x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
8M

Instrucciones de uso para entender la huelga feminista

  • La convocatoria que tendrá lugar este viernes gira, un año más, en torno a cuatro ejes: educativo, laboral, consumo y cuidados
  • Diversos sindicatos han registrado huelga general de 24 horas, mientras que los mayoritarios han optado por reeditar la fórmula de paros parciales
  • Aunque sindicatos y comisiones difieren en cuanto a su carácter mixto o no mixto, los hombres que así lo deseen pueden secundar la huelga para poder participar en las labores de cuidado y trabajo doméstico

Publicada el 07/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 08/03/2019 a las 09:08
La Comisión 8M ha dado esta noche el pistoletazo de salida a la huelga feminista con una cacerolada en la Puerta del Sol, en Madrid.

La Comisión 8M ha dado esta noche el pistoletazo de salida a la huelga feminista con una cacerolada en la Puerta del Sol, en Madrid.

Por segundo año consecutivo, el movimiento feminista se esfuerza por hacer entender que la de este 8M no responde a la idea tradicional de huelga. Y por segundo año consecutivo las preguntas que necesariamente brotan del novedoso fenómeno, casi desconocido, retumban entre quienes tienen voluntad de secundar la huelga y participar en las movilizaciones.

El movimiento feminista lleva meses calentando motores a través de encuentros estatales, pero también gracias al trabajo de las comisiones que se organizan en barrios, pueblos y ciudades. El objetivo, reeditar el éxito de la movilización en las calles e involucrar a la ciudadanía en una huelga que aspira a "poner la vida en el centro" y pararlo todo. De nuevo, las activistas tratan de introducir los paros en empresas, aulas, mercados y hogares, de acuerdo con la convocatoria en cuatro esferas: laboral, educativa, cuidados y consumo. En la víspera del 8M, infoLibre repasa las principales claves para entender la huelga y las aristas que la articulan.
 

Huelga laboral: quién convoca y cómo secundarla


Todo trabajador asalariado está llamado a hacer huelga, aunque la forma de ejercer su derecho es diversa. Diferentes organizaciones sindicales confederales han registrado y convocado huelga, pero los modelos por los que han optado varían según sus siglas. Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, organizan paros parciales de dos horas por turno. Es decir, para los trabajadores que tengan turno de mañana los paros serán de 12:00 a 14:00 horas, mientras que aquellas personas que trabajen de tarde podrán parar entre las 16:00 horas y las 18:00 horas. En cuanto a los empleados con horario nocturno, el paro tendrá lugar durante las dos primeras horas del turno que comienza el 8 de marzo.

Por primera vez este año, CCOO ha decidido ampliar la huelga a 24 horas en sectores como el de la enseñanza. UGT, por su parte, habla de una huelga de "al menos dos horas por turno". El matiz es importante. "La fórmula de la convocatoria", asegura, "da cobertura legal para hacer huelga durante toda la jornada". En algunas comunidades ambos sindicados han acordado convocar la huelga general para determinados sectores: en Madrid, por ejemplo, llaman a parar 24 horas a los trabajadores de Metro, educación, sanidad y en la administración pública.

Más allá de los modelos que este año han escogido los sindicatos mayoritarios, otros sí se han inclinado por convocar huelga general de 24 horas para todos los trabajadores. Es el caso de CNT, CGT o algunos territoriales como Langile Abertzaleen Batzordeak (LAB) o la Confederación Intersindical Galega (CIG). Todos estos sindicatos han registrado legalmente la huelga general, de forma que los trabajadores que deseen secundarla están en pleno derecho de hacerlo sin necesidad de estar afiliado a ningún sindicato y sin necesidad de comunicar su decisión a la empresa. La obligación del empresario es respetar el derecho a huelga, sin tomar represalias por ello y sin suplir las funciones del trabajador ausente.

Las consecuencias, del mismo modo que ocurre en una huelga tradicional, tienen que ver con la no cotización a la Seguridad Social durante la jornada de huelga –o las horas en las que se realice el paro–. Como el contrato queda en suspenso, se descontarán de las retribuciones el día de huelga y la parte proporcional de las gratificaciones extraordinarias.

Respecto a los servicios mínimos, la ley obliga a fijarlos para las actividades denominadas esenciales, que serán determinadas por cada administración territorial. Si un trabajador que se incline por secundar la huelga es designado para hacer servicios mínimos, debe hacerlo, aunque "legalmente pueden ser negociados e impugnados tanto por sindicatos como por asociaciones patronales", recuerda la Comisión 8M.
 

Autónomas, becarias y empleadas del hogar


La huelga laboral está atravesada por una serie de complejidades para los trabajadores que no lo son por cuenta ajena. Los autónomos no tienen derecho a huelga, aunque sí pueden parar si lo consideran oportuno. No obstante, el trabajador autónomo que decida hacerlo asumirá las consecuencias en cuanto a la relación con sus clientes.

Respecto a los estudiantes en prácticas, su situación es especialmente particular. Por un lado no son trabajadores en términos estrictos, de manera que no están cubiertos por el derecho a huelga, aunque la Comisión 8M asegura que sí podrán respaldarla si están dados de alta en la Seguridad SocialSin embargo, matiza la CNT, la huelga feminista se convoca también en el ámbito educativo, por lo que los becarios, como estudiantes, podrán secundarla. "Si decide no asistir a su puesto, como no asistiría a clase, esta inasistencia no está cubierta por el derecho de huelga de los trabajadores, y tendrá que ver las condiciones de la beca para saber qué consecuencias puede tener", explica el sindicato. En cualquier caso, matiza, "no pueden restarle el día de huelga de su remuneración, porque este no es un salario como tal".

La situación de las empleadas del hogar es igualmente compleja. La OIT sí recoge su derecho a huelga, pero España todavía no ha ratificado el Convenio 189 que regula su trabajo y equipara su situación a la del resto de trabajadores. Aunque el derecho a huelga está contemplado en el Real Decreto 1620/2011 que regula la relación laboral de carácter especial –en su artículo séptimo–, la jurisprudencia dicta que en la práctica las trabajadoras del hogar no están realmente protegidas, pues el empleador tiene derecho a romper el contrato laboral sin dar ningún motivo. "Al tratarse de un régimen laboral especial, la relación se basa en la confianza, teniendo la empleadora el poder de romper la relación sin dar ningún motivo (desistimiento)", aclara la Comisión 8M.
 
 

El sujeto de la huelga


¿Quién está llamado a secundar la huelga? La Comisión 8M a nivel estatal apela directamente a las mujeres, pero en cuanto a los hombres deja libertad de decisión a sus homólogas territoriales: cada cual es libre de articular la huelga de la forma que mejor se adapte a sus circunstancias y convicciones. La Comisión 8M de Madrid, por ejemplo, pide que sólo las mujeres participen en la huelga, mientras que otras como la Asamblea Feminista del 8M de Valladolid o la Comisión 8M de Granada consideran que debe ser mixta en todos los ejes excepto el de cuidados, el único que sí aglutina consenso en cuanto a su carácter no mixto.

La mayoría de sindicatos sí se dirigen a ambos sexos. En primer lugar por una cuestión legal –así debe quedar registrada la convocatoria– y en segundo lugar por las convicciones que defienden: llaman también a los hombres con el fin de parar la producción y generar impacto material, pero también para que ellos tomen parte de las reclamaciones del movimiento feminista. Otros sindicatos, sin embargo, optan por una huelga sólo de mujeres para mostrar "el lugar vacío" que dejan en la sociedad. Aunque cada organización y sindicato defiende una posición concreta, la decisión final emanará de cada trabajador. Lo importante es que ellos mismos "hablen con las mujeres de su entorno y vean cómo pueden ayudar", concluyen las activistas.

En cuanto a participar en las movilizaciones que se celebrarán por todo el país, las comisiones coinciden en apoyar la participación masculina, siempre respetando el protagonismo de las mujeres y los bloques que las organizadoras han estructurado para las marchas.
 

Aulas vacías


Si bien el derecho a huelga pertenece a los trabajadores, lo cierto es que también el estudiantado está llamado a participar. ¿De qué forma? Tanto la propia Comisión 8M como el Sindicato de Estudiantes trabajan con el objetivo de vaciar las aulas. Para este 8 de marzo, el alumnado cuenta además con el apoyo de la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (CEAPA), que ha decidido respaldar "las movilizaciones del próximo 8 de marzo convocadas en toda España por la igualdad real entre hombre y mujeres".

Actualmente, los estudiantes están cubiertos y existe una sentencia del Tribunal Supremo que lo avala a través de una "mezcla interpretativa del derecho de reunión y asociación". Por otro lado, a partir de tercero de la ESO cualquier alumno puede hacer huelga sin que sea necesaria autorización de sus progenitores o tutores legales, siempre que lo hayan decidido de forma colectiva en asamblea.

Tal y como detalla el Sindicato de Estudiantes,
la Ley Orgánica 8/1985, reguladora del Derecho a la Educación, señala que "en los términos que establezcan las administraciones educativas, las decisiones colectivas que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria, con respecto a la asistencia a clase no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción, cuando éstas hayan sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro".

Del mismo modo que ocurre en el eje laboral, de nuevo cada actor disiente a la hora de dirigir su llamada: algunas comisiones optan por una huelga mixta y otras limitan la participación apelando sólo a las mujeres. El Sindicato de Estudiantes defiende que los hombres se sumen a las acciones de sus compañeras.
 

Cuidados y consumo


La convocatoria que nace al calor del movimiento feminista lanza un mensaje claro: se trata de parar. No sólo abandonar el puesto de trabajo o las aulas, sino también dejar a un lado el consumo, el trabajo doméstico no remunerado y los cuidados. ¿Qué significa esto? Significa que las mujeres dejen, por un día, de cuidar, cocinar, planchar, poner la lavadora o hacer la compra. También de consumir, como forma de rechazar el modelo actual y cultivar un "consumo responsable ligado al territorio" y al ecofeminismo. 

En el ámbito de los cuidados, las activistas apelan a la colaboración masculina, que entienden debe ser continua y corresponsable. Si las mujeres dejan de cuidar y desempeñar las tareas domésticas, los hombres deberán asumir este papel. Ahí enlaza la huelga de cuidados, como en una suerte de círculo que se retroalimenta, con la laboral. Parar en lo laboral –secundando la huelga o a través de otras fórmulas– con el fin de poder asumir las labores de puertas para dentro.

Pero las trabas no son pocas y no siempre resultan sorteables. Por ello, un año más las feministas han organizado en los diferentes territorios comidas colectivas y puntos de cuidados, timoneados por hombres, para encargarse de los niños o personas dependientes. Los varones que quieran tomar parte de la huelga pueden hacerlo a través de la participación en estos espacios. Para aquellas mujeres que no tengan la opción de dejar a un lado el trabajo en sus hogares, las activistas proponen la acción simbólica de colgar un mandil en las ventanas, y así "visibilizar los cuidados y a las que no pueden parar".
Más contenidos sobre este tema




24 Comentarios
  • IsasI IsasI 08/03/19 11:24

    https://youtu.be/ffmUpNmDlYg

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    1

    • Damas Damas 08/03/19 11:47

      Gracias, Isasi, por traer ese vídeo aquí, escuché esas palabras de I. Gabilondo en el momento que se emitieron. Anoche con el títular de la columna de L. Arroyo recordé esa frase: "... yo también soy feminazi .."

      Por si no lo viste, a cambio de lo anterior ;-) te sugiero el vídeo de "Rozalén y el Gran Wyoming cantan 'La puerta violeta', no lo he encontrado en youtube todavía, por lo que va con publicidad del medio y de la otra.

      https://cadenaser.com/ser/2019/03/08/television/1552031288_230895.html

      ¡Exitoso día, 8M!



      '://cadenaser.com/ser/2019/03/08/television/1552031288_230895.html

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • IsasI IsasI 08/03/19 12:06

        ¡Gracias Damas! ayer en el Intermedio los escuché también ¡Deseo, igualitario! #ApuntaMiNombreVox

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • Damas Damas 08/03/19 12:37

          Pues el mío también. :-)

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • Damas Damas 08/03/19 12:03

        Isasi, copio el enlace que aportas en otro punto de infoLibre.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • IsasI IsasI 08/03/19 12:09

          ;)!!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Atea Atea 08/03/19 10:40

    Puestos a cuestionar hasta la foto, que como casi todo, es según qué ojos miran. Yo en la foto veo un fiel reflejo de la indignación que sentimos muchas y muchos ante el panorama que vivimos las mujeres y que muchos intentan ridiculizar. Habría que haber puesto otra foto un poco más dulce y pacífica?, igual a una chica con flores en el pelo y amplia sonrisa que es como se nos presupone?, una tía gritando como que no queda bien y es que hay quien busca la mínima rendija para desprestigiar. Increíble.
    Nos vamos a la mani, muchísima gente, hombres y mujeres, a decirles a es@s machistas que las cosas están cambiando y más que van a cambiar y que ayer haciendo pancartas en la sede, había una señora de 91 años que nos animaba y contaba que su nieto de 21 años se quedaría con ella porque la señora que la cuida y su hija hacían huelga y que ole ahí esos chavales solidarios.
    Así que a quien piensa que esta huelga le toca los cojones, ya sabe, a ponerlos a remojo porque la cosa va para largo, que pataleen como cangrejo panza arriba porque es lo único que les queda.
    Al resto de personas que la apoyan de la manera que sea, gracias.
    Vamos que nos vamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • Damas Damas 08/03/19 09:08

    jorgeplaza, como te dije anoche espero que os salga bien.
    Yo , jubilada, sólo puedo participar en la de consumo, y en cuanto a la manifestación, por un impedimento físico ocasional, debo perdérmela, la del año pasado fue realmente extraordinaria.
    No comparto ninguno de tus puntos de vista en esto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Damas Damas 08/03/19 09:17

      Por cierto, jorgeplaza, qué poco habitual ¿raro? que hicieras comentarios a esas horas nocturnas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Gorkalora Gorkalora 08/03/19 08:32

    No consigo entender como UGT y CCOO no hacen lo que pide el movimiento feminista y hacen su propia convocatoria. Menos mal que en Euskal Herria tenemos a ELA, LAB , etc.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • LagunaTf LagunaTf 07/03/19 21:19

    El Sr. jorgeplaza dice:
    no solo le parece mal, si no que le tocan ciertas partes de su cuerpo…
    así mismo también:
    porque terminarán por despertar una feroz reacción de sentido contrario ….
    ¿A que reacción se podía llegar?
    Al rapado de la cabeza, y a la toma de aceite ricino.
    No entro en los aspectos personales, en mi casa por desgracia somos muy conocedores de esos temas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    4

    • jorgeplaza jorgeplaza 08/03/19 04:23

      No soy adivino, no sé cómo será la reacción: usted seguro que sí. Una posibilidad más bien improbable: conversión masiva al mahometismo y adopción forzosa de la ley islámica para los y las que no quieran. Puesto que hay que respetar todas las culturas según los multiculturalistas de moda, esa sería tan respetable como la descreída y laica que hoy tenemos y que, al parecer, tantísimo oprime a las mujeres que las obliga a salir dentro de un rato a la calle como un solo hombre (perdón: no he podido resistir la gracieta). Otra posibilidad, más realista, es volver a un régimen autoritario como aquel que disfruté en mi juventud en el que, entre otras bendiciones diversas, se pongan todo tipo de trabas legales al trabajo de las mujeres fuera de casa, con lo que subirían los sueldos de los hombres y aumentaría la natalidad casi con seguridad: no hay mal que por bien no venga, que ya dijo Franco cuando ETA asesinó a Carrero porque así podía nombrar a Arias Presidente del Gobierno.

      Cuidadín con las reacciones que se provocan en la época de los Trump, Putin, Orban o Le Pen (esta, por suerte, en la oposición todavía). ¿O es que aquí somos inmunes a los encantos de ese tipo de políticos?

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

    • martín pérez martín pérez 07/03/19 21:36

      Entiendo que la reacción a la que se refiere el sr. Plaza ya se ha producido ya y forma parte no pequeña del ideario del partido que aspira a abolir las leyes de protección de la mujer y por la igualdad de género, amén de otras lindezas cavernarias. No entiendo que se haga de nuevas. ¿Reacción, qué reacción?... salvo maliciosamente...

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      2

  • Damas Damas 07/03/19 19:54

    Si estuviera de mi mano, buscaría otra fotografía para esta noticia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    3

    • eldeantes eldeantes 07/03/19 22:47

      Yo también lo haría

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • jorgeplaza jorgeplaza 07/03/19 20:48

      Está muy bien esa fotografía: muestra la realidad. Otra instantánea de la realidad: mi madre, aunque casualmente es una mujer, no hace huelga. Mi madre, además de 97 años, tiene una cuidadora a tiempo completo que (menos mal) no hará huelga tampoco: una esquirola asquerosa. Por la tarde, mi madre tiene también que ir (más bien hay que llevarla) a una hermosa sesión de radioterapia que sí puede verse afectada por la huelga aunque se trate de un hospital público, donde es evidente que no existe discriminación salarial. Menos mal que para desplazarme desde mi casa a la casa de la paciente (mi madre, una mujer por si lo habíamos olvidado) y luego al hospital no utilizo la bicicleta, ni el patín (esos medios tan prácticos y tan ecológicos) ni el servicio público de transporte, presumiblemente afectado por la dichosa huelga, sino el repugnante y despreciable vehículo privado (sí: es diesel) que, por suerte, parece que mañana sí podrá circular por Madrid, aunque ya veremos.

      No voy a votar a VOX ni al PP ni a Cs, ni recomendar a nadie que lo haga, no hay cuidado, pero hay ciertas huelgas que no es sólo que me parezcan mal sino que me tocan mucho los cojones, hablando claro. Mucho, porque no tienen el menor sentido, especialmente en el sector público. Mucho, porque terminarán por despertar una feroz reacción de sentido contrario, tan extremista y absurda como la acción que la está causando.

      La foto es perfecta, Damas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      4

      4

      • Pacoescolano Pacoescolano 08/03/19 01:22

        Señor Jorge plaza: al leer en la segunda línea de su comentario que su madre es casualmente una mujer, me deja usted sin argumentos para rebatirle tal obviedad. Casualmente mi madre también es mujer y bastante mayor de edad. Salut

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 08/03/19 04:03

          ¿Usted sabe a qué se llama sarcasmo?

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          4

      • Damas Damas 08/03/19 00:35

        jorgeplaza, espero que mañana os salga todo bien a tu madre y a ti. Hay servicios mínimos y la profesionalidad y sensibilidad del personal sanitario en la Sanidad Pública en mi experiencia es muy alta.
        Has tocado uno de mis puntos débiles: madre de 97 años, que además tiene que ser atendida por una cuestión médica en un día de huelga.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • acracio acracio 08/03/19 00:02

        La huelga no se hace contra tu madre, ¿o es que apoyas las huelgas que piden darles una subvención? Las huelgas son actuaciones de SOLIDARIDAD ¿le suena? para conseguir revertir situaciones injustas que nos afectan como personas y como colectivos. Repase usted sus criterios, porque de progresistas en este y otros comentarios nada de nada.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        1

        • jorgeplaza jorgeplaza 08/03/19 03:59

          Las huelgas pueden ser necesarias y justas o innecesarias e injustas. Entendería una huelga de sanidad o de limpiadoras o de ferroviarios y me aguantaría con los inconvenientes si hubiera motivos para esas huelgas. Pero me crispa una huelga general encubierta (huelga general porque no hay un solo sector en que no haya mujeres) que, además, se convoca y tendrá éxito sobre todo donde menos falta hace y menos justificada está, que es el sector público, en donde la igualdad entre hombres y mujeres es total o casi. No es justificación que la convoquen los sindicatos supuestamente más serios, a los que hace tiempo que les pasa lo que al Banco de España: se ocupan de todo menos de lo que tendrían que hacer y ahí está el apoyo de CC.OO. y UGT a las manifestaciones separatistas en Cataluña para probarlo.

          La peor parte del daño, triunfe o no la huelga, ya está hecho y no son las molestias que podamos sufrir por su causa los que tenemos mañana consulta en un hospital público, sino la profunda brecha que se está produciendo entre las dos mitades de la población. Puedo equivocarme, claro (los únicos que no pueden son los fanáticos de cualquier signo), pero me parece inevitable que la radicalización exclusivamente por razón de sexo, como es el caso, lleve aparejada la radicalización simétrica de la otra mitad de la población más pronto que tarde. Las mujeres no son una clase social ni un grupo homogéneo y considerarlas como tal y excluir a los hombres (como muestra, los niños varones de ese colegio andaluz a los que no se iba, o se va, a dejar salir al recreo) no puede tener otra consecuencia más que la reacción, que será igualmente fanática y equivocada, de los hombres. Como los franceses, que guillotinaron a Luis XVI, mucho más benévolo y abierto que sus predecesores, la triunfante huelga femenina se hace justamente cuando la situación social y laboral de la mujer es mejor que nunca y sigue mejorando. Muy bien, pero después de la revolución, en Francia vinieron Napoleón, las guerras y la restauración borbónica.

          Las mujeres son un grupo social con intereses homogéneos y compartidos: ahí está Marine le Pen para demostrarlo.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          0

  • Acratador Acratador 07/03/19 11:59

    Mañana yo paro. Y acudiré a la manifestación. Algo va a cambiar a mejor y para siempre y yo quiero estar ahí.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Fernandos Fernandos 07/03/19 11:47

    Mañana la huelga tiene que ser un éxito, porque las mujeres se lo merecen y toda la sociedad debemos apoyar, por la cuenta que nos tiene y sobre todo no olvidar a quien votar, si nos preocupa la igualdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Antonio O´Connor Antonio O´Connor 07/03/19 08:47

    Esperemos sea un exito

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

 
Opinión