La portada de mañana
Ver
El Gobierno sacará adelante el plan de reparación para víctimas de abusos con o sin la Iglesia

Los números de Ayuso

905 millones: buen provecho a las grandes fortunas

Los números de Ayuso

Una de las grandes trampas que viene colando el neoliberalismo en las últimas décadas es que sus profetas y voceros defienden bajar impuestos mientras las izquierdas quieren subirlos. Cada vez que usted escuche esa simpleza pregunte inmediatamente: ¿Cuáles? ¿Qué impuestos? ¿A quiénes? Entonces descubrirá que sí, que los gobiernos del PP de la Comunidad de Madrid no se cansan de bajar impuestos a las rentas más altas y de perdonárselos directamente a las grandes fortunas. Según el último dato oficial disponible, sólo en un año los más ricos se ahorraron (al menos) 905 millones de euros en Madrid (ver aquí).

Ayuso y los suyos mantienen a machamartillo la anticuada y dañina doctrina fiscal de la Escuela de Chicago, y a la vez se erigen en máximos defensores de la Constitución de 1978, la que expresamente contradice esa doctrina para establecer la progresividad fiscal como seña de identidad de la democracia española (ver artículo 31). Quien más tiene, más debe contribuir a la caja común. Ni se puede ser demócrata sin ser antifascista ni se puede ser constitucionalista sin apoyar la justicia fiscal.

La trampa fiscal que los gobiernos del PP llevan practicando casi tres décadas en Madrid tiene consecuencias claras: la comunidad más rica es la que mayores niveles de desigualdad registra entre el 20% más rico y el 20% más pobre. En Madrid se ubican siete de los diez municipios con mayor renta per cápita de España y también el mayor número de personas (más de un millón) en riesgo de exclusión social (ver aquí).

Lo estamos comprobando en esta serie numérica sobre la gestión de Ayuso (ver aquí). Antes de quedarse en casa o elegir papeleta el día 4, conviene no olvidar que la receta de bajar impuestos (muy especialmente a quienes más ganan o poseen) conlleva de inmediato recortes en el Estado del Bienestar: menos sanidad pública, menos educación pública, peor atención primaria, menos fondos para dependencia... Lo que unos celebran como "oasis fiscal" (el suyo) puede terminar siendo un infierno para amplias mayorías.

P.D. Y si alguien le viniera con la famosa Curva de Laffer y la teoría de que bajar impuestos sube la recaudación, sepa que tiene tanto fundamento como la leyenda de La niña de la curva (ver aquí).

Más sobre este tema
stats