x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Coronavirus

De la reforma educativa a la derogación de la 'ley mordaza': las tareas pendientes de un Parlamento en hibernación

  • Decenas de iniciativas descansan en el registro del Congreso a la espera de la vuelta de la normalidad. Sólo se ha dado luz verde a reales decretos
  • Los partidos reorientan sus iniciativas para orientarlas a la lucha contra el Covid-19 y sus efectos

Publicada el 06/04/2020 a las 06:00
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha interrumpido brevemente el pleno del Congreso de este miércoles para que los diputados aplaudan también el trabajo y la entrega de los profesionales sanitarios.

Imagen de uno de los plenos durante el estado de alarma.

La imagen de un hemiciclo prácticamente vacío con estrictas medidas de higiene y con los diputados estremando las distancias está ya en las retinas de los españoles. Una especie de Parlamento de guardia en el que los grandes debates están reservados a la emergencia sanitaria y económica en la que nos ha metido el Coronavirus.

Desde la entrada en vigor del estado de alarma, decenas de iniciativas parlamentarias de todo tipo descansan en el registro del Congreso de los Diputados a la espera de la vuelta a la normalidad. En lo que va de 2020 sólo se han dado luz verde a reales decretos. Ningún otro tipo de texto legal más. De hecho, muchos de los que ya han pasado por la Mesa del Congreso para arrancar la tramitación parlamentaria tendrán que esperar. O se quedarán en papel mojado. Como el Gobierno, los partidos están reorientando sus iniciativas para dirigirlas a la lucha contra el Covid-19 y a sus efectos.

Más de una decena de reales decretos leyes

En casos de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno puede recurrir a los reales decretos leyes para sacar adelante iniciativas que después han de ser convalidadas por la Cámara. El plazo para que reciban el visto bueno del pleno es de un mes desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado. El uso —o abuso— de esta figura legal ha servido de elemento de confrontación entre los partidos y el Gobierno de turno, sobre todo en etapas en las que la formación que controla el Ejecutivo no goza del respaldo de la mayoría del Parlamento.

El registro del Congreso da cuenta de una docena de reales decretos: seis de ellos tienen relación con el Covid-19 y otros seis son previos a la pandemia.

Entre los anteriores al inicio de la crisis están, por ejemplo, el que aborda la revalorización de las pensiones, el que deroga el despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo o mediante el que adoptaban determinadas medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación tras las protestas del sector.

De la 'ley Wert' a la 'tasa Google'

El atasco está en las iniciativas en lista de espera. También procecen del Gobierno los proyectos de ley. En tramitación —en manos de sus respectivas comisiones— hay una decena de ellos. Del total, tres tienen su origen en reales decretos leyes. Del resto destacan el Proyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, más conocido como "tasa Google" o la reforma de la ley educativa, la derogación la de la ley Wert, una de las grandes banderas del Gobierno de coalición y que la Moncloa había fijado como prioritario para 2020.

En medio de las quejas de partidos como PP y Vox por el cerrojazo del Congreso, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha hecho una comunicación sobre la actividad de la Cámara en este periodo extraordinario en la que informa de que los órganos de dirección técnica y política del Parlamento y de las Comisiones, en su caso, "pospondrán aquellas actuaciones que se puedan y acumularán en lo posible las iniciativas que, por razón de su urgencia, deban tratarse en las sesiones que se convoquen".

De las iniciativas con efecto vinculante, las proposiciones de ley son las más numerosas: hay 58 en tramitación. Por grupos, PP, Cs y Vox lideran el ranking con 11, 10 y siete, respectivamente. 

Una de las principales iniciativas del PP es la Proposición de Ley relativa a la modificación de la Ley 50/1981, de 30 de diciembre, por la que se regula el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal. Es la forma con la que los conservadores que no vuelva a ocurrir que un exministro del Gobierno sea puesto al frente de la Fiscalía General del Estado, como es e caso de Dolores Delgado.

También tienen los conservadores en lista de espera una Proposición de Ley relativa a los derechos y las garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, su alternativa a la ley de eutanasia de los socialistas. El 11 de febrero, el Pleno del Congreso aceptó tramitar la ley para la despenalización de la eutanasia del PSOE, un texto que ya había tomado en consideración en la Cámara Baja en dos ocasiones previamente. Su tramitación decayó en ambos casos por la convocatoria de elecciones, primero en abril de 2019 y después en noviembre de ese mismo año.

De Vox, el segundo grupo de la Cámara, destaca su proposición para la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la que aboga por la protección de los denunciantes de corrupción.

El Partido Socialista, Unidas Podemos, EH Bildu, el Grupo Parlamentario Republicano y el Grupo Plural se coordinaron para presentar una iniciativa sobre bebés robados en el Estado Español. Y el PNV ha recuperado para esta XIV Legislatura una de sus demandas clásicas, la Proposición de Ley de reforma de la Ley 9/1968, de 5 de abril, sobre secretos oficiales. 

También es de los nacionalistas vascos la Proposición de Ley de reforma de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, más conocida como ley mordaza.

Los planes del Gobierno... en revisión

El 25 de febrero, tras el Consejo de Ministros, el Gobierno anunciaba su previsión de remitir a las Cortes durante este 2020 un total 92 proyectos de ley. Entre estas iniciativas, se contaba la reforma del Código Penal para incluir la modificación del delito de sedición, El Gobierno aprobará 92 proyectos de ley en 2020, incluida la reforma del Código Penal que modificará la sedición, la futura Ley de Educación, la de lucha contra el cambio climático o la destinada a combatir el fraude fiscal.

En la Moncloa esperaban poder concretar el calendario en consejos de ministros posteriores pero la pandemia ha provocado que todas las previsiones salten por los aires.

Sin Presupuestos

De forma paralela, la gran ley por excelencia, la que permite que todas las demás se articulen y la que define las políticas de los Gobiernos, la de Presupuestos, se aleja cada día más de un escenario a corto plazo por mucho que desde la Moncloa se haya hecho un llamamiento a los partidos de la oposición para que remen a favor de unas cuentas "extra sociales". Hasta la fecha, sólo Ciudadanos ha mostrado su disposición a hablar con Sánchez de unas cuentas públicas de emergencia nacional.

El Partido Popular, de momento, considera que dar su voto a unas cuentas de este Gobierno sería firmar un "cheque en blanco" a Sánchez para que, a su vez, este ponga en marcha la agenda de Unidas Podemos. Y que, como está haciendo hasta la fecha, Sánchez puede seguir tirando de los reales decretos para responder a la urgencia del contexto.

En todo caso, el PP ya ha avisado al Gobierno de que su comprometida "lealtad" no pasa por dar luz verde a todos los decretos sin que se les mantenga informados. El principal enfado de Casado tiene su origen en el decreto de hibernación de la economía. Sánchez, dicen, les había negado este escenario y lo comunicó sin informar ni al principal partido de la oposición ni a sus presidentes autonómicos.

La estrategia del PP: avalancha de iniciativas, cero enmiendas

A fecha del 3 de abril, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso había presentado más de 700 iniciativas en la Cámara Baja, una cifra que contrastaba con el hecho de que, hasta el momento, los conservadores no hubiesen planteado ni una sola enmienda a los reales decretos que habían pasado por la Cámara.

El Partido Popular ha denunciado con insistencia que el Gobierno esquive el control parlamentario. A ojos de la formación liderada por Pablo Casado Sánchez está actuando más como si estuviera en un escenario de estado de excepción que de alarma.

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Fernandos Fernandos 06/04/20 10:47

    Por supuesto los esfuerzos deben ir dirigidos a terminar con el cronavirus, para lo demas quedan tres años de legislatura y las organizaciones sociales habrán de estar atentas por si se les olvidan de las reivindicaciones sociales y la derogación de la medidas neoliberales y represivas del PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Fernandos Fernandos 06/04/20 10:47

    Por supuesto los esfuerzos deben ir dirigidos a terminar con el cronavirus, para lo demas quedan tres años de legislatura y las organizaciones sociales habrán de estar atentas por si se les olvidan de las reivindicaciones sociales y la derogación de la medidas neoliberales y represivas del PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión