X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El Gobierno cierra filas en torno a Marlaska e insiste en que el cese de Perez de los Cobos no tiene que ver con la investigación del 8M

  • La ministra portavoz afirma que la pérdida de confianza en el coronel de la Guardia Civil en Madrid no guarda relación ni directa ni indirectamente con la investigación sobre la manifestación y la pandemia
  • María Jesús Montero insiste en el derecho del titular de Interior a nombrar para cargos de confianza a quien considere oportuno y subraya que la existencia misma del informe que culpa al delegado del Gobierno en Madrid es la prueba de que no hubo ninguna injerencia

Publicada el 02/06/2020 a las 16:26 Actualizada el 02/06/2020 a las 16:48
La vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, y los ministros María Jesús Montero y Salvador Illa, atienden a los periodistas tras el Consejo de Ministros.

La vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, y los ministros María Jesús Montero y Salvador Illa, atienden a los periodistas tras el Consejo de Ministros.

Efe

La ministra Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se atrincheró este martes en defensa de la actuación de su colega en el Ejecutivo, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

No sólo confirmó la confianza plena que tienen en él el presidente Pedro Sánchez y el conjunto de su gabinete sino que insistió en afirmar que la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como máximo responsable de la Guardia Civil en Madrid no tuvo nada que ver ni directa ni indirectamente con el caso 8M, la investigación que un juzgado de la capital ha abierto para establecer si el Gobierno puso deliberadamente en peligro a miles de personas al no haber impedido la celebración de la manifestación anual del Día Internacional de la Mujer Trabajadora el pasado 8 de marzo. Y lo hizo a pesar de las evidencias conocidas este martes, que la ministra no desmintió, en relación con el cese del coronel y que demuestran que la decisión sí tuvo que ver con esa investigación.

Montero se aferró al derecho de cualquier ministro a nombrar a las personas de confianza que considere oportuno en los cargos en los que así está previsto, así como a cesarlos cuando esa confianza deja de darse. Y subrayó reiteradamente que no se produjo ninguna injerencia en la investigación judicial, como en su opinión demuestra el hecho de que el informe que está en el origen del problema y que establece la existencia de responsabilidades por parte del delegado del Gobierno en Madrid llegó sin ningún problema a manos de la jueza que lo había solicitado.

La Portavoz del Gobierno se limitó a repetir varias veces, a pesar de la insistencia de los periodistas, la versión que dio el ministro del Interior sobre el cese por pérdida de confianza, sin entrar en elc ontenido de la nota reservada de la directora de la Guardia Civil coincida este martes. Esa fue su respuesta a la pregunta de si Marlaska había ocultado información al Gobierno y al resto de los ciudadanos sobre este asunto, toda vez que el motivo de la destitución, según esa nota interna, se debió a que el coronel “no informó del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil en el marco operativo de Policía Judicial con fines de conocimiento”.

“El ministro Marlaska informó en esta sala, en el Congreso y el Senado de que el cese se debe a una pérdida de confianza y es en ese contexto y solo en ese donde hay que situar ese cese, remarcó. “Es un procedimiento habitual. Llama la atención que algunos quieran hacer ruido político con esto”, añadió.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión