X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

El peligroso espectáculo del Poder Judicial

Publicada el 01/11/2020 a las 06:00

La dinámica de malestar y degradación democrática que hemos vivido en los últimos años tiene una de sus razones principales en la judicialización de la política. El espectáculo es amplio: acontecimientos muy llamativos que van desde el recurso constitucional al Estatuto que los catalanes habían votado en 2006 hasta la realidad última de un consejero de Justicia en la Comunidad de Madrid que se ha convertido en consejero de Salud y, casi, en presidente autonómico debido a las grietas abiertas entre las decisiones políticas y judiciales.

El respeto a la Justicia depende de que la Justicia sea respetable. No hay democracia que pueda sostener su dignidad y su razón de ser sin una justicia respetada y respetable. Por eso es tan grave el panorama polémico que domina y que aparece una y otra vez en la prensa sobre la falta de independencia de los jueces. El estribillo de que todos los políticos son iguales es una forma mentirosa de dañar la política. La discusión abierta sobre la independencia de los jueces es una manera perniciosa y mal planteada de discutir sobre la Justicia.

Creo que no debemos confundir la realidad cotidiana de la Justicia con los mecanismos de control del Poder Judicial. Como cualquier persona, quien se dedica a impartir justicia tiene su manera de pensar, sus ideas políticas y sus circunstancias. Los que creemos en el valor del Estado para organizar la convivencia no debemos permitir el descrédito de la política. Lo que sí resulta necesario es que la conciencia política no se convierta en sectarismo partidista a la hora de cumplir honestamente con una profesión. Pero, como digo, los jueces premiados por su partidismo tienen más que ver con el Poder Judicial que con lo que me permito llamar aquí la justicia de base.

Opino sobre la Justicia, claro, por la polémica sobre el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial, aunque también porque me han llamado la atención algunas sentencias y algunos nombramientos. Muy razonable y de admirar la sentencia firmada por los jueces Ramón Sáez (progresista) y Francisco Viera (conservador) en la Audiencia Nacional sobre Josep Lluís Trapero, el exmayor de los Mossos d'Esquadra. Extraño, sin embargo, el nombramiento para un puesto en el Tribunal Supremo de un juez que es conocido por sus votos particulares para evitar que un partido en el Gobierno y su presidente fuesen llamados a declarar.

El peligro no está en los jueces o en sus ideas políticas, sino en el sectarismo a la hora de utilizar los cauces para constituir el poder judicial. Cuando hablamos de independencia judicial y defendemos que los jueces elijan el Consejo General de su Poder, caemos en la trampa del gremialismo, una trampa mortal para cualquier profesión. Los tres poderes del Estado, Legislativo, Judicial y Ejecutivo, nacen de la soberanía popular. Por eso es antidemocrático separar estos poderes del Parlamento elegido por los ciudadanos. No podemos confundir la independencia judicial con dinámicas gremiales autoseparadas de la sociedad.

Si se utiliza bien, la fórmula actual, aunque mejorable, es una buena manera de elegir el Poder Judicial. El problema está en la utilización sectaria de los mecanismos por la cúpula de los partidos. Estamos viviendo hoy un caso extremo con el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial. El daño que se hace al crédito de la Justicia española es intolerable. Mejor no entrar en detalles ni hablar de las razones por las que no dimite un Presidente que lleva tanto tiempo caducado y fuera de lugar.

Cuando la política desborda sus espacios naturales y quiere apoderarse de las instituciones, la democracia se pone en peligro. Actuar para dirigir un Estado aunque se pierdan las elecciones implica separar a la vida institucional de la soberanía popular. Creo que les corresponde a los jueces protagonizar la protesta en nombre de su honestidad. Del mismo modo que corresponde a los periodistas defender la dignidad democrática del periodismo, se echa en falta que los jueces se opongan a los tristes espectáculos de este Poder Judicial. No se trata de hacer méritos para ser recompensados con un carguillo, sino de vestir la toga con el convencimiento de que la vocación judicial es indispensable en una sociedad democrática.

El profesor Juan Ramón Capella sugirió hace tiempo un modo imaginativo de elección. El Parlamento puede reunir y proponer una lista de 40 jueces para que después ellos mismos se voten por un sistema selectivo de bolas blancas y negras, decidiendo así el resultado final. Sería una buena opción. No parece tan buen camino el nombramiento del Consejo por la mayoría absoluta de los diputados. Pero será un camino legítimo si se considera el único modo de romper el bloqueo anticonstitucional del Poder Judicial.

Más contenidos sobre este tema




34 Comentarios
  • pobla pobla 03/11/20 13:23

    Muy acertado lo que dices,però todo seguirà igual,quietes mandar la derecha sea como sea.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • BARET BARET 02/11/20 10:25

    La Constitución no exige la mayoría parlamentaria de 3/5 para el nombramiento de todos los vocales del CGPJ. Hay 12 vocales jueces que se eligen de acuerdo a lo establecido por la Ley O. del Poder Judicial que con tanta mala intención, cambió el PP. Hay otra solución más rápida, que la dignidad de los propios vocales del CGOJ les exija dimitir. No creo que sea pedir demasiado de esos vocales que tanto insisten al Parlamento su renovación. Algo huele mal en este lío del VGPJ. ¿ O todo es mera apariencia política de jueces contaminados ideológicamente ?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • elcapitantan elcapitantan 03/11/20 13:19

      Si espera a la dignidad de los vocales para que dimitan, espere usted con suma paciencia. Estos truhanes han demostrado ampliamente que carecen de dignidad y les sobra chuleria.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Pernalonga Pernalonga 02/11/20 08:45

    Estupendo análisis y difíciles soluciones. Lo de las bolas blancas y negras parece que no va a poder ser. Se me ocurre otra solución. Que la finalización del mandato sea real y efectiva. Quede gobernada la institución por los funcionarios amanuense y sin NADIE capacitado para tomar decisiones. Y por supuesto, los Consejeros, encabezados por su presidente, a trabajar en sus juzgados, pero sin posibilidad de ostentar ningún cargo de relevancia ni representación, y mucho menos de designar a ningún magistrado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • elcapitantan elcapitantan 03/11/20 13:16

      Muy interesante. Me parece muy lógica y sensata su propuesta. Un cordial saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • losdel38 losdel38 01/11/20 20:33

    ... Y en Democracia al partido Democrata Cristiano No lo votaron ni Dios.....y se formó el partido PP por la Gracia de Dios y mas tarde se formó Vox tambien por la Gracia de Dios.

    El CGPJ lo forma y lo quita los Talibanes Obispo/curas...O sea el PPVOX. Al Sr. Juez Garzon lo quitaron la banda Obispo/curas.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • elcapitantan elcapitantan 01/11/20 18:36

    Y como escribí en otro articulo, al Consejo General del Poder Judicial, yo le rebajaria el nombre a Consejo Judicial porque quitar la palabra "Poder" importa mucho y ellos no son el Poder, el poder lo forman TODOS los jueces.
    Esos pavos reales se quedarian con la mitad de las plumas y su soberbia tambien se veria rebajada.
    Al mismo tiempo, con este nuevo nombre, se evitarian confusiones como el creer que el CGPJ es el que debe elegir a los jueces cuando son los ciudadanos, a traves del Parlamento los que deben hacerlo.
    Nada es gratuito y ese título tan potente da lugar a la falsa sensación de que pueden hablar de tú a tú e incluso reprender a un Gobierno elegido en las urnas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    25

  • elcapitantan elcapitantan 01/11/20 18:28

    Bien señor Garcia Montero, que en España existe un problema judicial lo ha expuesto usted con absoluta claridad.
    Aunque es algo que ya hace años venimos denunciando muchos lectores.
    Pero ¿cual es la solucion?.
    Porque lo de las bolas blancas y negras será, si así es votado en el Parlamento y si tras la segura impugnación del PPVOX ante el Constitucional, se consigue que llegue ese sistema a buen puerto. Algo que dudo conociendo el percal del T. Constitucional. Y mientras todo esto ocurre pueden pasar años.
    Y mientras tanto que se puede hacer? Mi propuesta es dejar sin dotacion presupuestaria al CGPJ (lo mismo que hizo M. Rajoy con la Ley de Memoria Historica) y vería qué pronto todas esas ratas de negro con puñetas huían de un barco sin oro en sus bodegas. Cero euros, sin embargo en los Presupuestos Generales se les ha aumentado la dotacion en varios millones. Que alguien me explique a qué juega el PSOE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    27

  • Dver Dver 01/11/20 14:16

    Para quién esté interesado en un análisis a fondo del asunto les aconsejo leer este mágnífico artículo publicado el 25/10/2010 en este mismo medio, infoLibre: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2020/10/25/credibilidad_reforma_del_consejo_general_del_poder_judicial_112398_2003.html

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Lokitz Lokitz 01/11/20 12:55

    Hay un estamento que podría decir muchísimas cosas en este tema y de los que no se habla. Son los Colegios Profesionales de Abogados. Nadie conoce personal y profesionalmente como los abogados en ejercicio a los jueces; nadie sabe mejor que ellos de qué pie cojea ideológicamente cada juez y magistrado. Nadie tiene más experiencia que los Colegios en la impartición de la Justicia a ras de suelo. Se les debería dar entrada en este juego.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    4

    • corleone corleone 01/11/20 19:19

      No, LOQITZ. No dudo de tu buena intención. Pero yo creo que tiene que ser como ahora, PERO SIN TRAMPAS DE LA DERECHA.
      Y es lógico. quien gobierna ? el que han elegido los ciudadanos, entonces, éstos son los que tienen que elegir a la mayoría proporcional a los jueces. asi los eligen LOS REPRESENTANTES DEL PUEBLO. que es SOBERANO, es decir el que manda, y como manda , pues como he dicho, haciendo lo que sea los que han sido elegidos por EL PUEBLO. pero claro eso es la LEY y lo desarrolla la CONSTITUCIÓN, con sus normas, que HAY QUE CUMPLIR. SI O SI.
      Y ahi es donde esta el NUDO, el que tiene formado la derecha para su CONVENIENCIA.
      Osea que la derecha de seguir asi está en rebeldia, osea se está convirtiendo en DELINCUENTE.
      Me gustaria que es lo que dirian estos zarapastrosos de Fachas, si eso ocurriera al revés, No lo quiero ni pensar agotarian el diccionario de insultos y de calumnias, hasta las tomarian prestadas del italiano y del francés, para insultar mas. ES SU ESTILO.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      12

  • Aleze Aleze 01/11/20 12:50

    Si los miembros del Poder Judicial, fueran honestos y estuvieran de verdad dispuestos a defender el orden Constitucional y las Leyes, hace mucho tiempo, que:
    Habrían renunciado a su cargo, dado que su tiempo se acabó
    No elegirían cargos vitalicios, pues ya no les corresponde, su tiempo se acabó
    Y si tuvieran verdadera ética, tampoco cobrarían por un cargo que ya no deberían ocupar
    Pero en lugar de esto:
    Se comportan como si fueran representantes legítimos, a pesar de que su cargo , terminó hace más de dos años.
    Siguen eligiendo jueces vitalicios, de forma ilegítima, porque su tiempo se acabó
    Por supuesto siguen cobrando

    Y, además se permiten el lujo de lamentarse, porque no les respetan. Increíble, pero cierto, ni Kafka se lo habría imaginado.
    Con su actuación el Consejo del Poder Judicial, nos está diciendo a los ciudadanos, que no respetan la Constitución, que les importa un bledo la democracia y que están ahí, para ajustar el estado de derecho a sus propios intereses económicos e ideológicos, caiga quien caiga.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    30

  • AMP AMP 01/11/20 11:40

    Ya tengo algunos años y nunca he sentido que el poder judicial sea independiente del poítico. Nunca. Otra cosa es que a título personal algún que otro juez o tribunal haya dictado sentencias ajustadas a JUSTICIA, pocas, no nos engañemos. Porque equiparar JUSTICIA con sistema judicial o jurídico como se hace tantas y tantas veces no es de recibo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    15

    • migra migra 02/11/20 12:50

      Estoy de acuerdo. Se debería separar más al estamento judicial del ejecutivo y del legislativo.En la dirección de las democracias más avanzadas. Es un tema muy complejo. Lo que sugiere nuestro insigne García Montero puede ser una posibilidad. Otra puede ser hacer renovaciones parciales, de la mitad de la composición del CGPJ (pe. 4 , en lugar de 8, supongo que los 12 van por otros plazos y, si eso es así, eso me parece bien), y no la composición entera de una sola vez. Me parece que lo de que esté en funciones dos años también se debe a las varias elecciones al legislativo que ha habido estos ultimos años. La influencia de la existencia de elecciones al parlamento debería reducirse. Y quizas hay que mirar también el sistema de oposiciones a jueces, para hacerlo menos memorístico y menos endogámico, con sus preparadores, etc... También creo que hay que dar mas autonomía económica al poder judicial , pero con rendición de cuentas ante el Parlamento y el Tribunal de Cuentas. En caso de que no superen estos dos pasos, se debe renovar el CGPJ. No estoy de acuerdo que se les fuerce a dimitir cuando pasa su periodo de mandato (como pasa ahora), sino que deben limitarse a funciones de asuntos corrientes y por ejemplo no poder nombrar jueces del Tribunal Constitucional o del Supremo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1



Lo más...
 
Opinión