x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Telepolítica

Las elecciones perjudican a la democracia

Publicada el 10/07/2020 a las 06:00

Antes de que nadie se altere, parece obligado explicar que el título de la columna tiene una manifiesta intención irónica y bienhumorada. Qué duda cabe de que la democracia se fundamenta en la participación de los ciudadanos en la conformación de los gobiernos y, por tanto, en la definición de las políticas públicas que se deben llevar a cabo. Sin embargo, este modelo tiene algunas deficiencias derivadas del interés de los partidos políticos en conseguir el apoyo popular a toda costa.

Hace casi 50 años Umberto Eco pronunció una famosa conferencia titulada ¿El público perjudica a la televisión?. En aquella intervención, planteaba cómo el afán de las cadenas por conseguir la atención de los espectadores acababa por deteriorar el propio medio. Al final, quedaba en el aire una interesante reflexión. ¡Qué buena sería la tele si no se midiesen las audiencias! ¡Qué cómodo sería el trabajo de los creativos televisivos si nadie tuviera en cuenta la opinión de los espectadores! A la vista de cuáles son los programas más vistos, sobrevuela la duda de si el gusto mayoritario de la gente es lo que empobrece los contenidos. Se forma un endiablado círculo vicioso: los programas son malos porque son los que le gustan a la gente, y a la gente le gustan porque son los que hay.

El show político

Si aplicamos este mismo razonamiento al mundo de la política, podríamos llegar a conclusiones similares. Los partidos políticos son organizaciones cuyo objetivo existencial es el de ganar las elecciones y gobernar. Son organizaciones complejas, muy piramidales y que no tienen otro sentido que el de llegar al poder. Las formaciones políticas viven obsesionadas con las encuestas, los estudios de estrategia electoral y los análisis de sus expectativas en cada momento. En base a esos datos, van modelando sus discursos, sus programas y sus iniciativas. Todo se acelera y se complica cuando se acercan las elecciones.

Los líderes políticos son más previsibles de lo que puede parecer. Hablamos de organizaciones donde no suele existir la improvisación y donde cada movimiento es estudiado antes de llevarlo adelante. Por eso, en realidad, la política es hoy en día por encima de todo una representación pública, un espectáculo. Este concepto es el que da sentido a la eclosión de los populismos, que son lo más parecido que pueda existir a la televisión basura. La relación de los líderes populistas con sus votantes es la misma que la que tienen los peores shows televisivos con sus teleadictos.

Las estrategias en Euskadi y Galicia

Cuando llegan las campañas electorales, la tensión crece y también suele aparecer la sobreactuación. Este próximo domingo hay elecciones previstas en Galicia y Euskadi. En mitad de todo el shock social que ha supuesto el impacto del coronavirus hemos vivido una campaña atípica. Casi todo lo que hemos visto estos últimos días es el resultado de las necesidades urgentes de cada formación.

Feijóo quería una campaña rápida y tranquila, con la menor presencia del PP posible. Las siglas del partido no han aparecido por ningún lado, como tampoco lo han hecho sus portavoces más ruidosos. La línea blanda que el presidente gallego promueve concilia poco con Álvarez de Toledo y compañía. Algo parecido ocurre en Euskadi, donde el PNV va a obtener un magnífico resultado si no pasa nada extraordinario. A veces, como ha ocurrido en esta doble campaña, la estrategia del partido favorito consiste en que no pase absolutamente nada para que no se altere la rutina prevista.

Los socialistas parece que mejorarán sus posiciones impulsados por la marca nacional. Posiblemente, les hubiera venido mejor una campaña más viva, pero las circunstancias que rodean esta convocatoria no parecen animar a una intensa movilización colectiva. Se esperan elevados niveles de abstención y se extiende un cierto desinterés general por los comicios. Entre el calor, el miedo al contagio y la previsibilidad de los resultados pueden alcanzarse récords de participación a la baja.

La poca fortaleza en ambos territorios de Vox y de Ciudadanos les ha dejado a ambos partidos sin mucho discurso que incorporar. Vox tiene su propia agenda centrada en las zonas donde alcanzan mejor penetración. Desde Ciudadanos, esperarán a tener un papel de mayor peso en próximas convocatorias. Ahora mismo, su escenario preferido es el Congreso de los Diputados, donde sus diez escaños se han convertido en un trascendental fiel de la balanza que puede inclinar de un lado u otro las votaciones de mayor trascendencia en clave estatal. La reaparición de Inés Arrimadas tras el verano será a buen seguro uno de los hitos de la próxima temporada teatral.

Al final, la coyuntura ha vuelto a colocar a Unidas Podemos en el centro de la atención mediática. Las encuestas parecían no ir muy bien y Pablo Iglesias y los suyos, que arrastran la fama de saber jugar las cartas electorales, han decidido apostar fuerte y con evidentes riesgos. Han decidido reactivar la tensión frente a una parte de la prensa y recuperar su denuncia de las cloacas del Estado, a sabiendas de que generaría una batalla siempre deseada por la derecha política y mediática. El domingo veremos la eficacia del plan desarrollado.

A partir del lunes, muchas de las actitudes mostradas estos días desaparecerán y otras se implementarán. Las elecciones habrán pasado y los partidos volverán a recuperar cierta normalización. Ya no será tan necesario intentar llegar como sea hasta el último espectador ni animar su movilización de cara a las urnas. Posiblemente, encontraremos unas estrategias más reales y menos sobreactuadas. Se acercarán más a sus auténticas intenciones. Sin elecciones de por medio, la vida democrática suele ser más sincera.

 

Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • Juan Raul Juan Raul 11/07/20 11:36

    José Miguel soy admirador tuyo y eres de los pocos periodistas rescata bles de la sexta entiendo que tengas que ponerte del lado de los intereses de Ferreras y cia en defender lo indefendible de Vallés se han interpretado mal las palabras de Iglesias al único que dijo realmente lo que quiso decir Iglesias fue Carlos Cúe y algo de Jesus Cintora los demás que trabajan en (Atresmedia) se han dejado llevar por los intereses por eso Contreras te pido como admirador tuyo que no te aplegues a estos que quieren desestabilizar a este gobierno como por ejemplo(Vicente Vallés)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Tomashtb52 Tomashtb52 10/07/20 22:16

    Estas seguro que ha sido Podemos quien ha creado la polémica?
    Yo no estoy tan informado como Vd. pero creo que fue el Juez García Castellón quién empezó sacando el tema del móvil robado... que ha desencadenado todo esto de las cloacas de la policía del PP...que, a su vez provocó la defensa de Podemos y posteriormente la interpretación de la prensa afín al régimen, con la falsa acusación de un presunto ataque a la libertad de prensa y una torticera interpretación de las declaraciones de Pablo Iglesias que ha bajado cuando muchos lo hemos comprobado. Nunca dijo que justificara los insultos.
    Así que Podemos provoque la polémica por las elecciones, creo, con el debido respeto de su infinita objetividad, que o no lo ha pensado...o miente.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • Petín 1 Petín 1 10/07/20 18:05

    Estos son mis principios políticos, si no le gustan tengo otros.

    Somos mutantes en todo, hay principios con finales muy rápidos, según mutan las circunstancias mutamos nuestras decisiones.

    La rigidez de los principios hace inmovilista a la gente.

    En tiempo de elecciones la publicidad, la verdadera y la engañosa, de los casos y asuntos hacen que varíen de criterio mucha gente, los partidos y los periodistas trabajan para llevarse al votante a su candidatura sin importarles si lo que dicen está dentro de su programa y de sus actos o no.

    Feijóo no quería que participase el PP en su campaña, sabe que la mayor parte de las muertes ocasionadas por el Covid-19 han sido debidas a la política de recortes, tanto en Sanidad como en I+D+i, que ejecutó su partido, así que lo que quiere es que pase cuanto antes y sin mucha publicidad.

    La marquesa franco-argentina-española la tienen con el bozal puesto, porque en buena situación está la aristocracia y la monarquía, como para aguantar sus despóticas declaraciones.

    Las Comunidades Autónomas han sido muy críticas con el Gobierno Central por el estado de alarma y ahora que les han dado la responsabilidad no saben que hacer para paliar los rebrotes.

    Sí, hay que callarse y hacer como si no hubiese pasado nada.

    El lunes volverá a normalizarse la vida

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • GRINGO GRINGO 10/07/20 14:46

    "Las elecciones perjudican a la democracia", aunque el articulista se apresura en aclarar que es una broma, una ironía, no le falta razón.

    Cuando se suceden las Elecciones, expresión máxima de la democracia, y compruebas una vez más que hay una mayoría de ciudadanos que siguen escogiendo el "aceite de colza desnaturalizado, en sus distintas marcas, en vez de Oliva Virgen Extra", es para mear y no echar gota, "ésto es la democracia".....?????, pues apaga y vámonos.

    Son culpables los ciudadanos, quizás sí quizás no, si tuvieran información, si nuestros medios de comunicación se encargaran de informarles desde la libertad de opciones y no desde los intereses que esos mismos medios defienden, si los ciudadanos fueran más co-responsables y se preocuparan de exigir el cumplimiento de los programas que han votado y a los que han votado, sí,sí,sí,sí.....muchos síes, demasiados.

    En lo que toca a las TV'S, de la misma manera que nuestros alimentos están cada día más controlados y se prohíben sustancias nocivas para nuestra salud, las TV's deberían estar limitadas en sus contenidos y ser obligadas a programar espacios de divulgación e información de interés cívico y social.

    Hay que aprovechar las coyunturas, y de la misma manera que según Contreras, Unidas Podemos aprovecha la oportunidad del caso DINA, que el PSOE y Pedro Sanchez aprovechen el lamentable espectáculo de la Casa Real, para hacer lo mismo, a ver si de una vez aprueban la comisión de investigación del "Demérito" y lo vemos pronto como a Rodrigo Rato, entrando en el coche de la policía.

    Todo forma parte del espectáculo, y al final, tanto para los partidos políticos como para las empresas de distribución, el cliente el votante, no es el fin es el medio, sólo se valen de él para conseguir sus objetivos, y muy pocas veces, por no decir NUNCA, coinciden ambos intereses.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    3

  • MASanmartin MASanmartin 10/07/20 13:52

    La palabra clave, ESPECTÁCULO.
    En este confinamiento ha caído en mis manos un librito (el diminutivo lo aplico por su tamaño, 62 páginas) tremendo: "Comentarios sobre la sociedad del espectáculo" de Guy Debord.
    Libro imprescindible donde los haya.
    Os lo recomiendo.
    Aunque está escrito en 1984 habla de la realidad actual.
    Todo se ha convertido en un puto espectáculo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ayla* Ayla* 10/07/20 12:00

    Joder con el poder que tiene Podemos y en concreto Pablo Iglesias, justo antes de las elecciones consigue que un juez, sin acusación por medio, abra una pieza aparte con el caso Dina, para aprovecharse.
    Que no ha formado parte del argumentario de otros partidos y que nunca sale un caso en periodo preelectoral, verdad?
    Venga ya.
    Puede que Podemos sobreactúe en algunas ocasiones con el tema, pero que tiene base, considero que es evidente.
    La televisión manipula, los resultados de las encuestas manipulan (depende del sesgo de las preguntas y de la muestra) y muchos llamados periodistas manipulan.
    Otros pueden dar su versión, con datos, con la que puedes estar o no de acuerdo, pero cada vez quedan menos.
    Me vas a decir que hasta que habló Echenique ningún político criticó a un periodista?, incluso los expulsaron de medios.
    Eso no implica que la sobreactuación y acusaciones desaforadas me parezca correcta, pero peor es ponerse la venda para sólo ver aberrante cuando lo hacen algunas personas y se justifique u oculte cuando lo hagan otras.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • Fernandos Fernandos 10/07/20 11:18

    Es una forma como otra cualquiera de escurrir el bulto, los medios, tiene la capacidad de conformar cualquier colectivo y llevarles por las lineas que le interesan a los poderes económicos que les pagan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Ambon Ambon 10/07/20 11:16

    Política espectáculo, prensa espectáculo, está claro que esto es un circo y a los ciudadanos nos reservan el papel de payasos, que dicen las verdades pero nadie les hace caso

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • MIglesias MIglesias 10/07/20 09:49

    Nuestros padrastros de la constitución tuvieron en sus manos dotar a España de una verdadera democracia, pero optaron por una partitocracia eliminando del anteproyecto cualquier forma de participación ciudadana que no fueran las urnas, unos referéndums a voluntad de los gobernantes o una iniciativa legislativa popular muy limitada y no vinculante.
    Mientras eso no se solucione, estamos en sus manos ni siquiera podemos exigir que se cumpla el programa electoral.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    11

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/07/20 07:49

    Bueno al exagerar o engañar sobre las cosas se desvela muchas cosas de uno mismo, es decir que mientiendo se dice cierta verdad.
    He oido que cuando hay una guerra los miembros de una tripulacion no soportan que su barco se quede parado inactivo en el puerto. Pues yo lo mismo con la democracia, no aguanto no tener elecciones al horizonte: a partir del proximo lunes voy a apasionarme por las proximas elecciones catalanas...

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4



Lo más...
 
Opinión