La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

Qué ven mis ojos

Por increíble que parezca, lo del PP es lo que parece

Cuídate de quienes tiran con pólvora ajena, porque ellos se meten en la boca del lobo y el mordisco te lo llevas tú

Las cosas sí que son lo que parecen, por mucho que los cínicos nos vendan gato por liebre y los soberbios sean incapaces de aceptar un error. ¿Y no dirían ustedes que en la política actual sobran las dos cosas, cinismo y soberbia? Y también la idea de que la gente es fácil de engañar y lo mismo se les convence con una tiza y una pizarra de que dos y dos es igual a depende, que se la lía con cuatro palabras sonoras que escondan que “movilidad exterior” es simple emigración o que una “indemnización en diferido” es un finiquito. Y tal y tal.

Por ejemplo, cuando Pablo Casado vuelve a pisar la cáscara de plátano y trata de descalificar la energía solar con el argumento de que no funciona de noche, es por lo que parece: no sabe que hay acumuladores que la cargan por el día, algo que, por otra parte, se cae por su propio peso: ¿cómo iba funcionar, si no? ¿Iluminando cuando está claro y apagándose cuando está oscuro? Sin embargo, y como aquí se trata de no reconocer jamás un error, en lugar de enmendarse o, como mínimo, ponerse de perfil y cambiar de tema, intenta justificarlo en sus redes sociales, con una batería de tecnicismos que, obviamente, le han puesto sobre la mesa y tal vez con la esperanza de que, como él no entiende lo que dice, los demás tampoco lo hagan y cuele. “Yo cuando veo que el público de mis conferencias se me distrae, suelto un faisán”, decía Ortega y Gasset, así que el cabeza de cartel del Partido Popular recurre al tecnicismo igual que el filósofo echaba mano de la retórica y con intenciones parecidas, porque con los números se pueden hacer la misma demagogia y los mismos birlibirloques que con las palabras: “Según REE –escribe el líder de los conservadores– ahora mismo la generación solar es del 0,33%. Tal y como dije hoy, el viernes a las 20h el mix energético era de 5000MW nuclear, 14.000MW gas y 32MW solar. Como quiero energía barata y no contaminante propongo renovables con nuclear de refuerzo.” ¿Por eso su partido, con M. Rajoy a los mandos, le puso un impuesto al sol, o sería para no estropearles el negocio a los jefes y a los consejos de administración de las hidroeléctricas? Se admiten apuestas.

Álvarez de Toledo acusa al PP de filtrar el "material incriminatorio" contra Ayuso y cuestiona en qué le beneficia

Álvarez de Toledo acusa al PP de filtrar el "material incriminatorio" contra Ayuso y cuestiona en qué le beneficia

¿Y qué decir del asunto del bloqueo del Poder Judicial por parte del PP? Pues lo mismo, que también es lo que parece: el partido de la calle de Génova tiene ese palo metido en la rueda para intentar dificultar en la mayor medida posible la tarea de la Justicia en su contra, a causa de los incontables casos de corrupción y fraude electoral –no es otra cosa la financiación ilegal– que recaen sobre sus espaldas. El reciente ejemplo del letrado Arnaldo, a quien llevan en procesión al Tribunal Constitucional, es blanco y en botella: su pasado es más un historial que una historia, pero era uno de los suyos, el que le ofreció al ex presidente Ignacio González, según consta en las grabaciones de la operación Lezo, buscarle fiscales afines para que se librara de la cárcel; el que fue imputado por sus idas y venidas con Jaume Matas en Baleares –aunque en dos ocasiones fue exonerado– y miren qué casualidad, quien estaba en la Cardenal Cisneros cuando Pablo Casado obtuvo allí su título de Derecho tras aprobar doce de las veinticinco asignaturas de la Carrera… en menos de cuatro meses. Me temo que eso también sea lo que nueve de cada diez personas creemos que es.

Lo que el PP ha dejado clarísimo es que la única forma de descorrer el cerrojo que le han echado al Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, la cúpula de la oficina del Defensor del Pueblo y otras instituciones es que o se acepta a personajes como Arnaldo o no hay nada que hacer. El caso es que ese magistrado se ha saltado a todas luces la Ley Orgánica de Universidades, al compatibilizar sus empleos en la pública Rey Juan Carlos y la privada Cardenal Cisneros, y además ha querido echar humo diciendo que la última no era tal cosa, sino una fundación, a pesar de que el propio organismo se autodefine como “centro universitario privado, no confesional, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid.” Estos hechos es posible que, como ocurre demasiado a menudo, hayan prescrito, al menos en parte, pero también lo es que están tipificados como una infracción administrativa tan grave que acarrea una suspensión de empleo y sueldo de entre tres y seis años.

Arnaldo también ha cobrado del propio PP, según se ha publicado sin que medie desmentido alguno por su parte, 979.000 euros, entre 2003 y 2008, a través de la empresa Estudios Jurídicos y Procesales SL, y lo hizo mientras era letrado de las Cortes, algo tan poco ejemplar como su paso por los banquillos en relación al caso Palma Arena o como su sospechoso pago al propio Matas, cuando dejó sus responsabilidades, de treinta y un mil euros, algo que su colega el juez Castro sugirió que le parecía una devolución de favores: hoy por ti y mañana por mí. Podríamos añadir el sesgo reaccionario de muchos de los artículos que publicó en El imparcial, donde se muestra, con un magnífico estilo en la escritura, eso sí, radicalmente contrario a las leyes del aborto y el matrimonio gay, tal y como las conocemos. La pregunta es: ¿no tenían Pablo Casado y los suyos mejor opción que esa para el Tribunal Constitucional, donde no podrá hacer gran cosa porque sería recusado inmediatamente a causa de su notoria parcialidad? O a lo mejor es al revés y es él quien los tiene a ellos. Es difícil meterte en la boca del lobo y no llevarte un mordisco.

Más sobre este tema
stats