X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Nuestros delitos playeros

Publicada 10/07/2017 a las 06:00 Actualizada 09/07/2017 a las 20:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 14

Españoles, ha llegado la hora de hacer autocrítica.

Admito que la práctica de este término esdrújulo suena excéntrica y hasta herética, pero venga, va, atrevámonos, hagamos por una vez eso que no suelen hacer nuestros políticos, démosles ejemplo y corrijamos en nosotros esa falta de juicio sobre los actos propios que nos hace tan fans de ellos.

Estimado lector, déjeme que le pregunte al oído: ¿Se ha orinado alguna vez en el mar? ¿Y en la arena? ¿En la arena escribió su nombre y luego usted lo borró… con el método micción?

No me he levantado escatológica, es que llevo varios días dándole vueltas a las prohibiciones playeras que han retornado a la actualidad informativa, noticias estacionales que regresan a nuestras vidas cada verano, como el albaricoque.

Una de estas prohibiciones, seguramente la que más invita al click –será por ello que casi todos los medios que han informado sobre este asunto la han elegido para titular–, es la del uso del mar como Water Closet.

El ayuntamiento de San Pedro del Pinatar ha prohibido al paisanaje depositar sus aguas menores en el mar o en sus playas. A partir del 18 de julio, la micción acuática y arenera estarán penadas con multas de 750 euros.

Al leer esta noticia me han surgido varias dudas:

Micción arenera: ¿Acaso los humanos tenemos algo de felino y el territorio arenoso nos invita, instintivamente, a deshacernos allí de nuestros líquidos más personales? Dicho de otra forma, ¿hay gente que hace eso en la arena de la playa? ¡Es como para mear y no echar gota!

Micción acuática: ¿Cómo van a comprobar los agentes que los bañistas están aprovechando su estancia dentro del agua para dejar allí la suya propia, mezclada con sales minerales y urea en la proporción adecuada? ¿Les multará la autoridad con conocimiento de causa, o les sancionará “por la cara”… por la cara de satisfacción que pongan al liberarse de la retención, mientras son mecidos por el oleaje?

Este acto sancionable, los políticos, a los que tanto criticamos, no lo practican, al menos no en su calidad de representantes públicos. Ellos, como mucho, se mean en su programa electoral, en nuestras quejas o en la reprobación parlamentaria, pero orinar en la playa, a la vista de todos, no se ha visto que lo hagan.

“Se prohíben los juegos de pelota, palas y ejercicios en las zonas y aguas de baño que puedan molestar al resto de usuarios” añade la normativa municipal. Y esto, nuestros representantes, tampoco lo hacen.

Ellos, en todo caso, nos molestan con sus juegos de malabares estratégicos que a veces rozan el trilerismo pero, honestamente, no se ha visto en ningún telediario la imagen de un político propinándole un pelotazo –en el sentido literal y no urbanístico de la palabra– a un ciudadano que sestea boquiabierto en la tumbona.

No son estas las únicas restricciones playeras, este verano se suman más ayuntamientos a aquella prohibición, bajo pena de multa, que otros consistorios pusieron en práctica años atrás. Me refiero a la práctica de ese deporte que podríamos llamar aquímeplanting: plantas la sombrilla a las siete de la mañana, coges sitio y te marchas a desayunar, a poner lavadoras y a hacer la compra en el mercadillo, con la tranquilidad de que, cuando te dé la gana de bajar a la playa, tu sombrilla te estará esperando en primera línea, como el Trono de Hierro de los siete reinos de Poniente.

Esto los políticos tampoco lo hacen, no se ha visto a un representante público madrugar para emprender la carrera hacia la orilla del mar con silla y sombrilla al hombro. Además, ellos no son de ausentarse del asiento, ellos cuando plantan el culo en el escaño no se levantan de él así les juren que hay espetos y cañas gratis en el chiringuito del Congreso.

En San Pedro del Pinatar también serán multados “quienes usen una radio, un aparato de música o un instrumento que, por su volumen, pueda causar molestias a los demás”.

Esto tampoco es un comportamiento propio de los representantes políticos, cuando hablamos de que ellos “usan una radio, una tele o un periódico” nos referimos a otra cosa...

En el sentido literal, no los imagino adentrándose en la arena con un loro gigante a tope de decibelios. Ellos gustan más de practicar la contaminación acústica en el hemiciclo, en las ruedas de prensa, o en las entrevistas. Y le dan a tope al Subwoofer durante la campaña electoral, cuando repiten estribillos más pegadizos que los de Luis Fonsi para que nos dirijamos Rapidito a depositar nuestro voto en la urna.

Algunas de las restricciones playeras son incontestables, otras muy discutibles, como las que se refieren al nudismo pero, en cualquier caso, se confirma que los ciudadanos sin aforamiento también pecamos.

Por cierto, de la falta de civismo, de la que en tantas ocasiones adolecemos, no podemos culpar a nuestros representantes, me cachis. Por ejemplo, lo de tirar envases, colillas, papeles y convertir la costa en un vertedero, latita a latita, es cosa de cada cual.

En verano o en invierno, en el mar o en tierra, no estaría mal que antes de levantar la pata para hacer lo que nos pide el cuerpo, mirásemos a nuestro alrededor con el fin de evitar salpicar a los demás.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • avilera avilera 17/07/17 19:50

    siempre tan directa, clara y con sentido del humor. No es fácil compaginar las tres cosas Raquel Martos. !Qué bien lo haces puñetera¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • avilera avilera 17/07/17 19:50

    siempre tan directa, clara y con sentido del humor. No es fácil compaginar las tres cosas Raquel Martos. !Qué bien lo haces puñetera¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • avilera avilera 17/07/17 19:50

    siempre tan directa, clara y con sentido del humor. No es fácil compaginar las tres cosas Raquel Martos. !Qué bien lo haces puñetera¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pantera pantera 14/07/17 19:26

    El humor y la ironía siempre son de agradecer e invitan a pensar en más casuísticas, en más descaradas coincidencias, en más vergonzosas actuaciones que sí nos "salpican a todos". No estaría de más que la ciudadanía además de que mostremos un comportamiento más cívico (con las latas, basuras, colillas, plásticos...) también lo exigiéramos a los gobernantes y sus acólitos, a las empresas, a los bancos ...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jesus Cecilio Jesus Cecilio 13/07/17 17:33

    ¡,,
    Buenísimo. Enhorabuena.




    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juan A. Cervantes Juan A. Cervantes 11/07/17 12:35

    Algunos políticos si se mearon en la playa o al menos así lo creo; D. Manuel Fraga, se meó en la playa de Palomares, o por lo menos se meó en todos los españoles diciendo que allí no había contaminación. Y si ahondamos más quizás el Sr. Aznar en Mariana D'or, es posible que también se meara en la playa y en todos los españoles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jjosse jjosse 11/07/17 09:45

    Me gusta que por una vez se apele también a la responsabilidad individual de cada uno de nosotros. No todo es responsabilidad de los políticos. (Aunque mucha si sea).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Ciro2 Ciro2 10/07/17 16:10

    Por lo demás, no se sabe de políticos que se lo hagan en la arena pero sí de muchos que lo hacen desde el trampolín. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ciro2 Ciro2 10/07/17 16:09

    Lo que no sé es cómo apetece tanto, todavía, el turismo de playa masificada. Supongo que reventará no tardando mucho porque más que a disfrutar empieza a parecer un infierno por múltiples causas. Con la de lugares preciosos y casi solitarios que hay en España en los que disfrutar. Por si las moscas, no daré pistas, que con esto de las vacaciones hay que hacer como con las setas, despistar para que no le localicen a uno los lugares buenos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Bacante Bacante 10/07/17 10:59

    Recaudar y multar les mola un montón,  pero qué les importa de los orines en la playa plebeyuza o en plena urbe.  

    Anteayer pasé por un barrio "popular" y muy céntrico, apestoso a meadas,  a plena luz del día.  

    Digo como Manuela Carmena,  si la gente se mea en la calle habrá que conocer los motivos.  Claro,  ya será otro cantar si los motivos exigen cabinas y algún que otro  empleado. Una cosa es recaudar y otra invertir.  De toda la vida. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    2

    • Isabelle0651 Isabelle0651 10/07/17 19:19

      El problema es de civismo y respeto de los lugares comunes, Bacante. Y de civismo los españoles escaseamos en demasía, eso sí de bares andamos sobrados en los barrios populares y los otros, esas miradas son de manadas de vejigas cerveceras cubateras nocturnas y aunque la señora Carmena petara la ciudad de urinarios (que horroroso paisaje, por cierto), esa gente seguiría usando la acera. ¡Un asco! A ver si el Ayuntamiento madrileño se puede quitar de encima las contratas de limpieza, blindadas con acuerdos de permanencia, con las que nos dejaron Gallardón el magnánimo y la lumbrera Botella.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      6

      • Isabelle0651 Isabelle0651 11/07/17 00:52

        quise decir "meadas" cerveceras... el corrector del móvil es lo que tiene

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • korrosivo korrosivo 10/07/17 11:27

      Habrá que conocer sus motivos... ¡y hasta sujetársela, no te digo!. La responsabilidad bien entendida empieza por...¡una misma! Manuela, ya sabes: docenas de meadores ambulantes esperan mano caritativa que se la sujete. Self service.

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      1



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre