X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

Los pobres son malos

Publicada el 15/06/2021 a las 06:00

En unos meses se reeditará Futbolistas de Izquierdas, un libro que escribí hace años y que saldrá con un par de capítulos nuevos que estoy escribiendo ahora. ¿Es acaso el arranque de esta columna una publicidad más o menos encubierta de esto? Sí y no. Pero vamos, que aquí queda la cuña.

Uno de esos capítulos nuevos cuenta la historia de Ainhoa Tirapu, exportera de la selección española y del Athletic de Bilbao. En el periplo de su vida, le pregunté cómo fueron las negociaciones con la patronal del fútbol femenino para lograr el estatus de profesionales para las jugadoras. Entre las muchas miserias que me contó, me dejó especialmente impresionado una. Una conversación en la que un miembro de la patronal se negaba a añadir una cláusula al convenio que decía que se renovaba automáticamente por un año el contrato de una jugadora que se quedara embarazada. La cantidad mínima, 12.000 euros brutos al año (un contrato que se puede firmar en la liga, con jornada del 75%), es decir, menos del salario mínimo interprofesional e, insisto, solo por un año. La razón, decía aquel señor, que habría "una avalancha de jugadoras quedándose embarazadas" para aprovecharse de semejante oferta: tenga chiquillos en medio de su carrera profesional en el fútbol por una paga de subsistencia durante 12 meses.

Luego leí un magnífico artículo en El Confidencial sobre el divorcio, en el que se contaba que, exactamente igual que cuando se aprobó la ley del aborto, antes de legalizarse se consideraba que iba a haber un tsunami de matrimonios rotos (algunos expertos lo cifraron en 500.000 al año siguiente; fueron 21.000) por aprobar la ley. También, insisto, las mujeres iban a abortar en masa. Ni que decir tiene que aquellos señores también pensaban que iban a ser ellas las que acabaran con la sacrosanta institución de la familia.

Siempre las mujeres bajo sospecha, como cualquier colectivo oprimido que conquista un derecho, de hacer un uso indebido, aprovechado y malvado de sus derechos a costa de "quitarle" capital, humano o espiritual, a la clase dominante. Siempre.

No se cuestiona, sin embargo, el uso mezquino que se hace de la acumulación de la riqueza o, simplemente, que el hecho de que una persona pueda tener uno o 15 coches puede destruir el planeta. El discurso se basa en que el pobre se aprovechará de todos los derechos que le des porque es intrínsecamente malo. Mientras que al capital y al consumo hay que darle toda la manga ancha posible porque es un bien en sí mismo y quien lo detenta da trabajo y crea riqueza; está tan asumido que es ley. El niño que migra solo a España viene a aprovecharse de nosotros, nos cuesta dinero y delinque y viola. Casi cada colectivo que está jodido tendrá tras de sí la sombra de la sospecha solo por serlo.

Decir que los pobres y los oprimidos son malos, que quienes reclaman derechos lo hacen para aprovecharse de quienes ya los tienen o que los colectivos que conquistan parcelas de dignidad e igualdad son peores que los que los tienen todos y vienen a atacarlos, es un manual que lleva escrito desde el principio de los tiempos. Romperlo social y políticamente debe ser una labor ineludible de cualquier progresista. No, los pobres no son malos, ni las mujeres, ni los que llamáis menas. Hay que defenderlo con la misma firmeza que argumentan lo contrario los que solo quieren que su privilegio no se toque.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • Esdaquit Esdaquit 17/06/21 00:47

    Muy buen artículo, Quique, que comparto en su totalidad. No me extraña que te vayas "cerrando puertas" por ahí, con esas cosas que escribes...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • TestaRuda TestaRuda 16/06/21 23:09

    La lógica de “piensa el ladrón que todos son de su condición”, imperante en las mentes de quienes tienen fortunas a base de robar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • HEREJE HEREJE 15/06/21 20:12

    Además los pobres huelen mal, hablan a voces y dicen palabrotas. Si los tocas puedes contagiarte de todos los virus posibles.
    Mejor que traten con ellos las monjitas y algún misionero (para poner orden, que ya se sabe que las monjas son mujeres y hay que conducirlas). La caridad cristiana es el único medio para que esas pobres gentes tengan un tránsito menos doloroso por este valle de lágrimas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Argaru Argaru 15/06/21 15:22

    Los buenos cinéfilos se acordarán de las magníficas comedias italianas de los 60 y 70. Unas comedias llenas de humor negro y que retrataban a la perfección la idiosincrasia de un país que se parece mucho al nuestro. Una de esas comedias, BRUTOS, FEOS Y MALOS del gran Ettore Scola, habla de los pobres y el título hace alusión a un concepto de pobres que se ajustaba más a la realidad en contraposición a cómo los definían las “monjitas” católicas, apostólicas y romanas. No todos los pobres son brutos, feos y malos, pero esta sociedad se lo ponen bastante fácil para que lo sean. En cambio, a la auténtica gentuza, aquella que lo tiene todo y no se cansan de esquilmar y arrasar las arcas públicas, esta sociedad se lo pone aún mucho más fácil. Incluso, se les “blanquea”. No sé a ustedes, pero la reciente intervención de Esperanza Aguirre en MASC SINGER me produjo un auténtico bochorno. Una señora que cree o mejor dicho, que sabe que este país es su finca particular, donde puede hacer lo que le salga del ombligo, cuarta arriba, cuarta abajo, me parece un verdadero escándalo. ¿Ya nos hemos olvidado del asunto del Goya y demás casos de corrupción que la salpican? El daño que está haciendo la telebazofia en este país es casi irreparable y, en mi humilde opinión, uno de los principales responsables del deterioro moral e incívico de una sociedad cada vez más retrógrada e individualista. Un país, donde Telecinco es su cadena favorita, no puede ser muy decente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    16

    • Grandota Grandota 16/06/21 08:09

      Poner esas televisiones debería ser delito, y escuchar a ciertas persona, entre ellas la ejemplar señora de la que usted me habla debería estar prohibido. Muy buen comentario

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

    • Carraixet Carraixet 16/06/21 01:02

      No solo t5 , A3 le vá a la zaga.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Valery Valery 15/06/21 13:06

    No se que decir, se me acaban los adjetivos....... En plena diana!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Valery Valery 15/06/21 13:06

    No se que decir, se me acaban los adjetivos....... En plena diana!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Valery Valery 15/06/21 13:06

    No se que decir, se me acaban los adjetivos....... En plena diana!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Espinosa Espinosa 15/06/21 12:57

    Opino que no sólo en los poderes fácticos se da la aporofobia. Piénsese en los políticos: el Gobierno progresista y la desgracia del Ingreso Mínimo Vital o el afán por subvencionar a los propietarios de viviendas para “regular” el mercado (nunca mejor dicho) del alquiler de vivienda.
    En mi Comunidad Autónoma-también progresista- se montan chiringuitos para colocarse los políticos y les meten la mano en la cartera a las personas sin recursos: sin reciben las migajas del IMV les quitan la renta de Ciudadanía.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Zurik Zurik 15/06/21 11:43

    Un manual escrito desde el principio de los tiempos y practicado a sangre y fuego.
    Explicado, contado muy acertadamente. Gracias!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • GRINGO GRINGO 15/06/21 10:13

    No sería de extrañar que detrás de esos informes "tan rigurosos y optimistas" estuviera la mano del Banco de España, especializado en demonizar todo lo que suponga un avance que mejore la vida y los derechos de las personas, de esas personas que pagan sus sueldos.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13



 
Opinión