X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Un 40% en el paro, un 83% en casa de sus padres y un 32% muy triste: la frustración de una generación con dos crisis a cuestas

  • Los jóvenes están sufriendo las peores consecuencias de la crisis económica derivada de la pandemia, que deja a un 32,5% de los jóvenes menores de 30 con un estado anímico "malo o muy malo"
  • El empleo precario y el elevado precio de la vivienda impide que se emancipen con menos de 30 años y les obliga a postergar el proyecto de tener hijos
  • Los sociólogos, no obstante, no creen que esta crisis pueda provocar una movilización como la del 15M porque no existe un descontento con la política como la que había en 2011
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 07/03/2021 a las 06:00 Actualizada el 09/03/2021 a las 11:34
Una joven participa en una manifestación contra el encarcelamiento de Pablo Hasel, en Barcelona.

Una joven participa en en una manifestación del movimiento estudiantil universitario para protestar por la encarcelación de Pablo Hasél en Barcelona.

Cuando despertaron, la crisis todavía estaba allí. Podría parafrasearse el famoso cuento de Augusto Monterroso para resumir, en apenas siete palabras, la situación de los jóvenes españoles, muchos de los cuales ya acumulan dos crisis económicas —y sociales— a sus espaldas: la de 2008 y la que ya se empieza a notar a consecuencia del covid-19. Ha sido precisamente ella, la pandemia, la que quizás ha roto todas las expectativas de futuro de una generación que se ha visto abocada a convivir con la precariedad laboral —cuando consiguen un empleo—, con sus padres —por la imposibilidad de emanciparse a la edad que querrían— y con la postergación casi infinita de cumplir su deseo de tener hijos. Unas condiciones que, en el terreno psicológico, también lastran. Según el Estudio social sobre la pandemia de la covid-19 publicado esta semana por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), las personas de entre 18 y 29 años son, con diferencia, los que más califican su estado anímico de "malo o muy malo". Lo hace un 32,5%. A partir de 30 años, no afirma sentirse así más de un 27%. Las diferencias son notables.

Televisiones, radios, periódicos. En los últimos días, todos los medios de comunicación han prestado atención a las protestas protagonizadas por los más jóvenes que han tenido lugar en Barcelona, Madrid y otras ciudades españolas tras la detención del rapero Pablo Hasél. Los disturbios producidos durante esas manifestaciones ocuparon telediarios, minutos de radio y páginas de periódicos, pero muchas voces en seguida vincularon ese estallido social con la crisis económica que ya empieza a golpear, de manera diferenciada, a su generación. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este miércoles desde la tribuna del Congreso de los Diputados que "tenemos que reconocer que hay toda una generación que ha tenido que asumir en su normalidad la incertidumbre". Es, dijo, "una generación que sólo conoce la supervivencia en una crisis continua". "Esto tiene que cambiar", añadió. 

Porque los datos son preocupantes. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el cuarto trimestre de 2020 la tasa de paro de los menores de 25 años se situó en un 40,13%, diez puntos más que un año antes, cuando la tasa se situó en un 30,51%. Para los menores de 29 años, la tasa de paro se situaba en el 28,8%

Pero hay más. La pandemia ha provocado que, por primera vez desde 2013, aumente el número de jóvenes que ni estudia ni trabaja. Lo publicó el pasado martes el Ministerio de Educación y Formación Profesional a partir de los datos recogidos en la Encuesta de Población Activa (EPA). Según reveló, el 17,3% de los jóvenes de entre 15 y 29 años pertenece a lo que coloquialmente se ha denominado ninis. Un año antes eran un 14,9%; en 2018, un 15,3%.

 

Sin embargo, una de las mayores frustraciones a las que se ve sometida la generación más joven es que, cuando encuentra un empleo, este tampoco les asegura un futuro mucho más estable. El Consejo de la Juventud publicó en verano la segunda edición de su informe de urgencia Juventud en riesgo: análisis de las consecuencias socioeconómicas de la covid-19 sobre la población joven en España. Según sus datos, tras los meses de confinamiento sólo estaban ocupadas el 33,5% de las personas de entre 16 y 29 años. De los que tenían trabajo, el 29,6%, en situación de ERTE (expediente de regulación temporal de empleo), afrontaba un "riesgo importante" de perder su empleo. Porque "las probabilidades de estar trabajando en sectores" que cerraron por la pandemia —como el de la hostelería— "son mucho más elevadas entre las personas jóvenes que entre las personas de entre 30 y 64 años". 

Jorge lo sabe bien. Tiene 23 años, pero lleva desde los 18 trabajando en el mismo bar de la localidad madrileña de Los Molinos. Las cuarentenas y los confinamientos intermitentes que ha sufrido el pueblo desde la irrupción de la pandemia han precarizado todavía más la mala situación que, dice, ya sufría. "Cuando han cerrado la hostelería nos hemos quedado sin trabajar, o trabajando unas pocas horas que permitían ganar unos 20 euros semanales", cuenta a infoLibre. Todo sin ayudas porque, denuncia, trabaja sin contrato. "Es todo muy precario, no tengo ni seguridad ni estabilidad", lamenta. 

Por eso es claro. "¿Independizarme? Puf...", expresa. Estudia Trabajo Social, así que no cree que ocurra antes de acabar la carrera y encontrar un "trabajo estable". Pero tampoco cree que pueda hacerlo solo. "Será con mi pareja o con algún grupo de amigos. Independizarme solo lo veo prácticamente imposible", asegura. 

No es el único. Según el último informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, relativo al primer semestre del año 2020, sólo un 17,3% de los jóvenes entre 16 y 29 años vive fuera de casa de sus padres. Porque los sueldos no se ajustan a los precios del alquiler. Según datos del Consejo de la Juventud de España, el salario de una persona comprendida entre esas edades se situaba en el primer semestre del año pasado en los 13.308 euros netos anuales, lo que equivale a unos 1.109 euros mensuales. Por su parte —y a falta de datos oficiales, según el portal pisos.com— la renta media del alquiler cerró 2020 en 980 euros mensuales. Es el 88% de ese salario, un porcentaje muy lejano al 30% que los expertos en finanzas y el propio Banco de España señalan como ideal para destinar al pago de la vivienda, en alquiler o compra, sin dificultades. 

Virginia, una joven madrileña de 29 años, se encuentra en esa situación. "No puedo independizarme con el trabajo que tengo", lamenta. Es, cuenta a infoLibre, teleoperadora en una subcontrata de telecomunicaciones, aunque estudió Periodismo. "Trabajo cinco horas al día y cobro 700 euros. La máxima expectativa sería trabajar ocho horas y tener un sueldo que roza los 1.000 euros, pero con eso tampoco me llegaría", explica. "Y por más que pido una jornada completa, no me la aceptan", critica. 

Con esa perspectiva, parece consecuente que la natalidad esté en caída libre. Según los últimos datos del INE, publicados a finales de enero, en el primer semestre de 2020 se registraron 168.047 nacimientos, un 4,2% menos que en el mismo periodo del año anterior. Se apuntaló, de este modo, la tendencia a la baja que impera en este indicador desde el año 2014. Además, en 2019 —últimos datos disponibles—, las mujeres en edad fértil tuvieron, de media, 1,24 hijos, la cifra más baja desde el año 2001. Y no porque no quieran, sino porque no pueden. Según una encuesta publicada por el propio INE a finales de 2018, casi tres de cada cuatro mujeres desearían tener, al menos, dos hijos. Es un deseo, además, de las mujeres de todas las edades: desde las menores de 25 años a las mayores de 40. Según la encuesta, los motivos económicos o laborales son la explicación.

¿Un caldo de cultivo para una reedición del 15M?

La situación conduce a una inevitable pregunta: ¿puede ser esta crisis económica un caldo de cultivo similar al que llevó a los jóvenes a movilizarse durante las protestas del 15M en 2011? Kerman Calvo, profesor de Sociología en la Universidad de Salamanca, cree que no. "No es el mismo contexto y pienso que no hay indicación de que esta crisis tan aguda vaya a desembocar en un ciclo contencioso como el de 2011", subraya, desde el otro lado del teléfono. ¿En qué se diferencian ambos momentos? "La principal razón es que en este momento no existe esa crisis de legitimidad democrática que sí había en 2011. Entonces, quienes se movilizaron eran personas con estudios y que empezaban a trabajar en empleos precarios que habían visto rotas todas sus expectativas desde la política. Ahora, el Gobierno al menos ha dicho que tiene una responsabilidad social frente a la crisis. Ese argumento de 'nos enfrentamos a una clase política que ni nos mira ni nos presta atención' ya no está. Por eso la llama es más débil", explica. 

En 2011, continúa, había un enemigo enfrente. Ya no. Martín Portos, profesor e investigador Conex-Plus Marie Curie en la Universidad Carlos III de Madrid y autor del libro Grievances and Public Protests. Political Mobilisation in Spain in the Age of Austerity, está de acuerdo con él. "Ahora han sucedido muchas cosas en el campo político, ha habido una reestructuración del sistema de partidos. Antes el objetivo era el bipartidismo y las políticas de austeridad. ¿Ahora? ¿El Gobierno? ¿La OMS?", se pregunta. Además, dice, la otra diferencia es que en 2011 hubo una generación que, por primera vez en España, fue consciente de que iba a vivir peor que sus padres. "Lo que conocemos como expectativas del ascensor social frustrado", explica Portos, que lamenta que esas personas "han crecido con esa lógica". 

"En España ha habido toda la vida millones y millones de parados que no se han movilizado. Lo que sabemos es que, por desgracia, los agravios materiales y económicos no son condición suficiente para protestar. Se necesita articular ese tipo de discurso emocional de abandono, de injusticia y de clara responsabilización", continúa Calvo. Y ahora no existe. 

Virginia admite estar cansada. Pero no enfadada. Y tampoco responsabiliza a nadie de su situación. "Ni me cabrea ni me indigna, pero es desgastante ver que estamos en una crisis sin final, en un bucle de precariedad que probablemente nunca acabará para nuestra generación. Al menos, a medio plazo. Ver que las expectativas no mejoran es muy frustrante a nivel personal", sentencia. 

 

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




28 Comentarios
  • Artero Artero 10/03/21 23:00

    Esperemos que la juventud reaccione ante esta situación, le va mucho en ello. Esperemos que den crédito a los cantos de la ultraderecha

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • GRINGO GRINGO 10/03/21 10:20

    De estos "detalles" se olvidan cuando se proclama a España como la 4ª economía de la Zona Euro, como si eso tapara todo lo demás......olvidando que hasta hace 2 días formábamos parte de los PIGS.

    La culpa está muy repartida, desde los Gobiernos anteriores, como muchos padres de familia, empeñados en la "titulitis" de sus hijos, son/somos responsables en parte de ésta situación.

    Nadie quería que sus hijos desembarcaran en la Formación Profesional, "eso era para los tontos".

    Si a eso le unimos que, hace muchos años se decidió que España sería el "destino turístico" de la Europa y otros países desarrollados, y se apostó por ese modelo de país de "paella, chiringuito, turismo de borrachera...", pues así estamos.

    Para cuando el cambio de modelo productivo ????

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Evaus Evaus 10/03/21 01:55

    Pero los planes de estudio hace décadas se fueron haciendo con cada gobierno que entraba. Y se despreció la Formación Profesional y de ese 40% podrían estar trabajando miles si fueran buenos caldereros, soldadores tuberos; instrumentistas eléctricos y mil oficios, que antes de terminar el segundo año ya están todos contratados y ganando mucho más que el arquitecto o ingeniero que pone cafes PORQUE NO HACEN FALTA, sobran. Así nos va y peor nos irá.Cualquiera que tenga un ingreso vía lo que sea, paro, minimo vital o cualquier cosa le deberían obligar (siendo joven) a estudiar al menos inglés y Francés y una formación profesional básica. Pero los políticos para hacer negocio necesitan votos cautivos. De pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • leandro leandro 07/03/21 19:38

    El panorama es muy chungo , si la administración no crea empleos el sector privado desde luego que no va a hacerlo y los que salgan serán esclavos . Hay que replantearse el sistema y pensar en un cambio estructural de la sociedad porque el trabajo como lo conocimos es pasado , ya no estamos en el mismo modelo y el capitalismo no sirve porque no da solución a lo que ha creado .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Chinchirina Chinchirina 07/03/21 13:46

    Coincido con la opinión de los profesores en que en el 15M la protesta era contra "el no nos representan" del PP.PSOE y ahora eso está más diluido al abrirse el abanico electoral. A eso le uno, que entonces creíamos en otro mundo. Recordad , "mis sueños no caben en vuestras urnas". Ahora, la cosa es distinta y ya la resumió Warren Buffett, "la lucha de clases existe, pero vamos ganando por goleada". Mientras: parches, parches y más parches. Hasta que explote.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Pelias Pelias 07/03/21 13:23

    Prioridad absoluta: inversión en la formación y educación de los jóvenes, es decir, inversión en la escuela pública. Inversión para cambios en la mejora de los procesos productivos y que este país no dependa solo del turismo/hostelería y el ladrillo. Ya estamos sufriendo esa dependencia en el gran descalabro actual de nuestra economía. No hay por qué seguir siendo un país de camareros y albañiles. En este país existen otras fuentes de riqueza y mecha gente formada para trabajar en otros ámbitos que deben marcharse fuera. Estamos desperdiciando toda esa riqueza que hemos pagado. y la responsabilidad es de los Gobiernos anteriores que gestionaron muy mal. Señores del Gobierno a ver cómo emplean los miles de millones de tienen para la mejora de este país, que no se los lleven los de siempre, como está pretendiendo la derechona. Inviertan en las necesidades y posibilidades reales que tenemos y dejen ya de pelearse entre ustedes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Ibaetatik Ibaetatik 07/03/21 11:24

    Y falta la de miles de jóvenes -muchos de ellos muy bien formados en la universidad pública- que han emigrado y que se han instalado en el extranjero. Ésos, hoy en día, la mayoría no va a volver, dadas las condiciones laborales que se dan en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 07/03/21 10:21

    Todas las generaciones de este paisito llamado España, hicimos nuestra revolución, o como mínimo empujamos para que lo que nos tocaba vivir evolucionara.
    A ninguna generación de jóvenes de este pais que yo sepa, nos vinieron a traer a casa, titulos académicos, trabajos, o dinero, salimos a buscarlo donde fuera o como fuera.
    A mi me toco por ejemplo, trabajar mientras estudiaba la carera medio de noche y medio pedo...
    "..es que ahora no hay trabajos o los que hay son precarios..."
    Yo, el primer día que salí a buscar trabajo, en una mañana tenia tres oportunidad para empezar a trabajar, porque era joven, preparado y "cojonudo" pero en ninguna "sabia" lo que me iban a pagar ni siquiera, porque ni te hacían contratos, ni te garantizaban nada, y trabajabas hasta los domingos
    ¿ quizas eso sea precario, no?...pues hoy es lo mismo que hace 50 años.
    Cada generación tiene que hacer su revolución, los jóvenes de ahora tienen que cambiar la sociaded analógica por la digital, tienen que volver a los trabajos productivos en vez de a los servicios, tienen que "inventar" de nuevo la sostenibilidad agrícola, tienen que crear toda una industria del ecologismo, tienen que abrir caminos en vez de atajos fáciles, tienen que reinventar el cooperativismo aunque lo llamen cooworking o mierdas inglesas, tienen que crearse su propio mundo, laboral y social en vez de mendigar un sitio en el mundo de sus abuelos.
    Toca una revolución industrial nuevo, un Mayo del 68 nuevo, una Era digital nueva, y si en vez de pasarse en día dando likes a youtuberse, se dedicaran a juntarse y crear oportunidades, esta generación de gobenes más preparados e informados podrían salir adelante.
    Porque, yo y todos los yayos flauta que aporreamos teclas por aquí, ya solo gritamos cada mañana al levantarnos." para lo que me queda en el convento, espabilaros vosotros..."

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    4

    15

    • abuelo cebolleta abuelo cebolleta 08/03/21 11:00

      Aplaudo su comentario. Que se pongan las pilas ¡¡¡¡

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • elcapitantan elcapitantan 07/03/21 21:28

      Evidentemente el contacto, y por ello, el conocimiento que usted tiene de los jóvenes es cero.
      Los topicazos que usted vierte sobre los jovenes como si fueran verdades absolutas, son falsas. Pero eso a usted le da igual.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      2

      2

      • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 08/03/21 11:10

        amigo TAN
        yo no vierto nada sobre los jóvenes, yo aseguro que todos hemos sido jóvenes con dificultades y todos hemos tenido que luchar por lo nuestro.
        Los jóvenes de ahora con mas razón al estar mas preparados.
        lo que si es cierto es que " me da igual" porque yo mi lucha ya la hice.
        tambien me dan igual tus opiniones que buscan mas un enemigo que un razonamiento.
        saludos cordiales.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

      • abuelo cebolleta abuelo cebolleta 08/03/21 11:01

        Mientras puedan seguir mantenidos por sus papás , no tienen problema.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

    • Androide paranoide Androide paranoide 07/03/21 19:30

      Tiene usted mas razón que un santo. Entre la sobreproteccion de los padres y toda la mierda que les inculcan desde que nacen. Estan cazando moscas, dando likes,y esperando a ver si viene gente como usted, que les saque las castañas del fuego.
      Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      2

  • Prometeo46 Prometeo46 07/03/21 10:13

    He mirado por encima el Informe del Consejo de Juventud y no he visto el dato del salario medio de los jóvenes de 16 a 29 años que en el artículo lo cifra en 13.308 euros anuales y tampoco el dato del precio medio del alquiler cifrado en 980 euros al mes, datos que no me parece que respondan a la realidad a nivel estatal, más bien creo que pueden responder a grandes ciudades como Madrid y Barcelona pero no a todas las ciudades y pueblos de España, donde no creo que la media del salario llegue a los 1000 euros mensuales y el alquiler no creo que pase de los 700 o como máximo 800 euros al mes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • hayundi hayundi 07/03/21 10:09

    El trabajo se ha convertido en un bien escaso, habrá que repartirlo, o bien se reduce la jornada laboral, o bien se anticipan las jubilaciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6



Lo más...
 
Opinión