X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Consejeros y abanicos y viceversa. La letra con lipotimia no entra

Publicada 19/06/2017 a las 06:00 Actualizada 19/06/2017 a las 12:35    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 22

Desde Locomía nadie le había dado tanta gracia al abanico como usted, señor Sánchez Martos. En la recta final del curso escolar se han disparado las temperaturas y los niños se achicharran en el cole. ¿Solución? ¡Os hacéis un abanico de papel y a tomar vientos! Es un consejo del consejero de Sanidad. Muy fan.

Si los chicos guapetones que revolucionaron la tele ochentera, con ese vestuario renacentista de hombreras que no cabían por un callejón, chorreras, terciopelo y lentejuelas, nos metieron en la cabeza, a golpe de abanico, aquello de: “Moda Ibiza Locomía, loco Ibiza Locomía, sexo Ibiza Locomía”, su frase “dobla, dobla, dobla”, consejero, pasará a la historia de la política española.

Seguro que conoce la acepción castiza del “doblar” como sinónimo de morir, la expresión genérica es “doblar la servilleta”. Y podríamos tirar de humor negro para relacionar su “dobla, dobla, dobla”, el papel, con esos cuarenta y siete alumnos del instituto Neil Armstrong de Valdemoro. Los muchachos tuvieron que ser asistidos por el Summa el pasado jueves y trasladados al tanatorio municipal para poder ser atendidos en un lugar fresco. Yo me quedé muerta.

Todos sabemos que la sensación térmica tiene algo de subjetividad –son un clásico las peleas de oficina entre los curritos polares y los curritos volcánicos– pero, termostatos individuales aparte, existe una legislación laboral al respecto, concretamente el Real Decreto 486/1997 14 de abril establece en su anexo III: “La temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC”.  O sea, la letra con lipotimia no entra.

Es competencia del área de Educación garantizar que los centros escolares reúnan las condiciones mínimas para que profesores y alumnos puedan desempeñar su tarea, pero sorprende que el consejo de un profesional como usted, doctor en Medicina, diplomado en Enfermería y catedrático de Educación para la salud, se base, además de ventilar e hidratar, en el uso de la papiroflexia como solución a un problema tan serio. ¿Es eso lo que aconseja a los pacientes ingresados en los hospitales de la Comunidad, que se abaniquen? Parece una idea más propia de tronista: Consejeros y abanicos y viceversa.

El cambio climático es un hecho innegable que, a estas alturas, hasta reconoce el primo del primo catedrático de Física en la Universidad de Sevilla. Claro que no podemos culpar de la subida de las temperaturas en el planeta al consejero de Sanidad, ni al de Educación, el señor Van Grieken.

Si me apura, señor Sánchez Martos, ni siquiera Donald Trump, como ciudadano de a pie –dejemos aparte sus decisiones gubernamentales al respecto–, sería el responsable único de la subida planetaria de las temperaturas, por mucho que nos caliente con sus salidas de pata de banco y por mucha laca que se eche en ese rubio melenón. Pero de las respuestas de los gestores a los problemas del ciudadano, sí son responsables quienes las dan. Ya sabe, uno es dueño de sus silencios y esclavo de las “ocurrencias verdaderamente notables”, como diría el presidente del gobierno.

Consejero, un consejo de Martos a Martos, dese una vuelta por los institutos, por las redes sociales, lea a los docentes que se quejan del calor que hace imposible su trabajo y el de sus alumnos, a los padres que han tenido que llevar ventiladores al colegio de sus hijos, apague el aire acondicionado de su despacho y escuche al paisanaje, seguro que entiende entonces que su idea de “terapia ocupacional” haya provocado el calentamiento general.

Los que utilizamos el humor para construir nuestro relato sobre el mundo, tenemos serios problemas para crear chistes a partir de ciertas declaraciones de algunos de nuestros representantes públicos. Es tal el nivel en cada intromisión profesional de los políticos en nuestro terreno profesional, que es difícil competir: “Cuanto mejor peor para todos, mejor para mí el suyo beneficio político”. Así no se puede trabajar.

Por cierto, la ampliación del instituto citado, el centro Neil Armstrong de Valdemoro, está paralizada a causa de la investigación de la trama Púnica. Mayordomo, tráigame las sales y el abanico que me he quedado sin aire.

Acabo de caer en la cuenta de que “fan” en inglés significa “abanico”, hoy mi reflexión dobla, dobla y dobla el concepto. Muy abanico y mucho abanico.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • JOSEMARIAV JOSEMARIAV 28/06/17 11:06

    Denuncia necesaria,con humor más necesario aún. Me ha gustado mucho

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rimagu Rimagu 22/06/17 18:07

    Divertido RaquelTe lo sirven en bandeja Y tú pones el talento Gracias por hacernos reit

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Amalio Amalio 22/06/17 00:58

    Perdón, pero eso no quita que seas siendo majisima

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • monchofer monchofer 21/06/17 14:01

    A este individuo, y lo digo de forma peyorativa, le ponia su abanico en la parte trasera de su hermosa cabeza a modo de peineta y que moviera esa cabeza de lado a lado para ventilarse. Perdon el debe estar muy fresquito en su despacho. Caradura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Pedre Pedre 20/06/17 13:41

    Amigo taxista y rojo, yo soy profesora en un centro público de secundaria y te puedo asegurar que cuando las aulas están a más de 30 grados, es imposible trabajar. Los golpes de calor existen y llegan sin avisar. Tendremos que esperar a que un niño se muera para ser conscientes de las condiciones en las que se trabaja?
    Por algo será que en todos los edificios de la administración hay aire acondicionado. Si ellos lo apagan y trabajan con abanicos yo me callo y sigo sufriendo los rigores del calor

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • taxista y rojo taxista y rojo 20/06/17 21:58

      Da gusto leer una redacción así.  Gracias por su tono amistoso. A diferencia de los censores que por aquí pululan, no pretendo estar en posesión de la verdad y siempre dispuesto a ser convencido por gente como usted. El encabezamiento de mi comentario era "hoy no sé si estoy del todo de acuerdo...". Éste no es lugar, por espacio, donde se pueda desarrollar los argumentos; se podría hablar de aislamientos, de no hacer colegios de hojalata etc; así que sólo decir que deseo lo mejor para  todos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Pamplinash Pamplinash 20/06/17 00:26

    De nuevo un artículo fino. Lo que sí que deberían hacer los que saben de eso, como Gabilondo, es empezar a preocuparse con urgencia de los calendarios futuros. La Primavera cada vez es más corta. La caspa del abanico es insoportable.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Esperanza Berenguer Navarro Esperanza Berenguer Navarro 19/06/17 20:35

    Un final magistral!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • SELBOR SELBOR 19/06/17 20:22

    Gran artículo. Que no decaiga el humor inteligente, que si no fuera por eso...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Bacante Bacante 19/06/17 10:26

    No siempre te resultará muy fácil,  pero siempre acabas arrancándonos una carcajada (a mí,  por lo menos).  


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • taxista y rojo taxista y rojo 19/06/17 09:35

    A donde quería llegar y se me ha bloqueado, es a que sobreproteje a los niños. Y utilizo este caso, con más o menos fortuna, para comentarlo. ¿ponemos el cole a 22 graditos mientras fuera hay 40? Y luego les ponemos un documental y lo incluímos en el temario explicándoles lo que es el calor. Estoy por la vida un poquito más natural. Lo siento, nada fan. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    20

    0

    • MASEGOSO MASEGOSO 19/06/17 21:23

      No sesi Ud. es taxista. Rojo, seguro que no. Ya se, lo digo por lo de taxista, que en la calle y dentro de las latas del puesto de trabajo, ni con aire acondicionado se puede bajar la temperatura. Sí, eso es así

      Pero en un colegio, los niños, que tienen menos paciencia que nosotros y, más calorías (por de su sangre jóven) deben tener en las aulas un clima adecuado.

      Ya lee lo que dive Raquel Martos, la letra con lipotimia no entra.
      Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • Bacante Bacante 19/06/17 10:41

      Taxista (no tan rojo,  puesto que no cuestiona los opulentos y acondicionadísimos despachos para consejeros bocazas),  no parece usted tener repajolera idea de Pedagogía ni parece haber leído el DECRETO LEY,  citado  por la articulista. 

      Tampoco se ha puesto al día en materia de calentamiento global,  del efecto de la contaminación en la salud,  y ni siquiera del aviso lanzado desde infolibre y los informativos sobre el ozono malo disparado en gran parte de nuestra Península (en los últimos dias).

      Y llama la atención su crueldad respecto a menores que tuvieron que ser atendidos por los servicios sanitarios.  Usted,  al alimón con la señora Fabra:  ¡que se jodan! 


      Nada,  nada rojo.  Así que, pepino como su mamá .  Míreselo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      3

      3

      • taxista y rojo taxista y rojo 19/06/17 12:52

        No pensaba rebatir sus... improperios, pero por esta vez y para que vea lo contradictorio de su perorata, le diré que precisamente porque estoy concienciado con el calentamiento global es por lo que tengo reparos en el uso abusivo y muchas veces innecesario del aire acondicionado. Sobre su demagógica acusación de crueldad ni me molesto. Respete al discrepan tepor favor.
        S.S.: fontanero y verde 

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        2

      • taxista y rojo taxista y rojo 19/06/17 11:55

        Presupone usted demasiadas cosas sobre lo que sabe o deja de saber cada uno. Soy perfectamente consciente de mi ignorancia, no se preocupe. Es usted absolutamente ofensivo en cuanto uno se atreve a disentir en algo del pensamiento dogmático que usted mismo se ha fabricado. Gracias por hacerme descubrir que mi pensamiento no es rojo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        2

        0

        • Bacante Bacante 19/06/17 13:21

          Nooo.  Más bien al revés porque usted entra siempre a los foros atizando la badana a diestro y siniestro.  

          Y,  en serio,  empecemos por exigir a "los de arriba" cierta contención y políticas medioambientales.  

          Tiene cuajo que haya que empezar por los niños y por los maestros y maestras.  Qué quiere que piense sino que su pensamiento es extremadamente clasista.  

          Y no se enfade tanto PORQUE LE LLEVEN LA CONTRARIA.  

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          1

          3

          • taxista y rojo taxista y rojo 19/06/17 14:03

            Yo me he limitado a exponer mi opinión,  caballero. Relea la conversación por orden. Si está satisfecho, pues nada, le felicito.

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            2



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Los pirómanos sin cerillas

    Existe otro tipo de pirómanos. Estos no queman bosques, pero abrasan el día a día del personal.
  • La Mirada Internacional

    Impaciencia Electoral

    El periodista Fernando Berlín analiza qué opina la prensa internacional sobre la gestión que el Gobierno de España está haciendo del conflicto en Cataluña.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre