Collado se responsabiliza de los contratos con Leno y dice que el contacto de Medina le llegó por correo

La coordinadora de Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado (i).

La instrucción judicial del caso mascarillas pone el foco por primera vez en los cargos políticos del Ayuntamiento de Madrid. La jefa de compras del consistorio de la capital durante lo más duro de la pandemia, Elena Collado, prestó declaración este viernes ante el juez Adolfo Carretero para explicar la relación que mantuvo con los dos comisionistas que se embolsaron cinco millones de euros al calor de varios contratos con una empresa malaya para la compra de material sanitario. Una comparecencia en la que, según han explicado las acusaciones populares a la salida, la alto cargo del consistorio de la capital ha asumido la responsabilidad de la gestión de los contratos bajo la lupa judicial y ha señalado que el contacto de Luis Medina le llegó por correo electrónico y que mantenía informado al alcalde de todos los contratos que se hacían.

Collado es una de las piezas clave en una causa en la que están imputados, por el momento, el empresario Alberto Luceño y el aristócrata Luis Medina. Al fin y al cabo, fue esta alto cargo del Ayuntamiento de Madrid quien mantuvo el contacto con los dos comisionistas investigados por estafa agravada, blanqueo de capitales o falsedad en documento mercantil. Quien fuera jefa de Compras del consistorio acudió a declarar como testigo, después de que el juez rechazase las intenciones de las acusaciones populares de sentarla en sede judicial en calidad de investigada. “Fue engañada por los comisionistas, quienes le ocultaron el importe de sus comisiones que inflaron el precio de los contratos de una manera desmesurada, y su relación verdadera con la empresa malaya Leno”, argumentaba Carretero.

Hasta ahora, el instructor había citado a declarar, además de a los investigados, a dos directores de sucursales bancarias y a quienes hicieron de intermediarios entre el Ayuntamiento de Madrid y los comisionistas –todos ellos como testigos–: el primo del alcalde y una exprofesora de Medina. Por eso, la expectación alrededor de la comparecencia de Collado era máxima. Al final, ella ha sido el primer cargo político del consistorio interrogado por el juez. Una declaración a la que seguirá, a comienzos de junio, la de la coordinadora general de Alcaldía, Matilde García, con quien se puso en contacto el primo de José Luis Martínez-Almeida antes de facilitar al aristócrata una dirección de correo del consitorio a la que mandar las ofertas.

Collado ha estado durante cuatro horas prestando declaración ante el juez. Durante su comparecencia, en la que ha sido preguntada también por la Fiscalía y el Ayuntamiento de Madrid, la jefa de Compras de Almeida ha asumido "toda la responsabilidad" en la gestión de los contratos con la empresa Leno, las adjudicaciones por las que ambos investigados terminarían embolsándose cinco millones de euros. Sobre esto, las acusaciones han preguntado quién la indicó que se hiciera cargo de estas compras, a lo que ha respondido que ella se encargó "voluntariamente" de esta gestión.

A su salida de la declaración, Nuria Zapico, abogada de Más Madrid, ha explicado que también han insistido mucho en los motivos por los cuales se seleccionaron las ofertas de los comisionistas. "Dicen que desechaban contratos en los que, por ejemplo, se les pedía el 100% del dinero o había certificaciones falsas. Y en cuanto a por qué estos, ha indicado que porque eran españoles, les daban fiabilidad de que la mercancía era buena porque enseguida mandaron documentos o porque vieron que eran empresarios", ha señalado la abogada.

La testigo, según ha indicado la letrada, también ha "reconocido" que "reportó la información de ese contrato" al alcalde de la capital, aunque ha dicho no recordar "si personalmente, por correo o por teléfono", si bien luego a reconducido la situación y ha aclarado que es algo que hacía con todas las adjudicaciones. Igual que ha asegurado, al ser preguntada por el compadreo que se desprende de los mensajes intercambiados con Luceño, que "tenía ese comportamiento" con todas las personas con las que hacía contratos durante aquellas semanas de pandemia.

Sobre cómo llegó a sus manos el contacto de Medina, ha señalado que fue a través de un correo electrónico que le rebotaron aquellos días, algo que va en línea con la documentación que el consistorio de la capital aportó esta misma semana al procedimiento. Y ha insistido en que ella siempre creyó que los dos comisionistas "simplemente querían colaborar". "Que hombre, que pensó que algo se llevarían, pero que en ningún momento pensó que se estaban llevando la comisión que se llevaron", ha resaltado Zapico sobre la comparecencia.

Ni dio el contacto de Collado ni tomó la iniciativa: el primo de Almeida contradice a comisionistas y testigos

Ni dio el contacto de Collado ni tomó la iniciativa: el primo de Almeida contradice a comisionistas y testigos

Más sobre este tema
stats