Buzón de voz

Quién teme (más) a Luis 'el Cabrón'

A la misma hora que Luis Bárcenas era trasladado a la prisión de Soto del Real esta tarde de jueves, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, hablaba en Torrelodones de lo que más le gusta: cine del oeste. Contaba que suele ponerle películas de John Ford a su nieto de cuatro años, y que le cuesta  "convencerle de que los indios no son los malos". Ha puesto fácil la maldad: mucho más parece haberle costado a la fiscalía convencerse de que Bárcenas no era un 'indio bueno'. Las 24 páginas del auto de prisión dictado por el juez Pablo Ruz intentan explicar las razones por las que, ahora sí, procede encarcelar al extesorero del Partido Popular, que apareció vinculado a la trama Gürtel ya en febrero de 2009, cuando Baltasar Garzón abrió la primera espita. Más de cuatro años después, la fiscalía ha solicitado cárcel incondicional y sin fianza para Bárcenas, 'el hombre que sabía demasiado' y que nunca ha disimulado que es capaz de utlizar lo que sabe en beneficio o defensa propia. Dormirá entre rejas, pero no será el único que dormirá mal. 

Los llamados 'papeles de Bárcenas' y la contabilidad oficial del PP remitida a la Audiencia Nacional, entre otras muchas pruebas, indican que Luis 'el Cabrón' lo sabe todo o casi todo acerca de la financiación del partido, del dinero que entraba y de los pagos a sus dirigentes desde el año 1990 hasta hace prácticamente un rato. Al menos tres grupos distintos componen la larga lista de quienes pueden albergar motivos para temer que Bárcenas decida contar o cantar.

1.- El núcleo del aznarismo

Recién llegado José María Aznar a la presidencia del PP, la contabilidad del partido que manejaban Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas empieza a reflejar pagos mensuales a Aznar, que cobraba también su sueldo como diputado. Desde 1993, se registran transferencias a nombre de Javier Arenas o Mariano Rajoy, así como Ana Mato o Cristóbal Montoro. Los llamados 'sobresueldos', que el PP denomina como 'gastos de representación' pese a que se trate de cantidades mensuales idénticas y en catorce 'pagas', se convirtieron en una fórmula de remuneración entre dirigentes del PP paralela a los sueldos como cargos públicos. Incluso a partir de 1996, con el PP en el poder, Bárcenas apunta en su cuaderno pagos a Francisco Álvarez Cascos, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja o el propio Rajoy. La Ley de Incompatibilidades prohibe expresamente que un miembro del Gobierno cobre cualquier otra retribución pública o privada. 

2.- La dirección de Rajoy

Sólo entre los años 2006 y 2011, el PP destinó 28,5 millones de euros a retribuciones de cien dirigentes, como públicó infoLibre con los datos que figuran en la contabilidad oficial del partido. Rajoy ascendió a Bárcenas de gerente a tesorero y ambos percibían los mayores emolumentos. Incluso ya entrados en los primeros años de la crisis, mientras se reclamaba contención salarial, la mayoría de las retribuciones iban subiendo muy por encima del IPC. Compaginaban los cobros con sus sueldos de diputados Arias Cañete, Montoro, Ana Pastor o Esteban González Pons. 

3.- Los empresarios

Hasta treinta empresas ha ordenado el juez Ruz investigar para comprobar sus donativos al PP, y ha llamado a declarar a ocho empresarios que aparecen en los 'papeles de Bárcenas'. En el listado figuran los mayores grupos constructores y de servicios de España, desde Constructora Hispánica o FCC a OHL o Grupo Sando. Las pesquisas judiciales pretenden comprobar si hay relación entre esos cobros de donativos (algunos muy superiores a los legalmente admisibles) y contratos de esas empresas con administraciones del PP.

Los tres grupos citados tienen muchos motivos para temer lo que Luis Bárcenas pueda utilizar si decide emplear su 'sabiduría' para negociar posibles reducciones de condena. El tiempo dirá si se confirma la velada amenaza que personas de su entorno alguna vez han transmitido sobre los "recibís" que el extesorero guardaría celosamente para demostrar pagos y favores a distintos dirigentes del PP.

El auto de prisión da un peso decisivo a los últimos informes policiales sobre las cuentas de Bárcenas en Suiza o sobre las mentiras descubiertas sobre la venta ficticia de obras de arte. Uno de ellos sitúa a Bárcenas como cabeza de una red internacional de testaferros dedicada al blanqueo de capitales. Sobre el origen de esos 48 millones de euros, el extesorero tiene todavía mucho que callar o que decir. Aún queda mucha película.

La administradora de Correa le oyó dos veces referirse a Bárcenas como “cabrón”

La administradora de Correa le oyó dos veces referirse a Bárcenas como “cabrón”

Más sobre este tema
stats