va marcando la distancia conquistada, las calorías consumidas, la velocidad de los pedales y el tiempo dedicado al viaje. Escalando y descendiendo, ya tengo crédito para sentirme en Granada, Oviedo o San Sebastián. Dentro de poco podré imaginar que llego a Cádiz, La Coruña o Barcelona. Con el sudor de mi frente y de mi camiseta, voy detrás de los recuerdos y de las próximas citas.

El pedaleo no se me hace aburrido porque pongo música de compañía (Verdi, Puccini, Malher, Albinoni…) y me entretengo con lo que veo por la ventana que da al parque de la calle Barceló. En los últimos días está la cosa mucho más animada. Hasta ahora sólo aparecía de vez en cuando un autobús, que dormitaba durante muchos minutos en la parada, y gente con sus mascarillas camino de las colas disciplinadas del mercado, y algunos trabajadores de los servicios esenciales del barrio.

Como estoy acostumbrado a pensar y sentir a través de la literatura, las imágenes me traen poemas a los labios. La semana pasada recordé Patria de cada día de Leopoldo de Luis. Durante años de dictadura en los que se ocultaba el robo, la mentira y la represión con unos vivas a España huecos y dañinos, Leopoldo de Luis identificó su patria con el rumor de los talleres, la madera del carpintero, el yeso del albañil, la tinta del impresor, el sudor del campesino, el relente del pescador, las astillas del leñador, las honduras sombrías del minero y las verdades indómitas de los artistas.

No me costó, desde mi ventana, añadir al recuento de don Leopoldo otras manos y otros quehaceres: las cajeras de los supermercados, los repartidores, los profesionales de la sanidad, los conductores y los transportistas. Especial ilusión me hizo poder añadir a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Si en la época del libro de poemas que recuerdo, Teatro real (1957), un uniforme era una amenaza, hoy han cambiado las cosas. El pasado 27 de abril se cumplieron 43 años de la legalización de los sindicatos en España. Y como estoy acostumbrado a pensar lo que siento, desde la bicicleta de la pandemia vuelvo a comprender que la decencia democrática depende de la dignidad de los trabajos y de una fraternidad que consolide a la vez el Estado, los espacios públicos y las libertades civiles. Fuerzas de seguridad democráticas, libertades cívicas comprometidas con la comunidad.

En los últimos días han cambiado, como digo, las cosas. Desde mi ventana veo a mujeres y hombres jóvenes con niños, cochecitos y bicicletas. No estoy en edad de sustituir mi cabra doméstica por una bicicleta de verdad, pero hay momentos, sobre todo si la música se pone sentimental, en los que me cambiaría por el padre joven que baja con sus hijos a la plaza para enseñarle a montar en bicicleta. Cogería a esa niña en brazos y la besaría después de la caída. Yo no estoy muy dotado para escribir himnos, pero la palabra patria, mi patria de cada día, me suena en los labios como las llaves de mi casa en el bolsillo de la chaqueta. Y me siento unido al futuro de mis hijos, y de mis padres, y a toda la gente que se levanta por las mañanas para trabajar y ganarse la vida.

¿Qué significa hoy la palabra pueblo? La literatura es una forma de ficción que te lleva a habitar lugares de carne y hueso, un relato que educa en la imaginación moral necesaria para entender el dolor ajeno. Quizá por eso utilizo ahora la palabra pueblo para distinguir entre las realidades virtuales creadas con las mentiras de la manipulación y la gente de carne y hueso que trabaja para ganarse la vida, sufre, se enamora, se alimenta de ilusiones, de miedos, tiene hijos y baja con ellos a la plaza para enseñarles a montar en bicicleta.

Mi ventana tiene más que ver con un poema social que con los bulos y las crispaciones calculadas de las redes sociales y de algunos medios de información que han perdido el decoro y se dedican a infoxicar. Digo pueblo y siento la vida real de la gente y deseo que venza la verdad sobre la mentira, la libertad y la igualdad sobre el autoritarismo y los monopolios. Digo patria de cada día y, de pronto, estalla una ovación junto a mi bicicleta. No es porque estos pensamientos míos sea muy brillantes, sino porque en el teléfono móvil termina El Canto del triunfo de Johannes Brahams y el público, a la altura de Jerez, aplaude entusiasmado al director, al barítono solista, al coro y a la orquesta. Se pueden conseguir muchas cosas cuando nos unimos.

Más contenidos sobre este tema




49 Comentarios
  • Rufino GR Rufino GR 10/05/20 08:35

    Totalmente de acuerdo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 04/05/20 21:18

    "La historia de la ciencia, Como la de todas las ideas humanas, es una historia de sueños irresponsables". -De obstinaciones y errores, -Sin embargo la ciencia es una de las pocas actividades humanas -Quizà la única en la cual los errores, son criticados sistemáticamente y, a menudo con el tiempo corregidos". Karl PPoper- dixit"...Saludos Cordiales.. El DIablo Cojuelo-dixit (21,17 h, p/m.)

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Nuñez Nuñez 04/05/20 20:20

    En mi ventana también hay esperanza y amor, lo que no dejo entrar es el miedo, el odio y la mentira. Maravilloso como siempre Luis!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jagoba jagoba 04/05/20 13:01

    Egunon
    Recoger aquí,un desajuste en la extrema ultraderecha.
    Equivocan el concepto de la patria, o la patria de cada día, con el de una patria cada día.

    En el 2017 era una patria de ¡¡A por ellos!! Que las fuerzas armadas en general, fueran a por los catalanes, hermanos, vistos como un virus al que había que exterminar.

    Y ahora contra un virus, el Covid 19, que nos masacra a todos,al que hay que exterminar, se acobardan, se esconden tras sus cámaras de tv amigas, para dar noticias falsas y crear bulos que infoxican a la opinión pública.

    Nuestros adversarios de la extrema ultraderecha, tienen cada día una patria. Hoy toca la patria de los bunquers, de los chalets con piscina, desde donde disparar al gobierno, sin ayudar a resolver el problema.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Isa. Isa. 03/05/20 18:38

    Hoy el sol fue la patria de mi ventana.
    La espera, en confianza; mi esperanza
    La compasión; un árbol

    Un árbol nunca se va a inclinar para levantar a otro árbol que se se cayó. Un árbol estará en pie, recordàndose a sì mismo quién es. Por sus raìces, ramas y hojas, entregará la energía para que otro, pueda renacer. Compasión no es dar al otro. Es recordarle al otro, lo que es capaz de darse a sì mismo.

    Un día más, real como el árbol como el sol, la ventana y la vida.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    2

    13

    • jagoba jagoba 08/05/20 10:08

      ¿Dos negativos?
      Que rarito!!
      Serán odios personales por viejas rencillas.
      Por este escrito es imposible.
      Que tengas un buen día Isa.
      Un placer leer estos comentarios.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • SirDrake SirDrake 03/05/20 23:29

      Ole ole y ole, entre el Maestro , un poeta grande, y tú apreciada Isa, me habéis puesto la sensibilidad a punto nieve, y la lágrima como queriendo.... aunque he podido evitarlo.
      Gracias, siempre un placer contar con tu empatia y generosidad

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      6

      • Isa. Isa. 04/05/20 14:00

        Oh. Qué agradable y empàtico regalo recibido!!

        Gracias al Maestro Luis que es un surtidor de inspiración de la vida, pero.. muchas Gracias a tì, SirDrake, por tus palabras tan generosamente dedicadas y emotivas..!

        SirDrake: Le mando Un abrazo fuerte, desde Coruña y Maria Pita.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 03/05/20 20:51

      "Un día más, real como el árbol como el sol, la ventana y la vida."

      Agárrate a lo que eres capaz de darte a tí misma, amiga.

      Lástima, dos capaces de marcar 'negativo' tu comentario. Lo peor es que 'se extrañen' de que deseemos correr... lejos de ellos. ¡Que ganao!




      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      4

      7

      • Isa. Isa. 03/05/20 23:20

        Gracias, amiga. Un abrazote.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        3

  • currante currante 03/05/20 16:45

    Gracias una vez mas , por ilustrarnos nuevamente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Andrew Andrew 03/05/20 15:19

    Un placer leerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Arkiloco Arkiloco 03/05/20 14:48

    Desde que apareció en las páginas de El País, no me pierdo ni un domingo las columnas de Mariam Martínez Bascuñan. Es uno de los placeres del domingo, nunca me decepciona y siempre me sorprendo por la gran complicidad que siento con todo lo que cuenta esta mujer, como lo dice y como analiza la realidad. Hoy escribe sobre como se utiliza lo de lo "politicamente correcto" para estigmatizar y que tanto usa la extrema derecha. También se utiliza "progre" para denigrar y como paradigma de persona a ridiculizar. Lo último que se lleva y va apareciendo en ese espacio ultra o de personas que, simplemente, quieren epatar y nombrarse disidentes de la nada, es denigrar o ridiculizar los aplausos en los que nos hemos reunido personas muy diferentes. Los aplausos formarían parte del espacio de lo "politicamente correcto" y a los que hay que enfrentar brazos cruzados o cacerolas. Otros, Bidebi mismo, se cuentan unas historias napoleonicas y terribles en desprecios para tratar de ponerse por encima de nuestra candidez y miradas bobaliconas. Abren esas ventanas tras las que se encierran con pensamientos sus pensamientos sórdidos y estrafalarios y lo único que se les ocurre es decir que...hay que cerrarlas. Prefieren el encierro, sus tinieblas y el olor a ajo y naftalina que le dan sentido a su paisaje lugubre, ordenado y de falso escéptico. Lean a Luis, disfruten con Bascuñan y eviten la amargura de estos personajes que prefieren vivir con las ventanas bien cerradas. La luz les confunde y aplausos que se escuchan en las calles les irritan. La vida vista tras el polvo de sus cortinas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    7

    13

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/05/20 15:31

      En todo caso, ilusionarse es mâs bien positivo independientemente del resultado. Acabo de mirar el wiki de la Mariam Ma-Basuñan y veo que su supervisor doctoral fue el desaparecido Rafael del Aguila. Oi por primera vez de este ultimo por un comentarista en infoLibre. A ver cuando leo algo de él.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

  • bidebi bidebi 03/05/20 13:23

    Que potito resulta esto de la estática, la música de fondo y la ventana abierta viendo pueblo. Así cualquiera ve pueblo. Hasta un virus nos puede traer cosas buenas como sentir pueblo desde la ventana abierta a la primavera viendo crecer las flores. Que pena que entre ese pueblo de la ventana también haya h.p.. Mejor no pensarlo porque se desvanece la poesía.
    Por ejemplo, ayer era Dos de Mayo en Madrid. Las fuerzas napoleónicas que reprimieron a las fuerzas populares de Madrid, ¿eran también pueblo?. O solamente eran pueblo las de Madrid?. Los soldados franceses también eran pueblo, evidentemente. Y el “pueblo” de Madrid llamó a la rebelión armada por toda España, que se consideró justa y necesaria por los patriotas españoles. Se justificó por los que llevaban apellido como pueblo, el español.
    Por lo tanto, parece que lo más importante no es el “pueblo” si no el apellido. Pueblo español, en este caso. Que es lo mismo que decir patria, patria española en este caso.
    O sea, un jaleo. Porque las denominaciones genéricas dicen poco, salvo cuando nos ponemos poetas, y como si necesitáramos apellidos para todo. Porque los gitanos también son pueblo, pero los despreciamos. Y los negros, y los mendigos, y los gay.
    Y los independentistas catalanes también son pueblo pero son odiados por mucho pueblo español, como algunos odiaban a los franceses. Y los nazis también eran pueblo haciendo barbaridades. Y los carlistas y requetés del 36, ¿no eran pueblo?. Y los que votan al pp o a Vox también son pueblo pero yo no les reconozco como hermanos. Y seguro que muchos de estos aplauden a las ocho haciendo pornografía porque votaron para empobrecer la sanidad. Por lo tanto, como digo, un jaleo, jaleo. Mejor cerramos la ventana y seguimos pensando.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    7

    6

    • Gusalo Gusalo 03/05/20 22:51

      Seguro, Bidebi, que muchos de los que aplauden (y de los que no aplauden y de los que desprecian a los que aplauden) votaron a quienes ….  Lo que no me queda claro es quién hace pornografía –imagino escandalizado lo que podría ser la postura del aplauso pornográfico– a las ocho: ¿Todos los que aplauden o muchos de los que aplauden? En este caso habría que –aunque sea aproximadamente– decir cuántos. Es que si no, queda muy genérico, y, como tú mismo dices, “las denominaciones genéricas dicen poco”. 
      Y hablando de generalizaciones, cuando dices que “despreciamos a los gitanos, a los negros y a los gays”, ¿estás hablando por ti o estás generalizando? 

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

    • Hammurabi Hammurabi 03/05/20 15:22

      Hay razones de otro signo a las que conviene agarrarse. Si vamos a cerrar la ventana, dejemos aunque sea un resquicio, por nuestra propia salud, y porque nunca hay que perder la esperanza. Siempre nos quedará Portugal.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      6

      • bidebi bidebi 03/05/20 16:18

        Supongo que habrás entendido que me refiero a cerrar la ventana del idealismo para pensar y abrir la ventana de la realidad. Te acuerdas de “abre la muralla, cierra la muralla”. Para mí “pueblo” es esto, solidaridad, lo demás chorradas.
        https://www.publico.es/sociedad/gran-funcion-unico-teatro-abierto-centralizar-ayuda-vecinal-repartir-comida-500-familias.html
        Pero me quedo en tu última frase “siempre nos quedará Portugal”. Las cosas han cambiado tanto, España está tan así, que en vez de París ahora acudimos a Portugal.
        Una Portugal que los españoles siempre han mirado por encima del hombro, que han considerado inferior, y que sin embargo nos viene dando lecciones desde hace mucho tiempo.
        Una España en la que el bichito ha conseguido tapar otras dos vergüenzas de país mafioso. La principal periodista de España (creo que por sus audiencias) integrante de la mafia de las cloacas policiales del estado. El Borbón reinante durante cuarenta años se coge un maletín, lo llena con 1,6 millones de un sultán, y se presenta en Suiza para depositarlo en su cuenta bancaria oculta mientras era jefe del estado. En Europa en primera página, en España en tercera. Es para vomitar y cerrar ventanas.
        Por todo ello digo que es “gracioso” que España se acuerde ahora de Portugal.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        4

        10

        • bidebi bidebi 03/05/20 16:33

          https://www.publico.es/politica/cloacas-interior-ana-rosa-aconsejo-villarejo-imputado-detencion.html

          https://www.publico.es/politica/rey-juan-carlos-entrego-suiza-1-7-millones-procedian-del-sultan-bahrein-jefe-del.html

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          6

    • jagoba jagoba 03/05/20 14:38

      Y yo que pensaba que tenía el día sombrío.
      Los biorritmos funcionan a su "puñeterogusto".
      Un saludo Bidebi y cuídate

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      4

      • bidebi bidebi 03/05/20 16:23

        Pues para nada tengo el día sombrío JAGOBA. Hace un día espléndido para disfrutarlo.
        Todos estamos afectados y acojonados por lo que sucede. Alegría porque solo ha habido 164 muertos en 24 horas da que pensar en la tragedia en la que estamos.
        Vienen tiempos muy difíciles que, evidentemente, van a pagar los peor situados.
        Si terminamos el año con una deuda del 125-130% sobre el PIB y un 25% de parados, parece lógico que España necesite un nuevo rescate y eso va a conllevar tremendos recortes que serán exigidos por los acreedores.
        Porque evidentemente la banca no va a devolver los miles de millones que se le prestó ni las grandes fortunas van a admitir un impuesto especial. El turismo cae y las ventas de coches caen, los dos motores de la economía española. España no tiene capacidad de producción para asumir semejante deuda.
        Por lo demás, bien y optimista. Cuídate también tú.


        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        6

        • jagoba jagoba 04/05/20 11:23

          Muy buenos enlaces Bidebi. Sobre todo el de Ana Rosa.
          Quizas no te entendí bien.
          Este comentario me queda muy claro.
          Un saludo y cuídate.
          Me he saltado el viaje de Semana Santa a Donosti, y tengo monazo.
          Quien pudiera pasear por el Paseo, Puerto , Peine...

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • Arkiloco Arkiloco 03/05/20 14:11

      Cierra, cierra, no sea que con la luz y el aire te de algún espasmo. Y sigue pensando. El alboroto está en tu cabeza y ya lo dijo el poeta: "si no puede hacer nada por su cabeza, al menos arréglese la gorra". Para el caso, boina o txapela.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      10

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/05/20 12:37

    Almorzando acabo de descubrir el cd La hora lobicân de Patxi Andiôn, qué bueno!...

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3



Lo más...
 
Opinión