X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El diálogo sobre Cataluña

Gobierno y Generalitat pactan que los acuerdos sobre el “conflicto político” catalán cumplirán con la “seguridad jurídica”

  • Pedro Sánchez salva la continuidad de la mesa de diálogo sobre Cataluña de la que dependen la aprobación este jueves de la senda de estabilidad y, en los próximos meses, los Presupuestos de 2020
  • Las dos delegaciones celebran el inicio de las conversaciones y pactan reunirse mensualmente y hacer balance cada seis meses
  • La ministra portavoz, María Jesús Montero, apuesta por buscar “soluciones imaginativas y creativas” en las que las dos partes cedan en sus “posiciones maximalistas” y “antagónicas”

Fernando Varela
Publicada el 26/02/2020 a las 21:53 Actualizada el 27/02/2020 a las 13:37
Primera reunión de la mesa de diálogo encabezada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el president de la Generalitat, Quim Torra.

Primera reunión de la mesa de diálogo encabezada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el president de la Generalitat, Quim Torra.

Europa Press

La mesa de diálogo sobre Cataluña seguirá adelante y ya tiene calendario. Ese es el principal acuerdo al que han llegado este miércoles en la Moncloa las delegaciones del Gobierno de España y del Govern de la Generalitat tras una reunión de más de tres horas de duración encabezada por el presidente, Pedro Sánchez, y su homólogo catalán, Quim Torra.

A partir de ahora la mesa se reunirá mensualmente alternando las sedes del Govern y del Gobierno español —la de marzo tendrá lugar en Barcelona— y cada seis meses asumirá la tarea de hacer balance del diálogo. Será en esas reuniones semestrales donde hagan acto de presencia Sánchez y Torra, dejando el resto para delegaciones de menor nivel cuya composición ninguna de las dos partes precisó.

Ambas partes se pusieron de acuerdo en la difusión de un comunicado conjunto en el que afirman que “esta primera reunión ha servido para sentar las bases del diálogo, abordando algunos aspectos metodológicos, y para constatar la naturaleza política del conflicto y que este requiere de una solución política”, un elemento que está en el centro del acuerdo suscrito en enero por PSOE y Esquerra Republicana que dio lugar a la creación de la mesa.

“En este sentido, ambas delegaciones valoran positivamente esta primera reunión” y ”coinciden en que la mesa de gobiernos es un instrumento para vehicular una solución y, por ello, se han emplazado a continuar trabajando para impulsar el diálogo, la negociación y el acuerdo”.

Los acuerdos alcanzados esta vez incluyen, además de la decisión del calendario, la habilitación “a partir de este momento” de “un grupo de trabajo integrado por una delegación por cada parte” a la que los presidentes y vicepresidentes se incorporarán “cuando sea necesario ratificar acuerdos políticos, salvo que alguna de las partes decida otra composición”. Y sobre todo subrayan otra de las condiciones pactadas por el PSOE y Esquerra: “Cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica”.

Pese a que no ha habido avances en las cuestiones de fondo —ninguna de las partes esperaba otra cosa— las dos delegaciones se han felicitado del clima de cordialidad, libertad y franqueza con la que han hablado, así como por la continuidad de la mesa, que en el caso de Pedro Sánchez le permite además dar cumplimiento al acuerdo del PSOE con Esquerra y sentar las bases de la legislatura.

En la reunión, explicó la ministra portavoz, María Jesús Montero, no se habló de la decisiva votación de este jueves sobre los objetivos de estabilidad —si el Gobierno la pierde difícilmente podrá dar continuidad a la legislatura— ni de los Presupuestos Generales para 2020, pero a nadie se le escapa que si los independentistas no garantizan la estabilidad del Ejecutivo en el Congreso la mesa no tendrá futuro.

La ministra Montero explicó que la reunión ha servido para constatar las diferencias e iniciar una conversación sobre el diagnóstico del problema que tendrá continuidad en los próximos meses. El Gobierno, repitió, no espera frutos en el corto plazo, pero apuesta por buscar “fórmulas imaginativas" y “creativas” para solucionar el conflicto, lo que obligará a las dos partes a abandonar “posiciones maximalistas” y "antagónicas", algo que “no es fácil”, subrayó. “Lo fácil era negar la realidad” como hizo durante años el Gobierno de Mariano Rajoy “y actuar como si las cosas se arreglasen solas”.

La reunión, añadió, ha resultado “muy compleja”, pero “ha sido un primer paso muy importante para avanzar en la normalización de las relaciones institucionales” e incluso “afectivas” tras 10 años en los que, según ha dicho, “solo ha habido confrontación y reproches”.

Torra abraza la continuidad de la mesa

El president, Quim Torra, confirmó por su parte que el Govern no se levantará de la mesa a pesar de que el Gobierno de España no dio respuesta a sus demandas de autodeterminación y amnistía ni a la incorporación a la mesa de la figura de un mediador internacional. Montero señaló más tarde que Sánchez le dejó claro, como ha hecho siempre, que el Gobierno rechaza la convocatoria de un referéndum de independencia y que no va a amnistiar a los condenados del procés, así como que sigue sin ser partidario de la designación de un mediador.

Torra aseguró que ambas partes también se han “conjurado” para que la mesa no se vea condicionada por ningún acontecimiento externo, se trate de las elecciones catalanas o de la tramitación de los Presupuestos. Montero no fue tan clara en este punto: desde su punto de vista, muchas de las medidas que el Gobierno ha puesto sobre la mesa —y que Torra quiere trasladar a la comisión bilateral, que se ha comprometido a convocar de inmediato— necesitan soporte presupuestario, de manera que si Junts y Esquerra no apoyan al Gobierno en el Congreso no saldrán adelante.

Es sobre este aspecto, las propuestas del documento Agenda para el Reencuentro, que Sánchez trasladó a Torra en Barcelona el 6 de febrero, donde más ha hecho hincapié la ministra, con la intención de empezar a trabajar sobre aquellos asuntos en los que sí hay posibilidad de llegar a acuerdos y construir a partir de ahí un clima de confianza que facilite avanzar en el conflicto político, donde las posiciones siguen estando, reconoció, en las “antípodas”.

A esta primera reunión han acudido acompañando a Torra el vicepresidente, Pere Aragonès, y los consellers Jordi Puigneró y Alfred Bosch, además de los diputados Elsa Artadi (Junts), Marta Vilalta (ERC) y Josep Maria Jové (ERC), así como el ex jefe de gabinete de Torra y de Carles Puigdemont Josep Rius. Por parte del Gobierno estuvieron presentes, además de Sánchez, la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros Carolina Darias, Salvador Illa, Manuel Castells, María Jesús Montero y José Luis Ábalos, que no se quedó a toda la reunión porque tenía que comparecer en el Congreso. Se ausentó el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, afectado por una amigdalitis.

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Segedano Segedano 27/02/20 11:37

    Es sabido que cuando se trata de asuntos espinosos, la información que sobre unas incipientes negociaciones se da a terceros suele ser ambivalente, incluso críptica. Es comprensible. Pero conviene no pasarse, no sea que el personal acabe mosqueándose.

    Tal ocurre, en mi opinión, con la aparentemente protocolaria afirmación de que “cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica” y no falta quien se haya apresurado a decir que se trata de “un eufemismo para no mencionar la palabra tabú, Constitución”, no sea que a la representación secesionista le salga un sarpullido. “¿Acaso podría ser de otra manera?”, se dice.

    Pues sí. Podría ser de otra manera. Torra ha dicho mil veces, por activa y por pasiva, que él la única legalidad que admite es la derivada del Parlament (y eso mientras le sea favorable). Tampoco se ha parado en barras al afirmar una y otra vez que el diálogo y, por supuesto, el acuerdo, si lo hay, tiene que establecerse “superando la Constitución”, es decir, dejándola al margen para que no estorbe.

    Así que sí, que es posible que no estemos ante un inocente eufemismo, sino ante la invocación de dos “legalidades” distintas que, como ya se ha visto, incluso en ocasiones pueden llegar a ser contradictorias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    1

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 27/02/20 17:49

      No hay dos legalidades distintas. En democracia solo hay una legalidad. En la mente de cualquiera puede creerse en otra legalidad distinta de la que se ha votado democraticamente, en el año 1978 y después en los estatutos de autonomia, leyes orgánicas, etc. Seguridad jurídica es un eufemismo que aceptan los secesionistas para tapar la realidad. Pero llevan años tapando la realidad con mentiras como derecho a decidir, derecho a la autodetrminación, etc. Pero "seguridad jurídica" Es un principio que viene así definido en la Constitución y en todas las democracias del mundo. Quiere decir, aparte de otras muchas cosas, que no se puede aprobar ninguna ley saliendose de las normas democráticas. Eso, por ej, significaria que no se puede cambiar el Estatuto de Cataluña por un acuerdo entre gobiernos sino porque los aprobaran 2/3 de los diputados catalanes, es decir secesionistas y catalanoespañoles, luego en las Cortes Españolas y mas tarde en referendum en Cataluña, después de haber pasado la posible criba del Tribunal Constitucional. Eso es seguridad jurídica y solo eso lo es. Tampoco se podría modificar el estatus político y territorial de España sin un acuerdo político entre todos los españoles, de al menos 2/3 de diputados, disolución de las cortes, otro 2/3 de las nuevas cortes y referendum entre los españoles, referendum que tendrían que ganarlo los españoles que quieren cambios en su Constitución. Eso, exactamente, es lo que significa seguridad jurídica. Pero en Cataluña las cosas están tan fanatizadas por el secesionismo y por sus mentiras continuas, que si les gusta la palabra "seguridad juridica" porque dicen que es neutra, pues seguridad jurídica, pero la verdad es que significa que solo se puede cambiar la Constitución, el Estatuto de autonomia y otras cualesquiera leyes siguiendo los cauces y procedimientos establecidos en la Constitución y las leyes democráticas.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/02/20 08:05

    Veo que esta mesa es muy positiva. Espero que se afiance como una buena costumbre.
    Recuerdo las dos semanas largas de altercados en Barcelona. Que prefieren los "criticos" de la derecha: esta mesa o los altercados?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • subeChico subeChico 27/02/20 07:31

    ?Algún experto jurista podría aclararnos esto del marco de seguridad jurídica?
    En elespanol.com del tribuno Pedro J. lo definen al estilo de aquel Fdz. Miranda de las cortes franquistas "de la ley a la ley" pero en este caso lo traducen por " de la ley a la sinley" o algo similar, sugiriendo un trapicheo anticonstitucional.
    Me gustaría conocer la visión del profesor Pérez Royo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    3

    • subeChico subeChico 27/02/20 07:51

      En el digital hermano eldiario.es en la sección opinion he encontrado el artículo " la mesa de negociación" del citado profesor andaluz de derecho constitucional que puede ilustrarnos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      0

      • subeChico subeChico 27/02/20 08:07

        Creo que algo aclara el art de Sanroma aquí en nuestro digital sobre diálogo de besugos.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • ROSA TARRAGONA ROSA TARRAGONA 27/02/20 01:04

    Y que es la Política sino argumentar, dialogar , transigir, pactar, negociar. O la Política es el exabrupto, el insulto, la descalificación, la mentira, los aplausos de claca, el seguidismo al lider de turno.
    Líbrese la Política de soberbios, insolentes y vacuos, como botón de muestra, va como anillo al dedo la portavoz parlamentaria Cayetana Alvarez y similares.
    Bienvenida sea esta mesa de negociación y tantas como sean necesarias para resolver el problema con la mitad del pueblo de Catalunya. La otra mitad lo agradecemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • gualdo gualdo 27/02/20 00:02

    Me llama la atención que se ponga como primer subtítulo la necesidad del buen andar de esta reunión  para que este jueves se apruebe tal y después los presupuestos; es como enfatizar, sobre otras cuestiones, lo instrumental del caso, y eso es lo que precisamente la derecha hará: instrumentalizar lo que es natural, pero que parece sobrenatural por lo bajo que cayó la política durante el último decenio. Simbólicamente hará rehén lo natural, conveniente y necesario de la causa instrumental y personal. Naturalmente uno quiere que se aprueben sus presupuestos, pero se reunirían si estuvieran ya aceptados? Yo quiero pensar que sí, que es lo lógico cuando hay un problema de esta naturaleza, y máxime cuando se trata del enorme potencial de Catalunya tanto personalmente como social, cultural y económicamente. Entonces, a qué vienen los aspavientos? La derecha ya ha aludido al término “humillación“ y lindezas semejantes para encender la oscura llama. Yo espero que todos se desempeñen bien y se lleguen a acuerdos buenos para la ciudadanía y que amainen la cuestión puramente identitaria en favor de una mayor apertura.  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

Lo más...
 
Opinión