Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Segunda vuelta

Independencia judicial, según Casado

Publicada el 30/09/2021 a las 06:00

Uno demuestra que cree en el Estado de derecho cuando lo defiende aun en contra de su ideología. Tiene que ver con comprenderlo, procesarlo, creérselo. Pablo Casado ha abordado la detención de Carles Puigdemont en Cerdeña cuestionando al Gobierno por no presionar a los tribunales europeos, todo un alarde de cómo volar la separación de poderes sin inmutarse. En el Pleno del Congreso ha sido meridiano sobre qué es para el líder del PP la independencia judicial: exige una campaña internacional para que se respete a la justicia española en todos los países. Ni la decisión de Alemania o Bélgica de no extraditar al expresidente catalán por rebelión humillan a España, ni la inmunidad de Puigdemont o su retirada afecta a la reputación de nuestra judicatura. Y lo ha dejado botando para recordar que la mala imagen pasa por el bloqueo a la renovación del Poder Judicial.

Presionar a los tribunales europeos supone no asumir la arquitectura judicial de la Unión. El mandato de Casado a Pedro Sánchez, "haga todo lo posible" para traer a Puigdemont a España, implica no reconocer el papel democratizador de los tribunales comunitarios. El Tribunal de Justicia de la UE se creó en 1952 para garantizar que la ley se interpreta y aplica de la misma manera en cada país miembro, para homogeneizar la justicia y evitar los abusos. Su fin es resolver los litigios entre los gobiernos nacionales y las instituciones europeas. Y el de Puigdemont es sin duda el litigio y el caso de extradición más complejo y relevante de la UE. Un case study apasionante para los amantes del derecho y la política, donde cualquier "presión" a lo Casado se convertirá en una chapuza que retratará a quien la impulse.

Lo que pide Casado es poner en riesgo el sistema de garantías que nos hemos dado, alterar un engranaje que es lento pero seguro. No asumir que este balón está en otro tejado. Que Europa es España. Y que las resoluciones europeas son españolas. Ya no es el Supremo, sino el Tribunal General de la UE, quien tendrá que aterrizar la inmunidad en el limbo de Puigdemont. Convertir en sólido el estado gaseoso de la cuestión. Las euroórdenes estaban activas, la detención fue legal –lo ha dejado escrito la Corte de Sassari– y la inmunidad de Puigdemont estaba "intacta" en el momento de su detención. Toda una contradicción que ya contemplaba el Tribunal General europeo y que resolverá de cara al 4 de octubre. ¿Y ahora qué?

Aunque la Abogacía del Estado dijera que las OED estaban y estarán activas, definir hasta dónde llega la inmunidad del expresidente catalán, cuán protegido está para desarrollar su actividad como eurodiputado, dar luz verde o no a su extradición, decidir sobre las medidas cautelares, incluso delimitar qué delitos del Código Penal español encajan en la legislación europea, le corresponde a Europa y no al Supremo. Y ningún juez debería buscar la grieta y el atajo, activar una caza al expresident, que tensione las instituciones y alargue el proceso.

Sánchez erró al comprometerse a traer a Puigdemont a España. No le corresponde. Se trata de una decisión que podía impulsar el grupo socialista en el Parlamento europeo y después ser ratificada por los tribunales comunitarios. Casado va más allá cuando además de pedirlo exige que se fuerce a la Corte italiana y a la de Luxemburgo. La votación en el Parlamento Europeo para retirar la inmunidad de Puigdemont tiene un fin: la extradición a España. Pero será Luxemburgo y no Madrid quien marque el camino. Casado, que se atrevió a comparar la independencia judicial de España con Polonia y Hungría, para alegría de Puigdemont, pide ahora dar una pelea que no nos corresponde. Ni al PP, ni al Gobierno, ni al Supremo. Y hay que asumir con naturalidad que la Justicia patria no termina en el Constitucional, sino en Europa.

Esto en lo judicial; en lo político, a ningún excéntrico salvo de extrema derecha se le ocurriría comparar los pactos independentistas con los terroristas de la sala Bataclán que asesinaron a 80 personas. Una estrategia infame, asimilar terrorismo e independentismo, que pasa por deshumanizar y criminalizar una opción democrática para después deslegitimar cualquier solución política. Ha tenido que responder el ministro del Interior en el Congreso con tres verdades políticas: ser independentista no es ser terrorista; es una opción legítima y los demócratas estaremos ahí para defenderla; estamos en el marco de los tribunales europeos, dejemos que actúen.

La crisis catalana no está cerrada en falso, simplemente está abierta. Puigdemont, el elefante en el Govern catalán y en el de España, no hace ningún favor arrastrando a Junts a los mismos boicots que la derecha. Unos hablan del "golpe de Estado independentista" y otros del "golpe de Estado togado"; unos llaman "traidor, vendepatrias" a Pedro Sánchez, los otros a ERC; unos acusan a Sánchez de rendirse, los otros a Aragonès de hacer lo mismo. De la conspiración del Estado contra los independentistas a la de Sánchez contra el Estado. La mesa de negociación, el Spain sit and talk que tanto defendió Junts y tanta falta hace, el lema que Tsunami Democratic sacó a las calles, es una farsa para Puigdemont, Casado y Abascal. Y también serán Junts, PP y Vox quienes voten en contra de los presupuestos generales.

Es muy probable que el 4 de octubre Puigdemont vea protegida su inmunidad al menos hasta que se resuelvan los recursos y la cuestión prejudicial pendiente. De la misma manera que la reclama, y otros defienden las garantías frente a las presiones, podría utilizarla para hablar de política y explicar las coincidencias y las alianzas con la derecha en España o Salvini en Italia. La inmunidad política es para hacer política. Y también para responder por ella.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




28 Comentarios
  • svara svara 03/10/21 22:41

    Parece que el PP ha entrado en un espectáculo en espiral endiabladamente imparable como interesado a la hora de proponer próceres alternos para conducir sus designios y de paso los del país. Me preocupa lo segundo por el atrevimiento, irresponsabilidad y el trágala asumido al que se ha llegado electoralmente por una parte de la ciudadanía que se deja llevar únicamente por las vísceras incluso cuando hay sobrada muestra de conocimiento y mejor preparación para entender el despropósito de la presentación del candidato propuesto. La designación de este tipo de personas intelectualmente rudas, con escaso conocimiento del funcionamiento de las instituciones, sus competencias y sus responsabilidades, no puede conducir mas que a una sociedad enfrentada, encerrada en la torpeza, condenada a la involución de derechos, libertades, individuales y colectivas, por lo vanal y retrogrado del concepto de libertad (según me de la gana) que esta chusma de energúmenos propugna a los cuatro vientos. Un totum revolutum que solamente beneficia al neoliberalismo que defiende el PP a capa y espada en connivencia con el maniqueísmo perverso de la realidad de sus hermanos de vox. Vaya usted a decirle a estos candidatos que necesita un trabajo en el que no le exploten, con un salario digno y con una conciliación que le permita estar con su familia, tener un tiempo de vacaciones o reivindicar un derecho a la educación de sus hijos laica y gratuita, o a que le vea un médico, un sicólogo, que le den unos servicios básicos para emprender una vida como una vivienda con acceso a la energía básica, sin tener que dejarse la cuenta bancaria en ello. Estos candidatos son marionetas fáciles de dirigir por el poder neoliberal que atenaza con polucionar, obstruir y destruir la vida sobre la tierra si con ello saca tajada en poder económico y fáctico sobre todo lo que se mueve en este planeta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Domingo Sanz Domingo Sanz 01/10/21 09:07

    ¿Y como lo arreglamos, Pilar Velasco, cuando la justicia definitiva, la europea, dictamine que el juicio contra los independentistas y sus condenas no se ajustaron a derecho? Lo correcto sería conceder la celebración automática de un referéndum de autodeterminación en Catalunya, no le parece. El paralelismo que usted establece entre Junts y el PP es intelectualmente insostenible, y lo sabe, pues por medio está una judicialización del conflicto por parte del PP, y de la que el PSOE y UP en La Moncloa se siguen aprovechando, y una represión brutal contra políticos que se hubieran sentado a negociar en cualquier momento, y contra ciudadanos que solo querían votar. Da mucha pena que también para la izquierda españolista el ejercicio pacífico de la democracia con palabras mayores deba reprimirse con la violencia si se sale de la letra pequeña de las leyes, cuando precisamente, si la democracia tiene sentido es para ir reformando las leyes al ritmo de los tiempos. Cualquier posición españolista ante lo de Catalunya es indefendible porque viene de una clase política que ha convertido la Constitución del 78 en lo más parecido a los inmutables Principios Generales del Movimiento para golpear con ese texto "democrático", aprobado tras el consentimiento de un rey ladrón y franquista como Juan Carlos I, a cualquiera que se mueva. España está en fase de descomposición.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • coyanza coyanza 30/09/21 23:18

    Enhorabuena Pilar! Gracias por tus comentarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Pepita Pepita 30/09/21 20:52

    La Justicia española se desprestigia ella sola, da pena

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Isegor Isegor 30/09/21 15:57

    Apuntaba Robert Escarpit, otrora insigne editorialista del diario francés “Le Monde”, en una breve apostilla de portada publicada el año 1975, que quien tenga un conocimiento más allá de lo turístico de España, sabe del apego de los españoles hacia el sentimiento de “amor propio”, en defensa reactiva frente a cualquier crítica a los actos de sus caudillajes, como los del régimen franquista a los que hacía particular referencia en dicha nota editorial. Sigue activo ese fervoroso “amor propio”, incluso frente a cualquier ecuánime divergencia formulada desde los Tribunales de Justicia, no de uno, sino de diversos países miembros de esa misma UE. Juan Fernando López Aguilar, glorificó en su día al Tribunal Supremo español como sitial de superior sabiduría jurídica, ante el que debía doblegarse, por carecer de tan “Supremo Estatus”, el inferior Tribunal de Schleswig-Holstein de Alemania. Ignora Juan Fernando que ni los jueces alemanes, ni tampoco los magistrados de audiencias provinciales en España, difieren en saber jurídico de los jueces instalados por confianza política, y no por discernimiento jurídico, en el TS español, y que el regalado superior Estatus obedece al dedo amigo que nombra desde el doloso Consejo General del Poder Judicial. Casado exige incluso la caza y captura. Embarazosa es la parca respetabilidad de un Poder Judicial deslustrado por el enchufismo en el TS, lo mismo que la del Tribunal Constitucional, donde los insufribles ejemplos de personajes como el de Pérez de los Cobos, ex presidente del TC (hermano del fullero Coronel de la Guardia Civil), propuesto en su día por el gobierno de Rajoy para el TEDH y que fue rechazado por ocultista y farsante, pensando que en Estrasburgo le iban a cubrir sus cambalaches como se hizo por aquí, donde también se colocó en el TC a González Trevijano, el rector que concibió y capitaneó los cambalaches de la Universidad Rey Juan Carlos. Que tantos zanguangos domados sean Magistrados del Tribunal Constitucional o del Supremo, es la triste prueba de que judicialmente España está más cercana a un Estado de desecho, y, por tanto, cada vez más alejada de un Estado de Derecho, pero, eso sí, con “amor propio”. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 30/09/21 15:35

    ¡¡ NO PUEDE HABER NI EXISTIR UNA INDEPENDENCIA JUDICIAL....MIENTRAS LOS QUE LA OCUPAN......SEAN FASCISTAS ....O ....HIJOS DE FACHAS ...tal como los explica en este enlace o articulo que os dejo a continuacion.......un analisis realizado por Diego Barcala...periodista que narra la historia SEGUN EL HISTORIADOR.....Juián Casanova........LA VERDAD DEL PUTO FASCISMO......Y SUS 40 AÑOS DE DESMEMORIA !!!

    copiadlo y pegarlo en vuestro navegador

    https://desmemoria.eldiario.es/cargos-en-democracia/

    ¿¿ Y AHORA ESTE JODIDO FACHA ASQUEROSO.....nos da lecciones de independencia y transparencia.......CUANDO SUS MENTORES FACHAS ...NAZIS...... MENTORES....ASESINARON...VIOLARON....TORTURARON....ROBARON....SE ADUEÑARON...EXPROPRIARON.....??
    ¿¿ de que coño vais peperos de mierda ??

    ¿ TANTO OS CREEIS QUE NOS CHUPAMOS EL DEDO ...O SEAMOS TAN IGNORANTES......IMBECILES...DE 3 AL CUARTO ??

    ¡¡ LO TIENES CLARO !!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 30/09/21 14:52

    El Sr. Casado está en contra de casi todo, menos lo que le interesa a el. El Sr. Casado está en contra de todo lo que beneficia a los que menos pueden pagar, sobre todo la alimentación. ¿Por qué digo esto? Por qué es un mentiroso compulsivo. No dice una verdad en su vida. Posiblemente esté en la subida de la electricidad. Nunca a subido tanto como cuando se quedó sin el Gobierno el Partido Popular.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Harry Treleaven Harry Treleaven 30/09/21 13:36

    El jefe de la empresa conservadora es un nostálgico de la democracia orgánica de su "abuelito" del Pardo.Añorada igualmente por quienes le aPPadrinaron.
    Notar en la nuca el aliento de "la madrileña" le cortocircuitos el cerebro y refresca lo aprendido en harva-ravaca.
    Salud para la gente decente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • GRINGO GRINGO 30/09/21 12:26

    Por situaciones como ésta, y otras muchas más, España tiene el peso que tiene en el Mundo y en la UE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • CinicoRadical CinicoRadical 30/09/21 11:35

    Illa tiende la mano a Aragonès para aprobar los presupuestos de la Generalitat
    siniestra o diestra en el Govern catalán

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • Dver Dver 30/09/21 23:27

      Pues que Aragones responda con ka misma generosidad.

      Me duelen los cojones del alma de tanto desplante a los que gobierna España o ka Representan, porque aunque yo quiera una República, y sea de una cuerda más progresista que Sánchez, de momento es lo que legalmente me Gobierna, y hay que ser corteses y educados hasta en las críticas y diferencias de criterio.
      Además de que todos esos desdenes vergonzosos no son más que brindis al sol para cuatro de sus adlateres.

      En lugar de comportarse como chiquillos de patio de colegio, deberían de comportarse como personas sensatas, obviando actitudes mimetismo a las de la extrema derecha y no tan extrema.
      Y ¿cómo ser serio y sosegado? Muy sencillo. Déjense de eslóganes vacíos. Planteen qué tipo de régimen republicano desean, con detalles, convenzan y unan a ka gente sin alhajas ni alboroto. En fin, concreten un modelo de sociedad más allá de consignas que tanto valen para un roto como para un descosido.
      ¡Independencia! Qué independencia y para qué. ¿Será más útil a la sociedad catalana en general, a la española y sobre todo a todos los trabajadores? ¿Tendrán mejor sanidad, educación y protección social? ¿Harán mejor justicia distributiva? Todas esas cosas son kas que importan. Si proponen un modelo social concreto bueno y mejor para todos, yo se lo aplaudir y se lo copio.
      Pero actitudes infantiles de "a ti no te junto ni te doy la pelota" solo demuestran que son unos chiquillos que se creen hombres, como los vándalos que se creen que destrozando todo se creen hombres, que ya han superado el complejo de Edipo y han matado al padre (la supuesta autoridad interna que debían haber asimilado para regir su vida).

      Chiquillas de inmaduros es lo que manifiestan con tales desplantes descortesía. Porque si yo quiero cortar con mi mujer, se lo digo cara a cara y le explico el porqué. Y espero que caso inverso ella haría lo mismo. Cara a cara, con valentía, sensatez y sin humillaciones.

      Gobiernen lo que les toca, que con eso ya tienen bastante, y siéntanse dueños de sus cargos legitimos y no virreyes, o correveidiles, de fantasmagóricos personajes.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2



 
Opinión