X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

¡Ilegalizar la Fundación Francisco Franco!

Carlos Jiménez Villarejo
Publicada el 15/06/2021 a las 06:00

Constituye una vergüenza más de nuestra democracia que haya tolerado y reconocido la constitución de dicha Fundación. Que, de conformidad con la Ley de 2002 que regula el derecho de asociación, establece en su Art. 2.1, como primer requisito de una asociación democrática que tenga “un fin lícito”. Por tanto, esa Fundación no debía haber sido autorizada nunca. Es radicalmente incompatible con los Principios que inspiran la Constitución democrática de 1978. Ya fue grave que la Ley 52/2007, de Memoria Histórica, ni se lo planteara. Afortunadamente, el actual Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática plantea por fin, 45 años después del fallecimiento del dictador, su posible disolución. Así lo dispone la Disposición Final Quinta a través del trámite judicial previsto en la LO 1/2002, de asociaciones. Pero no deja de sorprender que las autoridades competentes previstas en la Ley de Fundaciones 50/2002 no impidieran su constitución. Las razones eran tan obvias como ineludibles.

Ya es hora de acabar, de una vez, con una Fundación dedicada no solo a un criminal, sino a un genocida. Quien, según el actual Código Penal, sería responsable penalmente de los Delitos contra la Comunidad Internacional, especialmente los de genocidio y de lesa humanidad. Delitos que en 1936 estaban previstos en los Convenios de La Haya y, posteriormente, ante los crímenes nazis, fueron expresamente definidos y castigados con las penas más graves. Pero aquí, en España, la dictadura franquista los cometió, siempre con plena y garantizada impunidad, desde 1936 hasta 1975. El primero y fundamental autor y responsable de tan gravísimos delitos fue el enaltecido general Franco. Presentado por una de las versiones de los Estatutos de esa fundación como "un modelo de virtudes puestas al servicio de la Patria”(art. 6).(¿) Una verdadera “apología del franquismo”.

Ante esta perspectiva legal, es necesario hacer un breve recorrido de lo que representó el golpe militar que él dirigió y ejecutó, con el apoyo del fascismo internacional. Pues ese criminal, aún hoy, después de 45 años de gobiernos democráticos, permanece” ensalzado” como un héroe.

Así lo describió, resumidamente, el profesor Casanova, refiriéndose a los fascismos europeos: “La destrucción del sistema democrático, el aplastamiento del movimiento obrero y de los partidos políticos y la implantación de un Estado omnipotente, que sin duda fue el fascismo español uno de los más avanzados en su ejecución".

Es absolutamente reprobable el reconocimiento legal del máximo responsable de la represión masiva impuesta por los facciosos y ¡que se haya hecho desde instituciones democráticas!. Y, a través de una Fundación que lleva su nombre y, con él, la viva memoria de sus crímenes y la permanente ofensa a sus miles de víctimas. Un reconocimiento radicalmente incompatible frente a las más de 100.000 fosas clandestinas, dispersas por toda nuestra geografía, que ocultan los restos de miles de personas asesinadas impunemente. Para alcanzar sus objetivos, los facciosos dictaron las primeras normas jurídicas precisas para ello. Normas que, por sí solas, son claramente expresivas del retroceso político y social que evidencian el planteamiento planificado y sistemático de la destrucción del orden jurídico republicano.

Normas, todas ellas, carentes de validez formal, como los Bandos de Guerra de 17 y 28 de julio de 1936 y cuantas disposiciones y leyes posteriores, que fueron dictadas con manifiesto abuso de poder y absoluto menosprecio del orden jurídico de la República. Así, crearon los Consejos de Guerra, constituidos por militares adictos, que funcionaban completamente al margen de las garantías y derechos de los encausados. No eran tribunales, eran instrumentos de terror causantes de detenciones arbitrarias, penas radicalmente injustas de condenas a muerte y de prisión, causantes de miles de víctimas indefensas. Todo ello en el marco de un régimen prolongado de detención y prisión que favorecía y protegía la tortura, bajo el control arbitrario de la Brigada Político-Social.

Y, desde el inicio de la sublevación, fueron adoptadas las medidas básicas para la destrucción del orden democrático, la disolución de los partidos y sindicatos, especialmente los integrados en el Frente Popular, la supresión de las libertades de expresión e información, las depuraciones de autoridades y funcionarios leales a la República, la suspensión del Tribunal de Jurado y, entre otras muchas medidas, tendentes a invalidar el orden republicano, la derogación del Estado laico y la implantación de un Estado confesionalmente católico, lo que quedó expresado en la primera ley de presupuestos para el clero cuando se refirió a éste como “cooperador eficacísimo de nuestra victoriosa Cruzada”.

Ante este brevísimo retrato de la enorme tragedia que representó el general Franco y su Régimen, por la que ninguno de sus autores y partícipes ha respondido penalmente, es realmente inconcebible que, hasta 45 años después de su muerte, la sociedad española y sus instituciones hayan soportado que ¡las autoridades democráticas! lo hayan mantenido como un héroe exaltado a través de la Fundación de sus secuaces.

___________________

Carlos Jiménez Villarejo fue fiscal Anticorrupción.

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Pedroleg Pedroleg 15/06/21 22:57

    España es un país enfermo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • salvochea salvochea 15/06/21 20:13

    no hay palabras capaces de expresar la náusea que me provoca ya el mero hecho de ver impreso el nombre de semejante monstruo; yo lo padecí 28 años de mi vida. ¿hasta cuándo nos perseguirá su viscosa sombra?, ¿por qué en este país no se cumplen las leyes de memoria, como, por ejemplo, en Alemania con respecto a su homólogo Hitler?. no se trata de un invento de nuestro siglo: ya existían en Roma en época clásica, bajo el nombre de Damnatio Memoriae, por la que se borraba cualquier recuerdo documental o monumental de los tiranos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Chinchirina Chinchirina 15/06/21 19:24

    "Entre Viznar y Alfacar
    mataron un ruiseñor
    porque quería volar".
    El ruiseñor era Federico García Lorca.
    Hoy en el mismo lugar, se siguen buscando las decenas de muertes que allí ocurrieron.
    Gracias, Sr. Jiménez Villarejo por no olvidar y menos claudicar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • GRINGO GRINGO 15/06/21 18:44

    Me lo parece a mí, o no acumulamos demasiadas situaciones que no serían compatibles, ni con un Estado de Derecho, ni una Democracia, mucho menos plena y consolidada....

    Ahora que la derecha franquista, la única que tenemos, se ceba con los minutos que le dedican al presidente español, quizás es que cuando Biden u otro presidente se encuentra con un Presidente del Gobierno de España, le viene a la memoria que seguimos tolerando a la Fundación Franco, seguimos manteniendo las fosas en las cunetas, declaramos inviolable a la Jefatura del Estado corrupta, y reaccionamos de forma violenta utilizando la represión para atajar la libertad de expresión política, y un largo etcétera que hace que España no pinte en el mundo real ni un carajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/06/21 18:03

    De acuerdo totalmente, sr Villarejo. El otro día en un comentario decía que permitir la Fundación Franco es como permitir una Fundación ETA que se dedicara a glosar el legado de ETA como la Fundación Franco se dedica a glosar la figura de un criminal dictador. Y mas grave es todavía la de Franco porque los crímenes se cometieron desde el gobierno de la dictadura y porque multiplica por mas de 100 los crímenes cometidos por ETA. Proponía que al PP y al Consejo General del Poder Judicial hay que plantearle si considerarían legal una Fundación ETA. Aprovecho para felicitarle por la valentía del sr Villarejo cuando como fiscal acusó al ser Pujol por el desfalco y quiebra de Banca Catalana siendo su presidente. Acusación fiscal que fracasó por la cobardía del Tribunal Superior de Justicia Catalana aunque tambien hay que destacar la valentía como jueza de la hoy ministra de Defensa Margarita Robles que fue una de los 9 jueces que votaron a favor del procesamiento de Jordi Pujol y toda la cúpula de Banca Catalana. La bromita nos costó a los españoles centenares de miles de millones de pesetas y algunos de esos centenares de miles fueron a las manos y a los bolsillos del sr Pujol. Y también la valentía de, usted, sr Villarejo para oponerse con toda claridad a la indignidad de los Puigdemones y Junqueas los días 6-7 de septiembre y posteriores de 2017, valentía por la que usted salió de Podemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    8

    • GRINGO GRINGO 15/06/21 21:51

      Cuidado Antonio, que es de PODEMOS....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Antonio LCL Antonio LCL 15/06/21 13:25

    Mi aplaudo y gradecimiento pleno al contenido del artículo.
    Día que se pierda en la legalización y desaparición de la fundación malvada, día más de ignominia e indignidad de un pueblo que merece tanta reparación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • MASEGOSO MASEGOSO 15/06/21 12:38

    Aún día, Magistrado alguien con un poco más de valor del que hemos demostrado desde 1977 hasta ahora será capaz de levantar todas esas fosas comunes donde reposan hombres de ley que no permitieron, en vida, una felonía del tamaño de aquel "movimiento".
    Esas personas serán capaces de levantar con la verdad muros cuya cimentación está en manos de los historiadores que, aún a pesar de los intentos de ignorar sus trabajos, nos llegan con puntualidad.
    Los pocos años de vida que nos queden debemos, por obligación moral, exigir que se estudien esos hechos y  que las instituciones, tanto políticas como religiosas, vayan desapareciendo de la faz de esta tierra donde tanto dolor han causado. 
    Las religiosas, por supuesto, devolviendo todo lo robado gracias a Franco y a José María Aznar López.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Angel10 Angel10 15/06/21 12:17

    Esto nos pasa por hacer una "modélica" transición reformando las leyes de la dictadura en vez de romper con lo que era manifiestamente ilegal e ilegítimo.

    Aprendamos de Chile, su dictador les legó una constitución, pero el pueblo chileno ha exigido y ha conseguido el derecho a una Constitución verdaderamente democrática eligiendo en las urnas una asamblea constituyente.

    Eso significa una ruptura con la "legalidad" claramente ilegitima surgida del poder dictatorial que derrocó al legitimo gobierno de Salvador Allende, creo que es muy importante tener claras las ideas de legalidad y de legitimidad, aunque no nos lo enseñaran en Barrio Sésamo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    9

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/06/21 17:50

      No sea exagerado. La Constitución chilena es obra de Pinochet y su régimen. La Española es obra fundamental de la oposición democrática a la cruel dictadura, aunque fuera consensuada con fuerzas de la UCD y del nacionalismo catalán, incluso vasco. Mas a nuestro favor. Chile tiene que hacer la Constitución democrática consensuada que hizo España y que sustituya a la Constitución antidemocrática de Pinochet. Porque las Constituciones no consensuadas no duran, duran unos pocos años, hacen inestables a los paises y con cualquier coyuntura compleja y que gobiernen otros la podrán cambiar. La Constitución española no es una reforma de las leyes de la dictadura criminal, sino una construcción democratica desde la base del poder Constituyente que es lo que ahora intenta hacer Chile y que esperemos que les salga bien y que la acepten y voten el 90% de los chilenos. La prohibición franquista de la libertad de expresión, de huelga, de sindicación, de manifestación no se puede reformar. Se abolió con la Constitución. Las libertades y derechos de los españoles no provienen de la reforma de las no libertades franquistas, sino de la abolición total de las leyes franquistas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      2

      • GRINGO GRINGO 15/06/21 21:34

        Si ahora no se atreven ni a sancionar levemente las irregularidades y corrupciones del Ejército, como para hacerse una idea de lo que era entonces....

        En los cuarteles en el año 78 seguían las fotos de Franco en los despachos de los mandos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4

  • Fernandos Fernandos 15/06/21 10:47

    Articulos como este necesitamos los españoles, para aprender a no olvidar de donde venimos y adónde queremos ir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • El chipionero El chipionero 15/06/21 10:42

    Gracias por su artículo, señor Carlos Jiménez Villarejo. Las actuales generaciones de españoles necesitan personas como usted que sepan decir la verdad de lo ocurrido en nuestro País. Es una pena que los genocidas y asesinos queden impunes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11



 
Opinión