X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

La primavera en Madrid y sus aguafiestas

Publicada el 06/05/2020 a las 06:00 Actualizada el 06/05/2020 a las 08:47

En el anochecer del pasado 2 de mayo tuve una modesta epifanía. Salí a estirar las piernas por primera vez en más de cuarenta días y me topé con una muchedumbre que hacía lo mismo en las calles de mi barrio madrileño. Esa no fue la sorpresa, por supuesto; ya me esperaba algo semejante. La sorpresa, grata sorpresa, fue el aura de gozo sereno que emanaba de la multitud. La gente estaba disfrutando con la primaria libertad del paseo y se le notaba en la sonrisa que bailaba en sus rostros.

No había abiertos otros comercios que alguna farmacia o tienda de alimentación, así que aquel gentío no podía gastar su tiempo y su dinero comprando cosas de discutible necesidad. La circulación automovilística era escasa y aquellos que caminaban, corrían, iban en patinete o pedaleaban se adueñaban no solo de las aceras, sino también de las calzadas. Tenían entre catorce y setenta años de edad, llevaban ropas veraniegas, muchos iban con mascarillas y casi todos intentaban mantener la distancia de seguridad que exige la lucha contra la peste.

“Aunque muera el verano y tenga prisa el invierno, la primavera sabe que la espero en Madrid”, dice una estrofa de Yo me bajo en Atocha, la canción de Joaquín Sabina y Pancho Varona que el segundo y algunos de sus amigos han recreado en un video durante este confinamiento. Pues sí, en el crepúsculo del pasado sábado, los madrileños abrazamos la primavera. Hubo un momento en que se encendieron las farolas cuando aún no se había apagado del todo la luz del cielo, y fue un momento mágico. Las copas de los árboles lucían verdes, brillantes y asilvestradas, y, pese a la multitud que ocupaba las calles, el silencio era tan insólito que podía escucharse el jolgorio de los pájaros al despedir la jornada. Tuve la sensación de estar recorriendo la Calle Mayor de una capital de provincias de hace medio siglo, y eso me gustó.

El Madrid de Yo me bajo en Atocha había resistido y sus calles comenzaban a resucitar. Pensé que, pese a su con frecuencia lamentables autoridades, Madrid es una ciudad de gente tan indestructible como generosa, gente que no merecería ser discriminada este verano en ningún lugar de Iberia porque ella jamás le pregunta a ningún recién llegado al Foro de dónde es y qué viene a hacer, jamás le exige pruebas de limpieza de sangre. Imaginé un Madrid con menos coches y aceras más anchas que hubieran aprendido la terrible lección del coronavirus, una ciudad donde la gente fuera feliz con el disfrute de placeres epicúreos como la amistad y el paseo, un Madrid que suscribiera un nuevo contrato social donde la fortaleza de la sanidad pública y la mayor justicia social sustituyeran a la codicia y la inhumanidad de unos cuantos.

Pero el lunes 4 de mayo, la politiquería y el partidismo, tan tristemente propios de España, ya me habían despertado de tales ensoñaciones. Aún circulaba el virus, aún seguíamos confinados, y ya volvían a arreciar las puñaladas de los extremistas en la espalda del Gobierno. Siempre aguafiestas, la ultraderecha de Vox y el PP, que se había pasado las semanas anteriores difundiendo bulos e incrementando así el miedo y la angustia de la gente, quería poner un prematuro punto final a la lucha contra el coronavirus para lanzarse a tumba abierta a lo único que les interesa: conquistar el poder político que por dos veces le negaron las urnas en 2019. Por su parte, los bobos de Esquerra Republicana de Cataluña, que no tienen el menor sentido ni de la oportunidad ni de la correlación de fuerzas, le hacían el juego a los ultras.

Me temo que no habrá un pacto para reconstruir España tras el vendaval del coronavirus. Ni tan siquiera habrá una mesa donde puedan debatirse con serenidad propuestas como las que me vinieron a la cabeza en mi paseo del sábado. El espíritu pendenciero, la pulsión cainita, la sed totalitaria de poder son el tuétano del eterno golpismo nacional. No tienen remedio, está en su naturaleza.

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Irenepaz Irenepaz 06/05/20 18:48

    Todavía planea el espíritu de Fraga Iribarne, reclamando "la calle es mi"

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

  • Argaru Argaru 06/05/20 15:52

    "El espíritu pendenciero, la pulsión caínita, la sed totalitaria de poder son el tuétano del eterno golpismo nacional", esta frase suya, define, a la perfección, lo que es una derecha que necesita urgentemente una refundación. No sólo porque es la más corrupta de Europa, sino porque hace falta una derecha moderna y responsable, que se enfrente a sus homólogos europeos, que parecen no estar por la labor de que todos los ciudadanos europeos salgamos de esta crisis unidos y en iguales condiciones. La lucha en Bruselas va a ser muy dura y se necesita que todos remen en el mismo sentido, porque si no, "el barco europeo" se hunde con toda la tripulación. Existe un paralelismo entre los refundadores de la derecha y los fundadores de Roma. Romulo (Casado) y Remo (Abascal) fueron "amamantados" por la misma "loba", (Esperanza Aguirre, con la vigilancia atenta del gran lobo gris Aznar) y todo el mundo sabe cómo acabó aquello: sólo podía quedar uno. El problema de Casado es que piensa como Abascal, pero con las manos atadas para llevar acabo el pensamiento común. De momento, el fascismo ordinario sigue en la recámara de la "pistola" de la derecha. No obstante, el Partido Popular necesita desembarazarse de Vox, si quiere subsistir. En el mismo espectro de la derecha, parece que la travesía por el desierto de Ciudadanos le ha venido bien al ex-partido de Rivera y esperemos que no sea sólo un "espejismo", nunca mejor dicho. Arrimadas tiene ahora una oportunidad de oro de reconducir el partido y alejar sus posiciones de las de los "orcos" de la ultraderecha. El caso de Ezquerra es el caso del "nuevo rico", que se ha hecho millonario de la noche a la mañana por la muerte de un pariente lejano y no sabe en qué gastarse su capital. El ingente y colosal trabajo, que ha hecho Mariano Rajoy y sus "tontosdelculo" de colaboradores, es impagable, adelantando, en muy poco tiempo, muchísimos decenios de adoctrinamiento en favor de las tesis independentistas y si a esto unimos a los "corruptos del 3 %" que se pasaron a ese bando, cuando se descubrió el pastel, es normal que los socios de Oriol Junqueras, estén un poco o, bastante, despistados. En fin, crucemos los dedos, por sí las moscas.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • HEREJE HEREJE 06/05/20 13:23

    Suerte tienes, Javier, porque en mi barrio han florecido las banderitas de los c.... en todos los balcones, los himnos nacionales, las canciones militares, el "Libre" de Nino Bravo y hasta folklóricas patrioteras. Mi visión de esta parte de Madrid (Chamartín) es de un reducto de patriotas de hojalata que braman contra los impuestos y votan a Ayuso, mujer admirable.

    ¡Ah, y nunca faltan las caceroladas ni los crespones de los c....!

    Creo que esta ciudad tiene mal arreglo. Demasiado facha y demasiado analfabeto asimilado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    21

    • Aserejé Aserejé 06/05/20 20:27

      Hola Hereje.en los comentarios q le has hecho a Atea te he dado la bienvenida de nuevo. Deseo q te recuperes del todo. Mucha Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Andrew Andrew 06/05/20 12:49

    Y esa Esquerra , a que aspira, solo encuentra solución en cuanto peor mejor? Que diferencia hay de VOX.
    Cestero haga cestas con estos mimbres.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • GRINGO GRINGO 06/05/20 11:12

    Me quedo con que, quizás debiéramos programar 1 mes de "confinamiento" al año, para recuperar el equilibrio con la naturaleza y de paso recuperar el aprecio por las pequeñas cosas.

    Sobre ERC, tampoco tengo claro su estrategia, difícil equilibrio querer ser indispensables en Madrid y líderes en Catalunya, obviando que votan con PP-VOX y otros, algo que alguna vez les ha pasado a todos y más habitual en todos los partidos de lo que se dice y repite en muchas ocasiones.

    Siempre es difícil acertar, en España es imposible, si prorrogas MAL si levantas MAL, siempre estará al acecho el Capitán Aposteriori, uno de los protagonistas de nuestra escena política,
    para nuestra desgracia, porque no aporta nada más que crispación.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    16

  • Vicente27 Vicente27 06/05/20 09:55

    Desengañémonos, mientras exista la derecha representada por PP y VOX, sustentada claro está por millones de españoles. el Madrid y en definitiva la España descrita por el paseo vespertino de Javier Valenzuela no es más que una hermosa utopía. Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    14

  • Macrons Macrons 06/05/20 09:05

    No puedo estar más de acuerdo con su artículo.

    La derecha española es la única que dentro de la unión europea, pretende aprovechar una crisis sanitaria, social y económica de magnitud desconocida desde la Segunda Guerra Mundial, no solo para no cooperar, sino para derribar el Gobierno.

    No podría Casado adoptar una postura tan cainita, sin no contara con un apoyo -tan indecente como masivo- de los medios de comunicación, en manos de las élites económicas que lo controlan todo.

    El nivel de falta de realidad y codicia es tal, que estando pasando la población situaciones tan dramáticas, pretenden aprovechar la crisis para acrecentar sus negocios.

    Así, en Madrid, donde vienen gobernando desde 1995 y con sus recortes dejaron la Sanidad en estado muy precario, pretenden ahora liberalizar aún más la ley del suelo, lo que conduciría -como la experiencia ya ha demostrado- a una nueva burbuja del ladrillo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    15

  • Canija Canija 06/05/20 07:54

    Me ha gustado como siempre tu artículo aunque me pareces blando con el calificativo de bobos a los de ezquerra, yo utilizaría uno más contundente. Ellos son más nacionalistas que de izquierda aunque ,yo no entienda que esos términos puedan ir juntos, y en este caso les puede más su nacionalismo

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    11

  • CHM CHM 06/05/20 00:58

    Cierto Javier que una parte de Madrid es parecida a la que idealizas, pero no es la mayoría y la realidad es que llevan gobernando 25 años los "malos".

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    19

  • Atea Atea 06/05/20 00:05

    Muy bonito Javier pero a mí me ha parecido un pelín de exceso de THC. Esas y esos madrileños tan generosos y con carita sonriente, prefieren mayoritariamente a los aguafiestas y no tienen el más mínimo interés en que se llegue a ningún pacto para reconstruir absolutamente nada. Mientras tú ibas mirando florecitas, ellos iban maldiciendo a Pedro Sánchez y rezando a fray Leopoldo por la muerte del coletas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    7

    21

    • chro chro 06/05/20 10:50

      Siempre tan nefasto querido, será efecto colateral emético del cannabis? Toma la pastillita que te calme.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 8 Respuestas

      10

      3

      • Atea Atea 06/05/20 12:05

        Tachannnnn!. Del tonto de la estampita pasamos al tonto de la pastillita y ya es mala suerte con 10 mil socios que me toque a mí una y otra vez este tontolaba que no sale del bucle. Ve a jugar con la pelotita anda y déjame en paz.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 7 Respuestas

        4

        13

        • chro chro 06/05/20 19:48

          Qué bien, nos encontramos al gallardo hombretón meapilas hereje y a la cultita atea formando el dúo dinámico del cretácico, cuando no se sabía para qué sirve el cerebro. Lo tuyo no es reparable borriquito como tú tururu, pero dime ¿has vuelto a ver al león de la jungla acechando al corderito? Anda estudia querido tontuela a ver si en la próxima vida vienes con más cultura básica. Amén.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          4

          1

          • Atea Atea 06/05/20 20:39

            Qué dices de corderitos? El coooorderitooo no sabíaaaa dar brinquitoooossss era gordo y muy tontitoooo. Jajajaj.Tú lo que estás es como una cabra. Era cervatillo que no te enteras ni de la media. Con la de comentaristas que hay con los que se puede discutir con algo de interés, me tiene que tocar a mí este medio crudo. Ay qué cruz Maricruz.

            Responder

            Denunciar comentario

            4

            4

        • HEREJE HEREJE 06/05/20 13:12

          Es la Ley de Murphy, Atea. Te tocó el tontito.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 4 Respuestas

          5

          6

          • Atea Atea 06/05/20 15:16

            Una alegría volver a verte por este manicomio Hereje, ya ves que el nivel no decae, este se habrá instalado un sistema de rastreo y ni mu puedo decir sin que salte con alguna chorrada. La madre que parió al Murphy ese.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            7

            7

            • HEREJE HEREJE 06/05/20 15:27

              Gracias por la bienvenida, Atea. El virus no ha podido conmigo, aunque esta vez estuvo cerca y pensé que había que cerrar la persiana, pero los herejes somos una raza fuerte y ya estoy en "casi" plena forma para darles caña a meapilas, fachas y machistas.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              4

              8

              • Hammurabi Hammurabi 07/05/20 03:51

                Se te ve co más bríos, me alegro.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                2

              • Aserejé Aserejé 06/05/20 20:24

                Bienvenido Hereje. Se te echaba de menos. Siento que hayas estado enfermo, ha tenido que ser muy duro. Me alegro mucho de que estés casi, casi recuperado. Cuídate que te necesitamos aquí.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                2



Lo más...
 
Opinión