Plaza Pública

Comunidad de Madrid y confinamiento por zonas básicas de salud

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d) y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (i) durante el acto de inauguración del nuevo hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal este martes.

Gloria Hernández

La pandemia por covid-19 está afectando intensamente a muchos territorios, dentro y fuera de España, y habrá que ir evaluando la eficiencia de las diversas medidas adoptadas para intentar aminorar su impacto.

Una de estas medidas es el confinamiento por zonas básicas de salud (ZBS) que aplica la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM). Esta opción viene siendo utilizada por Madrid desde el 21 de septiembre (BOCM 19-09-2020), con criterios que han ido variando a la hora de aplicar los posteriores confinamientos (teóricamente para adecuarse a las circunstancias epidemiológicas). Ha pasado, por tanto, el tiempo suficiente para poder valorar sus efectos. Este análisis se basa en los datos de las 286 ZBS con las que cuenta la CAM, sin entrar a considerar otros elementos y medidas relacionadas con la aplicación de este tipo de confinamiento, como por ejemplo la vigilancia de su cumplimiento.

Partiendo de los datos publicados por la CAM referidos a cada una de las ZBS se ha estudiado el indicador para la valoración de riesgo acordado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en octubre 2020. Este indicador consiste en medir la incidencia de casos confirmados de covid-19 acumulados en 14 días sobre 100.000 habitantes y clasificar según su valoración de riesgo en: Muy alto (si es más de 250 casos), Alto (si es entre 150 y 250), Medio (si es entre 50 y 150), Bajo (si es entre 25 y 50) y Nueva normalidad (menos de 25). Dada su escasa frecuencia se han agrupado en uno estos dos últimos niveles.

Se estudian los datos de los 14 días previos a la fecha del informe semanal que se cierra cada martes. En 14 de los 17 períodos de 14 días estudiados (ver tabla), el 90% de las ZBS han tenido una incidencia acumulada superior a 150 casos por 100.000 habitantes, lo que implica un nivel de riesgo alto o muy alto. En 9 períodos el porcentaje de zonas con este riesgo ha sido del 99 o 100%.

Por utilizar alguna ZBS como ejemplo, se selecciona una zona confinada en el primer momento, Villa de Vallecas, que del total de los 17 periodos estudiados solo en cuatro de ellos, correspondientes al mes de diciembre, bajó de riesgo muy alto a alto (rondando los 200 de incidencia), contando en el primer informe, de 6 de octubre, con una incidencia acumulada en 14 días de 901 y en el último, de 26 de enero, de 890. Otro ejemplo de ZBS confinada con características socioeconómicas diferentes podría ser Majadahonda, que, de todos los periodos estudiados solo en uno de ellos (correspondiente a 1 de diciembre) consiguió bajar de un riesgo muy alto a alto, encontrándose en el informe de 21 de enero de 2021 con una incidencia de 1086. En esta zona (al igual que ha sucedido en otras) se excluyó del confinamiento (de finales de octubre y posteriormente prorrogado) el centro comercial Gran Plaza 2.

La situación actual, correspondiente al mes de enero, se encuentra en cifras máximas, tanto por estar el 100% de las ZBS en el nivel considerado de riesgo muy alto, como por superar en la práctica totalidad de las ZBS la cifra de incidencia de 500. Lógicamente, esta situación se acompaña de una elevada transmisión comunitaria extendida a todo el territorio autonómico.

La reducción de la incidencia pretendida con las medidas de confinamiento por ZBS aplicada por la comunidad autónoma, no se ha traducido en una bajada de la incidencia, ni notable, ni mantenida en el tiempo. Solo dos ZBS, Rascafría y El Pardo, han estado por debajo de 50 de incidencia en 3 periodos de 14 días distintos.

Las zonas de salud han mantenido mayoritariamente, en todo el periodo estudiado, unas cifras de incidencia que superan ampliamente los indicadores establecidos. Los resultados son rotundos: las medidas de confinamiento quirúrgico no han dado resultado. El Gobierno de la Comunidad ha impulsado y defendido esta medida ocultando una información realista a los madrileños y generando una falsa sensación de seguridad en las zonas “libres” de dichos confinamientos.

Gloria Hernández Pezzi es epidemióloga, actualmente jubilada.

Lo que no cuenta Madrid en 'The Lancet': medidas inútiles, rastreo incapaz y descensos bajo sospecha

Lo que no cuenta Madrid en 'The Lancet': medidas inútiles, rastreo incapaz y descensos bajo sospecha

Más sobre este tema
stats