LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

Elecciones 20-D

El Congreso de los Diputados más nacionalista: 2011

El Congreso más nacionalista: 2011

Ibon Uría

El Congreso de la legislatura que ahora toca a su fin es el que a mayor número de diputados nacionalistas ha albergado en la historia de las generales en España: 37, algo más de la décima parte de los 350 que integran la Cámara. El dato se explica fundamentalmente por el ascenso de CiU, que pasó de 10 a 16 diputados, y por el regreso de la izquierda abertzale al hemiciclo, en este caso bajo la marca Amaiur, que cosechó siete parlamentarios.

Si se repasa la serie histórica de los resultados de las elecciones, se observa que siempre ha habido entre una veintena y una cuarentena de diputados nacionalistas o independentistas en la Cámara baja. La legislatura con menor presencia de esos grupos fue la constituyente –1977, con 23 parlamentarios–, seguida de los mandatos 1982-1986 y 2008-2011, ambos con 24 diputados nacionalists. En el extremo contrario figura la legislatura que ahora toca a su fin, así como otros tres momentos en los que hubo 33 representantes nacionalistas: 1989-1993, 2000-2004 y 2004-2008.

El grupo más importante dentro del nacionalismo a nivel estatal ha sido en todas las elecciones la coalición formada por Convergència y Unió, CiU, que este 20-D no concurrirá bajo esa fórmula tras la separación de sus integrantes, que se presentan en solitario –en el caso de CDC, bajo una nueva marca: Democracia y Libertad–. Por detrás del grupo catalán figuró casi siempre el PNV, que en las legislaturas 2004-2008 y 2011-2015 quedó, sin embargo, relegado al tercer puesto entre los nacionalistas, por detrás de CiU y ERC en el primer caso y de CiU y Amaiur en el segundo.

El impulso se mantiene

Más de 4.000 candidatos de 605 listas compiten por un asiento en el Congreso

Más de 4.000 candidatos de 605 listas compiten por un asiento en el Congreso

De acuerdo con el último barómetro del CIS, el conjunto de fuerzas nacionalistas no verán demasiado alterada su representación en la próxima legislatura. Pero sí habrá cambios importantes en el reparto de fuerzas, especialmente en el caso de los partidos catalanes. El sondeo del instituto público prevé un derrumbe de Convergència, que pasaría de los 16 escaños que obtuvo en coalición con Unió a sólo 9. La principal beneficiada sería ERC, que saltaría de los actuales 3 a 7 representantes, con lo que se quedaría a una sola acta de igualar su mejor resultado –consiguió ocho en 2004–.

Entre los grupos vascos la situación sería prácticamente idéntica a la de hace cuatro años. Euskal Herria Bildu, nueva marca de la izquierda abertzale y sucesora lógica de Amaiur, estaría en disposición de ganar al PNV en escaños en Euskadi –el CIS pronostica cinco o seis para Bildu y cinco para el PNV–. La izquierda abertzale sumaría además un séptimo parlamentario por Navarra, con lo que igualaría su resultado de hace cuatro años. Los nacionalistas, por contra, perderían el único de Geroa Bai, la coalición en la que se integra el PNV en la Comunidad Foral.

También habrá movimientos por la irrupción de las marcas impulsadas por Podemos en Galicia y Comunitat Valenciana. De la primera de ellas, En Marea –donde está integrada Anova, una escisión del BNG–, se esperan 5 o 6 diputados según el CIS. La encuesta también prevé que el BNG se quede sin representación por primera vez desde 1993. En la segunda, Compromís-Podemos-És el moment se integra Compromís, que en las pasadas generales concurrió en coalición con Equo y obtuvo un solo diputados. De acuerdo con los cálculos del CIS conseguirá ahora siete escaños. El 20-D también conseguiría representación, según el CIS, Coalición Canaria, que caería de dos a un diputado.

Más sobre este tema
stats