Aragonès ve "evidencias claras" de que el CNI está tras el presunto espionaje

infoLibre

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha sostenido este miércoles que hay "evidencias claras" de que el CNI está tras el caso de presunto espionaje a líderes independentistas a través del programa Pegasus.

"No hace falta ser Sherlock Holmes para mirar al CNI", ha afirmado en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, en la que ha insistido en que el Gobierno de Pedro Sánchez debe dar explicaciones, investigar el caso y asumir responsabilidades.

Aragonès ha advertido de que, si el Gobierno no lo hace, "será muy difícil" que ERC continúe dando estabilidad parlamentaria al Ejecutivo y ha argumentado que el programa Pegasus solo lo pueden comprar los Estados y organismos gubernamentales, y ha señalado que se han publicado informaciones de que el CNI lo adquirió, por lo que ve una "evidencia palmaria" de que están tras el presunto espionaje a dirigentes independentistas.

Ha reconocido que el Ministerio de Interior ha negado cualquier relación con este caso, pero ha alertado de que el Ministerio de Defensa, del que depende el CNI, "no ha aclarado nada".

Preguntado por si cree que algún ministro o el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conocía este presunto espionaje, ha rechazado entrar en especulaciones porque cree que esto es lo que se debe aclarar.

Asimismo, ha vuelto a defender la necesidad de mantener una reunión "cara a cara" con Sánchez para abordar este asunto y ha explicado que ha hablado con él a través de mensajes telefónicos.

"El hecho más grave"

El presidente catalán ha aseverado que este es el "hecho más grave en términos de destrucción de confianza que ha habido" desde la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno porque considera que otras cuestiones ya venían de los anteriores gobiernos, y ha exigido transparencia y asumir responsabilidades.

Así, ha recalcado que este caso ha dejado muy bajos los niveles de confianza en el Gobierno y ha avisado de que la relación tanto de ERC como del Govern con el Ejecutivo de Sánchez "está extremadamente dañada".

Sobre las consecuencias políticas que puede tener esta cuestión, Aragonès ha subrayado que si el Gobierno quiere tener "credibilidad" en su voluntad de diálogo y en su Agenda del Reencuentro, debe tomar medidas.

Concretamente, ha exigido una investigación interna e independiente para determinar quién ordenó el presunto espionaje, quién lo conocía, a cuánta gente se le ha intervenido el teléfono móvil qué datos se han intervenido, y que se asuman las responsabilidades necesarias.

Estabilidad parlamentaria

Si esto no ocurre, Aragonès ha advertido de que "será muy difícil" que ERC continúe dando estabilidad parlamentaria al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Aunque no ha querido avanzar escenarios y ha dicho que si el Gobierno no investiga el asunto ERC debatirá cómo actuar, Aragonés ha asegurado que él es partidario de que la relación "no puede continuar igual".

Preguntado sobre si también afecta a la mesa de diálogo, ha afirmado que para proteger el proceso de negociación es imprescindible el "juego limpio" y ha reclamado al Gobierno que su voluntad de reencuentro se traduzca en hechos y en asunción de responsabilidades.

Tras reiterar su defensa de la mesa de diálogo como la mejor solución al conflicto catalán, ha defendido que ahora mismo para que pueda avanzar esta negociación "hay que recuperar la confianza" y, a su juicio, para ello el Gobierno debe iniciar una investigación sobre el presunto espionaje.

"Si no, es muy difícil poder construir acuerdos que aguanten en el tiempo", pese a que ha insistido en que no quiere avanzar escenarios y que se irá viendo qué ocurre en las próximas semanas.

No afecta a los JJ.OO.

Sí que ha dejado claro que las cuestiones sectoriales y técnicas deben continuar y no se pueden "mezclar" porque ve necesario poner los intereses de la ciudadanía por delante, y ha dicho que cada conseller decidirá qué relaciones quiere mantener con el Gobierno en este tipo de temas.

En este sentido, ha defendido que la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 no puede quedar afectada por este caso de presunto espionaje porque lo ve un buen proyecto para la ciudadanía: "Lo que no haremos es hacernos daño a nosotros mismos".

Viaje a Madrid

Además, el jefe del Ejecutivo catalán ha anunciado que este jueves viajará a Madrid para reunirse con los partidos afectados por el presunto espionaje —ERC, Junts, CUP y Bildu— y también espera mantener un encuentro con otras formaciones, como Podemos y el PNV, que han expresado su preocupación ante este caso.

De hecho, ha agradecido especialmente a Podemos haber pedido que se aclare este asunto pese a estar en un "entorno hostil", y ha dicho que en su visita a Madrid tendrá presencia en los medios de comunicación estatales para dar a conocer el caso a la ciudadanía del resto de España.

El PNV pide aclaraciones y que se tomen responsabilidades

El coordinador del grupo parlamentario del PNV, Iñigo Iturrate, ha denunciado este miércoles que las informaciones que apuntan al espionaje a unos 65 políticos independentistas catalanes y vascos por el software Pegasus es "algo muy grave" y ha pedido aclaraciones, "que se sepa todo lo sucedido", y que "los que estaban al corriente asuman responsabilidades políticas".

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Iturrate ha asegurado que, si se confirman las informaciones, estamos "ante una situación muy grave, porque es un claro y grave ataque tanto a los derechos de las personas como a nuestra estructura político-institucional, ya que son persecuciones a derechos fundamentales".

"Son situaciones que hay que denunciar y hay que aclarar. Hay que conocer cómo ha sucedido, quién ha sido el responsable, y depurar y aclarar todas las responsabilidades", ha asegurado.

Además, el dirigente jeltzale ha considerado que "el Estado Español se debería preguntar a sí mismo cómo es posible que se den este tipo de sucesos en una democracia" y "qué nivel de calidad democrática tiene este Estado", ya que, en su opinión, "no es normal que docenas de responsables políticos institucionales sufran un ataque así y que sus derechos fundamentales sean atacados".

"Según la prensa, es un producto que solo puede estar en manos de los gobiernos de los estados, por lo que tiene toda la pinta de que, de una manera u otra, organizaciones del Estado han tomado parte, y eso es muy grave. Lo que hay que pedir ahora es transparencia, que se sepan todos los detalles, que se hagan públicos, y, por supuesto, que los que estaban al corriente o los que lo ampararon asuman responsabilidades políticas", ha reiterado.

Aragonès dice que el presunto espionaje a independentistas es "una vergüenza injustificable"

Aragonès dice que el presunto espionaje a independentistas es "una vergüenza injustificable"

Más sobre este tema
stats