El Congreso tramita el fin de la sedición con PP y Vox en contra y el PSOE planea debatirlo la próxima semana

El portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López y el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens.

La proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos para eliminar el delito de sedición ha arrancado este lunes su andadura en el Congreso, al ser calificada por la Mesa de la Cámara —una decisión a la que se han opuesto el PP y Vox— y podría pasar su primer examen la semana que viene en un nuevo Pleno que planean los dos grupos que integran el Gobierno de coalición.

Socialistas y 'morados' han hecho valer su mayoría para que el órgano de gobierno de la Cámara diera su visto bueno a la tramitación de una iniciativa que, además de la reforma de la sedición, incluye la trasposición de varias directivas europeas sobre distintos temas y agrava las penas por ocultación de cadáver.

Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, el PP y Vox han intentado frenar la reforma oponiéndose a su calificación por la Mesa pero no lo han conseguido, con lo que la iniciativa ha quedado lista para su publicación en el Boletín del Congreso. Vox ya ha anunciado que recurrirá esa calificación, pero ello no impedirá que la norma siga su curso.

El siguiente paso será su inclusión en el orden del día del Pleno para el debate de su toma en consideración. La intención del PSOE y Unidas Podemos es que la iniciativa se debata cuanto antes, ya que quieren que la reforma sea un hecho antes de final de año.

Dos plenos consecutivos

Por eso, los grupos del Gobierno han solicitado que la Junta de Portavoces, que este lunes no podía pronunciarse sobre el asunto porque acababa de ser calificado por la Mesa, vuelva a reunirse el próximo viernes, 18 de noviembre, y que así pueda programar ese primer debate para la semana siguiente.

En su reunión de este lunes, la Junta ya ha dejado ordenado el debate en Pleno de los Prepuestos de 2023, que tendrá lugar entre el lunes y el jueves de la próxima semana. Para poder modificar ese orden del día e incluir el debate sobre la reforma de la sedición se requiere una unanimidad que no parece posible.

Sin embargo, el PSOE y Unidas Podemos tienen otra posibilidad, que es celebrar un nuevo Pleno del Congreso el jueves 24 de noviembre, nada más termine el monográfico de los Presupuestos.

También el impuesto de grandes fortunas

Y en ese nuevo Pleno se meterán dos normas que esta semana se aprobarán en comisión (la nueva Ley de cooperación y la proposición de los impuestos de energéticas, banca y grandes fortunas) y otras dos que se enfrentan a su primera votación en el hemiciclo: una del Grupo Mixto y la supresión del delito de sedición.

Una vez se tome en consideración la reforma del Código Penal, el Congreso abrirá plazos de presentación de enmiendas, tanto de totalidad con texto alternativo como de parciales. Eso sí, los plazos estarán reducidos a la mitad ya que los dos grupos han pedido que su iniciativa se tramite por el procedimiento de urgencia con idea de que salga aprobada del Congreso en diciembre.

Podemos dice que está preocupado por si la reforma de la sedición termina criminalizando la protesta

Podemos dice que está preocupado por si la reforma de la sedición termina criminalizando la protesta

Más sobre este tema
stats