Muy fan de...

Putin

Putin no descarta intervenir en Siria si se presentan pruebas  "específicas" amparadas por la ONU

Ay, Vladimir, qué emoción la mía cuando me enteré de que estabas en la lista de los candidatos a Premio Nobel de la Paz. Yo te hacía más en la lista de los mandatarios requetecachas o en la portada de la Men's Health y, mira por dónde, van los suecos y te sitúan entre los que optan al premio que se otorga, atención: “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz".¡Na zdorovje! -que viene a ser la versión rusa de ¡Viva el vino!- Muy fan.

La buena nueva llega justo en estos días, en los que medio mundo tiene contracción de esfínter por si la lías parda en Crimea. Justo cuando el Parlamento ruso te ha autorizado para desplegar tropas en Ucrania (ya hay 20.000 efectivos según el Pentágono y 30.000 según Kiev) aunque tú dices que, o sea, para nada, que los soldados que ocupan la región no son de tu ejército que se trata de tropas locales (eso sí, viajan en vehículos con matrícula del ejército ruso, pequeño detalle sin importancia). ¿Mandar tropas tú, posible Nobel de la Paz? hala, que dejen el vodka los agoreros. Seguro que son Los Sabandeños de Crimea haciendo la gira en tanques alquilados en Moscú. Si tú eres un cielo…

¿Y cómo te enteraste de que eras candidato al ilustre premio sueco? Igual te pilló al teléfono porque, últimamente, te pasas más tiempo hablando con Obama que Michelle. Y el planeta pendiente del resultado de vuestras conversaciones, ya imagino vuestra tensión de pareja:

- Que te vayas de Crimea.

- Ni de coña.

- No la líes, Vladimir.

- No la líes tú, Barack.

- Desde luego, cuando te pones cabezón…

- ¡Mira, quién fue a hablar!

- Bueno, piénsatelo.

- No tengo nada que pensar.

- Cuelga tú.

- No, cuelga tú.

Dicen que vuestras conversaciones telefónicas han durado entre 60 y 90 minutos. Espero que de Nobel a aspirante a Nobel haya algún contrato de esos de tarifa reducida, de lo contrario vais a flipar con el recibo.

En fin, Vladimir, me parece maravilloso que puedas ser distinguido como uno de los más pacíficos del planeta y, entusiasmada como estoy por la noticia, me ha dado por repasar algunos “putinismos” de los tuyos. Esas frases que has dicho en alguna ocasión y que definen tu manera de ver el mundo.

"Perseguiremos a los terroristas por todas partes, si es en un aeropuerto, pues en un aeropuerto. Y si los encontramos en el baño, pues en el mismo retrete los dejamos tiesos".

"Si usted está preparado para convertirse en un islamista radical y someterse a una circuncisión, le invito a Moscú. Somos un país multicultural y tenemos especialistas en este asunto. Recomendaré que le operen de tal forma para que nunca le vuelva a crecer nada más" (Esto se lo dijiste a un periodista francés que te preguntó sobre el conflicto checheno).

“Los letones recibirán las orejas de un asno muerto y no el distrito de Abrene" (Así respondías en mayo de 2005 a las reivindicaciones territoriales de Letonia).

"Su influencia en la vida política del país era insignificante" ( Tus palabras sobre la periodista Anna Politkovsya, tres días después de su asesinato a tiros, en octubre de 2006).

Digo yo que alguien debería comprobar si el traductor que les ha pasado estas frases a los miembros de la Academia sueca que entrega Nobel, no es el mismo que el de los funerales de Mandela. Claro que si Kissinguer obtuvo el galardón…

Por cierto, tiene su gracia que la bronca en Crimea enfrente a dos Nobel de la paz (Obama y la UE) y un aspirante (tú, cari). ¡Pelea entre pacíficos, sólo puede quedar uno! El mundo es un gag continuo.

Ahora que la primavera empieza a asomar tímidamente la patita, nos dicen que estamos ante un escenario parecido al de la Guerra Fría, aquel en el que nos contaban que si alguien apretaba el botón rojo, pondría el “The end” en la peli. Y ahí estás tú, Vladi, uno de los protas, en plan macho Camacho, lo mismo tumbas a un rival con una llave de Judo, que cabalgas a pecho lobo como un Arapahoe, o montas en moto vestido de cuero cual Ángel ruso del infierno. Muy fan.

Yo creo que te pegaría más un Nobel a la extrema virilidad que, comentan, hace que una de cada seis rusas se sientan atraídas por ti. Y a mí que me gusta más Pirlo… seré rara.

Muy fan de... Juan Rosell

Muy fan de... Juan Rosell

Más sobre este tema
stats