Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Violencia género

PP y Vox enmiendan a la totalidad la Ley sobre la Libertad Sexual por su sesgo "ideológico"

  • Los conservadores entienden que el texto posee un marcado "sesgo ideológico" y se oponen a la distinción entre abuso y violación por "eliminar el principio de proporcionalidad del Código Penal"
  • Vox argumenta que el proyecto de ley "pretende trasladar a la entera sociedad española la división entre hombres y mujeres", así como consumar "el propósito ideológico de enfrentar a ambos sexos"

infoLibre
Publicada el 17/09/2021 a las 19:11 Actualizada el 17/09/2021 a las 20:15
Imagen del 8M de 2021 en Madrid.

Imagen del 8M de 2021 en Madrid.

E.P.

Los grupos parlamentarios de PP y Vox han registrado este viernes en el Congreso una enmienda a la totalidad a la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como 'Ley del solo sí es sí', por considerar que tiene un propósito "ideológico", y se oponen a la redacción del consentimiento expreso. 

El grupo conservador considera que se trata de una normativa "maniquea, con un marcado sesgo ideológico, muy deficiente desde el punto de vista técnico-jurídico" y "de cuestionable constitucionalidad". "Un texto que instrumentaliza el dolor y sentimiento de las víctimas de estos deleznables hechos dado que, al final, no se van a ver mejoradas en su protección e intervención integral", señala la enmienda del grupo popular, a la que ha tenido acceso Europa Press, y que aboga por un texto que responda a la necesidad de mejorar la proporcionalidad de la respuesta penal frente las situaciones de violencia sexual que sufren especialmente las mujeres, los menores de edad y personas con discapacidad.

El GPP considera que el pilar sobre el que sigue pivotando la normativa es el mantenimiento del consentimiento expreso y se opone a ello porque considera que va "en detrimento de la seguridad jurídica y del principio de presunción de inocencia". Además, añade que "los problemas para determinar si ha habido un delito sexual serán los mismos que antes: la existencia de pruebas y no el mero testimonio". El grupo conservador también se opone a la supresión de la distinción entre abuso y violación porque, a su parecer, esto "supone eliminar el principio de proporcionalidad del Código Penal, vulnerando la seguridad jurídica".

Igualmente, indica que se produce un desplazamiento de la carga de la prueba dado que recaería en la defensa para excluir la tipicidad, "llegando a afectar al principio de presunción de inocencia". "No hay derechos sin seguridad jurídica, se deja a las víctimas desprotegidas y en un limbo respecto de sus derechos. Con ello no se consigue el objetivo de proteger mejor a las víctimas de la violencia sexual", recalca, además de resaltar que no es una ley que proteja la libertad sexual de todos los ciudadanos.

Además, el grupo del PP apunta que no existen recursos personales ni materiales para dotar las medidas recogidas en el Proyecto Ley. Por ejemplo, afirma que sindicatos policiales han denunciado que no hay suficiente plantilla especializada para las víctimas y tampoco bastantes Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género en los Juzgados.

Asimismo, el grupo conservador afirma que el Proyecto de Ley es mejorable desde el punto de vista de las mujeres con discapacidad. En concreto, señala que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) recuerda que las leyes deben tomar como referencia la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas.

Por todo ello, el grupo popular ha presentado una enmienda a la totalidad con texto alternativo con el fin de favorecer "una mayor claridad" en la tipificación de esas conductas, basada en dos puntos: la reforma del artículo 181 apartado 1º y 2º manteniendo el resto igual y, por tanto, el delito de abuso sexual "en aras de dotar de una mayor claridad al conjunto del texto penal"; e incorporar como agravante en el artículo 180 y 183 que la infracción sea cometida por la anulación de la voluntad por sumisión química. 

La enmienda de Vox

Vox ha presentado una emienda a la totalidad a la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual en el Congreso por considerarla "innecesaria", que "obedece a fines políticos" y que tiene "el propósito ideológico de enfrentar a ambos sexos".  "El proyecto de ley orgánica pretende trasladar a la entera sociedad española la división entre hombres y mujeres instaurada y enarbolada por la legislación en materia de violencia de género, aplicable al ámbito doméstico. Se consuma así el lúgubre propósito ideológico de enfrentar a ambos sexos", reza la enmienda a la totalidad presentada por Vox, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Además, el grupo parlamentario Vox considera que la norma, en lo que respecta a la protección de las mujeres frente a la violencia sexual "no comporta ninguna obligación cuyo contenido no esté ya recogido y desarrollado en el statu quo legislativo español". En este sentido, deduce que la necesidad de promulgar una ley de libertad sexual "obedece a meros fines políticos" pues, a su parecer, "no existe una razón socio-jurídica" que la justifique.

Asimismo, Vox aboga por abordar el problema "de forma verdaderamente integral" pues considera que "la violencia lo es con independencia de quién la padezca". También se opone a la redacción del consentimiento expreso pues, a juicio del grupo parlamentario, esto deja a los hombres "en una clara situación de inferioridad probatoria en cualquier proceso penal que se inicie por denuncia de una mujer".

"¿De qué modo podrían acreditar que ella ha emitido su consentimiento en los términos en que la ley lo requiere? Dicho de otro modo, con esta modificación en la valoración probatoria del consentimiento se introduce, en el seno de la intimidad de todas las parejas en España, el temor de los varones a una posible denuncia", plantea Vox, al tiempo que advierte de que esto va a "quebrar la confianza de las parejas".

Por cuanto respecta a la supresión de la distinción entre la agresión sexual y el abuso sexual, apunta que se produce "una injusticia material" ya que, a su parecer, "ciertas actuaciones (hasta ahora constitutivas de abuso) serán castigadas en demasía mientras que otras (tipificadas como violación en su subtipo agravado, en la legislación vigente) experimentarán un descenso de la pena".

Finalmente, el grupo parlamentario Vox señala en su enmienda a la totalidad que "no se entiende de qué modo puede esto ayudar a que la violencia sexual disminuya".

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Ahankara Ahankara 17/09/21 22:24

    No es que estén cada vez más cerca de Vox, es que cada vez están más cerca de Hibatullah Akhundzada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión