Plaza Pública

Cien años del descubrimiento de la insulina (1921-2021)

Una científica brasileña trabaja en el laboratorio de Inmunología del Instituto del Corazón de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo.

Ana Prieto

Como cada año, el pasado 14 de noviembre se celebró el Día Mundial de la Diabetes, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Diabetes (FID), con el objetivo de concienciar y sensibilizar sobre la amenaza que para la salud representa esta enfermedad. La diabetes presenta una prevalencia del 7% en nuestra sociedad, porcentaje que aumenta significativamente a partir de los sesenta años. Afecta al riñón, es la principal causa de ceguera, puede implicar amputaciones no traumáticas y está asociada a las enfermedades cardiovasculares. Según datos de la OMS, desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado y sigue en aumento; en el año 2017 se diagnosticó este mal a 425 millones de personas adultas.

Como enfermedad prevalente, de carácter multifactorial y crónica, desde el punto de vista de la salud pública cobran especial relevancia las acciones realizadas a través de las distintas estrategias de salud del Ministerio de Sanidad, entre ellas la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud.

Es de vital importancia su prevención: adoptar medidas que garanticen el diagnóstico precoz, así como reducir al mínimo la exposición a factores de riesgo evitables. Es preciso asegurar la continuidad asistencial en condiciones de equidad en la accesibilidad al tratamiento, junto con una atención sanitaria de calidad.

El descubrimiento de la insulina, una hormona que salva vidas, se produjo el 12 de diciembre de 1921; hace un siglo que Banting y Best descubrieron este fármaco básico para el tratamiento de personas con diabetes. Corrían los primeros días de enero de 1922 cuando se la administraron por primera vez a una persona, un niño diabético de apenas 14 años gravemente enfermo. Fue un éxito y el jovencísimo Leonard Thompson pudo vivir otros tantos años más.

Desde entonces, pese a que no cura la enfermedad, la insulina ha salvado millones de vidas. La diabetes era hasta entonces una enfermedad que no daba tregua a quienes la padecían; conducía, irremediablemente, a una muerte temprana. El descubrimiento de la insulina rompió esa deriva. En 1923 Banting fue premiado con el Nobel.

La cuestión que centra el Día Mundial de la Diabetes 2021 es el “Acceso a la atención de la diabetes” y se enmarca en la resolución 61/225 de las Naciones Unidas y de los Objetivos de Salud y Bienestar de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Es de gran importancia visibilizar esta enfermedad en la sociedad. Es necesario promocionar estilos de vida saludables: alimentación equilibrada y práctica de actividad física regular. Hay que seguir mejorando los cuidados de los enfermos mediante recursos terapéuticos y educativos adecuados en el Sistema Nacional de Salud (SNS); capacitar a los afectados para dirigir el control de su enfermedad, según sus circunstancias personales y sus esperanzas. En ello trabajamos los socialistas.

En el grupo parlamentario del PSOE reconocemos la labor de las asociaciones que representan a los diabéticos. Junto a ellas y a la comunidad científica, es necesario avanzar en el camino para conseguir una mejor calidad de vida de las personas con diabetes. En eso trabaja el Gobierno de España en este año tan significativo en el que se cumple un siglo del descubrimiento de la insulina.

____________

Ana Prieto Nieto es diputada por Lugo y portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso de los Diputados. Farmacéutica.

Nadie debe juzgarte, pero sí ayudarte

Nadie debe juzgarte, pero sí ayudarte

Más sobre este tema
stats