Crisis del coronavirus

Ayuso siembra el caos en plena escalada con un anuncio de "confinamiento selectivo" que los expertos consideran de "baja eficacia"

Vecinos pasean al lado del metro de Puente de Vallecas, en Madrid.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, adelantó este miércoles que se plantean "confinamientos selectivos de las zonas con mayor influencia" del nuevo coronavirus. El anuncio ha causado caos: la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, no había sido informada del anuncio y la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, habitual los miércoles, ha sido cancelada sin mayor explicación. La versión oficial es que no se llegará a ningún acuerdo hasta el viernes y ese día se comunicará, pero fuentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid consultadas por infoLibre aseguran que la decisión ya está tomada y que se tendrá en cuenta no solo la incidencia acumulada (positivos/número de habitantes), también la situación de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales de las zonas más castigadas. Los expertos, sin embargo, aseguran que no es la primera medida que se debería tomar, que no se puede dejar de lado la clásica receta nunca aplicada en su totalidad (Atención Primaria fuerte y suficientes rastreadores), que no será eficaz si no se limita la movilidad laboral (lo que obligaría a semiparalizar sectores productivos de toda la capital) y que supone un doble castigo a una población ya vulnerable, golpeada con fuerza por el covid en ambas olas y estigmatizada.

"Hay que pedir disculpas por la incertidumbre", ha dicho el consejero de Interior, Enrique López, en la Cadena Ser, ante el caos de este miércoles. Tampoco ha avanzado mucho más los planes del Gobierno autonómico: "No tenemos instrumentos jurídicos para hacer confinamientos. Sí podemos limitar la movilidad en municipios y barrios". No ha detallado cuáles, pero se puede intuir. La incidencia acumulada es extraordinariamente alta, con más de 1.000 casos por 100.000 habitantes, en cuatro distritos del sur de la capital: Villaverde, Usera, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas. Son, también, los de menos renta de la ciudad. Las Zonas Básicas de Salud más golpeadas son Martínez de la Riva (Puente de Vallecas), Peña Prieta (Puente de Vallecas) San Andrés (Villaverde) y San Cristóbal (Villaverde). La parte más pobre de Alcobendas, un municipio aparte del norte de la región, y Puerta Bonita, en Carabanchel, están a la zaga. Por lo tanto, todo indica que serán las zonas afectadas por las restricciones que acuerde el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Dos de los tres hospitales más afectados también se encuentran en estos lugares: el 12 de Octubre (Usera), y el Infanta Leonor (Puente de Vallecas). 

No se conocen aún los detalles de en qué consistirá el confinamiento selectivo que aplicará Madrid. Si la Comunidad sigue el ejemplo de Palma, por ejemplo, no se permitirá salir ni entrar de las zonas en cuarentena y los ciudadanos solo podrán escaparse para trabajar o para hacer gestiones ineludibles, pero manteniendo la movilidad dentro de los distritos y municipios y los negocios abiertos. Otra opción más suave sería limitar al máximo, a menos de 10 personas, las reuniones tanto privadas como en locales públicos, confiando para lo primero en la responsabilidad individual, y limitar al máximo el aforo de los establecimientos. Pero, en principio, los desplazamientos laborales se mantendrán. Y en ese caso, "los confinamientos focalizados en distritos van a tener una eficacia muy baja, y menos en Madrid", explica el médico de familia y experto en gestión sanitaria Javier Padilla.

"No es ese tipo de ciudades de 15 minutos" en las que se intenta que el vecino lo tenga todo a mano, también su empleo, explica el facultativo. Al confinar un municipio o una zona sin una relación estrechamente laboral con otra zona abierta (como, por ejemplo, A Mariña, en Galicia, durante julio), se evita mezclar a las poblaciones, lo que ayuda en la contención de la pandemia. No es el caso de la capital de España, donde muchísimos habitantes del sur y, en general, de la periferia se mueven hacia el centro todos los días: también para su ocio o su consumo. Lo que pasa (y quien se contagia) en el barrio no se queda en el barrio. Y Padilla no cree posible que se llegue a un confinamiento total en estas zonas, donde tampoco se permita acudir al puesto de trabajo: el Gobierno autonómico "no tiene capacidad competencial", tampoco "para proveerles de un sustento". 

Por otro lado, Padilla considera que las medidas tomadas hasta ahora y las que, en principio, podrían adoptarse con este confinamiento selectivo no se dirigen a evitar la peligrosidad de los mayores focos de contagio, las reuniones familiares y sociales. "Habría que proponer que estas reuniones se dirijan a los espacios abiertos, como los parques", para desincentivar que se celebren en espacios cerrados, un peligro evidente en general y más en estos epicentros del covid. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha cerrado los parques por la noche, para evitar botellones que pueden hacerse en domicilios particulares sin ningún tipo de control. Para el médico, es una clara cuestión de clase: junto al futuro confinamiento, no solo se le niega la posibilidad del ocio seguro a la población más vulnerable y más afectada, a diferencia de la tabla rasa que se aplicó durante el Estado de Alarma, sino que se estigmatiza a la población: la misma administración que no ha contratado a suficientes rastreadores y que mantiene a la Atención Primaria en una lucha por la supervivencia achaca los brotes a la "relajación" de los ciudadanos y al "modo de vida" de la población migrante. 

Padilla recuerda una pancarta viral en Argentina: "no sos vos, es tu marco teórico". "Partimos de un marco teórico diferente. Si las políticas se centran en el aspecto individual, pones medidas en base a que la gente de Usera se pone menos la mascarilla". En clave colectiva, explica, las medidas se deben tomar partiendo de que la culpa no es del pobre, sino de una estructura social, política, económica y urbanística que le pone más en riesgo. En barrios más hacinados, con menos espacio, con casas donde el aislamiento es difícil, en empleos donde coger una baja es deporte de riesgo y donde no se puede (o no se quiere) teletrabajar. Ante el colapso del sistema sanitario madrileño que, si no es ya una realidad, se atisba con claridad en el horizonte, y toda vez que la detección y el rastreo han fracasado, el experto apuesta por un confinamiento general "de toda la ciudad o, incluso, de toda la Comunidad", volviendo en parte a la estrategia de marzo. Al que ya vamos tarde, considera.

Por su parte, la secretaria de la Asociación Madrileña de Salud Pública, Pilar Serrano, considera que antes de restringir la movilidad de los ciudadanos se pueden y se deben tomar medidas de limitación de las reuniones, tanto estrechando más el aforo de bares o restaurantes como apelando a la responsabilidad individual, con una campaña fuerte de comunicación, para que estas reuniones no se produzcan en domicilios, habitualmente espacios cerrados. "Pero, en todo caso, no pueden hacer que nos olvidemos de lo más importante: olvidar los problemas estructurales. Ya había antes una estrategia sólida que sigue sin establecerse": testear e identificar a los contactos estrechos gracias a un ejército de rastreadores y una Atención Primaria fuerte. No se hizo, no se ha hecho, no se hace y no hay visos de que se vaya a hacer: según cálculos de su asociación, la Comunidad cuenta aún con solo un tercio de los rastreadores que necesita. 

Serrano llama a que, si finalmente se aplica un confinamiento perimetral de los distritos o municipios con peor incidencia, "no se ponga el énfasis en que la gente lo hace mal y tiene que hacerlo bien". Se tiene que tener en cuenta, a su juicio, que se trata de poblaciones vulnerables que, en ocasiones, necesitarán ayuda o soporte para cumplir con la cuarentena si son positivos o han tenido un contacto estrecho con un positivo. "No podrán cumplir ciertas personas su confinamiento si no se les dan ayudas. No podemos pretender que se mueran de hambre". 

Los ejemplos de Palma y de Zaragoza

Tras el desconfinamiento y la llegada de la nueva normalidad, hay ejemplos muy contados de confinamientos de barrios. Sí de municipios: es más fácil, dado que no se producen desplazamientos laborales a otras zonas con tanta frecuencia con el área metropolitana de Madrid. En Palma de Mallorca (Baleares) se han aplicado medidas restrictivas en cuatro barrios de la unidad básica de salud de Son Gotleu, una zona deprimida en términos económicos. Los vecinos no pueden entrar ni salir de la zona salvo para recibir atención sanitaria, ir a la escuela o al trabajo, cuidar de personas vulnerables, comprar suministros básicos, realizar trámites inaplazables o por causa de fuerza mayor. Dentro del barrio sí que pueden moverse libremente. Los negocios no cierran, pero su aforo ha quedado reducido al 50% y deben cerrar antes de las 22 horas. 

En Zaragoza, por otro lado, los titulares hablaron del "confinamiento" del barrio de Las Delicias: pero en realidad, lo que puso en marcha el Gobierno autonómico es un dispositivo social y policial para asegurarse de que las personas en cuarentena por dar positivo no salían de casaun dispositivo social y policial. El equipo estuvo formado por miembros de la Policía Nacional, Policía Local, trabajadores sociales, mediadores interculturales y Protección Civil. 

Dado que el Gobierno de Ayuso no ha pedido –ni piensa pedir, según fuentes del Ejecutivo autonómico– el Estado de Alarma, el confinamiento selectivo del sur de Madrid, del que aún no se conocen los detalles, tendrá que ser validado por un juez, que juzgará si la situación requiere limitar los derechos fundamentales de la población. De lo que no queda duda es de que el coronavirus, y las medidas para combatirlo, siguen golpeando con crudeza a los que menos tienen. 

El exdirector de sistemas de salud de la OMS: si los "confinamientos selectivos" no funcionan se deberá ir a un "macroconfinamiento"

El exdirector de sistemas de salud de la OMS: si los "confinamientos selectivos" no funcionan se deberá ir a un "macroconfinamiento"

Más sobre este tema
stats