La situación en el PP

La crisis del PP vasco se extiende a Gipuzkoa al apartar Quiroga al candidato de Sémper en San Sebastián

Borja Sémper: de Woody Allen a Tanizaki

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, fue elegida al frente de la formación en una situación muy complicada, con el PP de Álava, el que más poder territorial ha otorgado a los conservadores de Euskadi, totalmente en contra por su exclusión del alavés Iñaki Oyazábal como número dos. Ahora, la crisis se traslada a Gipuzkoa, donde Quiroga ha impuesto a Miren Albistur como candidata al Ayuntamiento de San Sebastián. Lo ha hecho en contra de la propuesta de Borja Sémper, presidente del PP provincial: Ramón Gómez. Gómez es portavoz del PP en el consistorio y fue el candidato también en las pasadas elecciones municipales. Según los estatutos del partido, la propuesta inicial tiene que partir de la dirección provincial. De ahí pasa a la dirección regional que, por lo general, no pone pegas.

La última palabra, no obstante, la tiene Génova que, oída la recomendación de la dirección regional, tiene en exclusiva la competencia de ratificar a los candidatos de las capitales de provincia. Desde el pasado congreso regional Quiroga cuenta con María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, como aliada.

La crisis estalló hace unos meses cuando Sémper comunicó a Quiroga que él no estaba dispuesto a encabezar la lista y que su candidato era Gómez. En este momento, Quiroga ya dio muestras de que no iba a dar su brazo a torcer. Argumentaba que el PP vasco necesitaba "caras nuevas", según fuentes conocedoras de estos contactos.

Fuentes de la dirección del PP de Euskadi aseguran que Sémper, considerado en el partido uno de los líderes jóvenes con más proyección, ha abierto un periodo de reflexión sobre su futuro en la formación regional pero señalan que todo apunta a que "dará la batalla". "Está muy enfadado. Pero no va a irse. Su vida es la política. No es de rendirse", cuenta uno de sus compañeros.

Albistur es asesora del PP en el consistorio de San Sebastián. En el entorno de Quiroga insisten en que se trata de una candidata que goza del máximo apoyo pese a la reacción de Sémper. Es socióloga de formación, con un máster en Recursos Humanos y con una "vocación política muy creíble", según añaden las mismas fuentes. Cuando se lo propusieron, cuentan, no tuvo ninguna duda en dar el 'sí'. Unas cualidades que rebajan en el sector rival. Dicen que no es nada conocida, que es familiar de uno de los más cercanos colaboradores de la presidenta regional y que es una muestra más de la política de ésta de ir rodeándose de fieles "primando la amistad frente a la valía política".

Nerea Llanos, la mujer a la que impuso Quiroga en su día como número dos frente a Oyarzábal, señaló este jueves que Albistur es una "candidata de consenso" ante las "posturas divididas" que existían. En el PP de Gipuzkoa niegan ese consenso.

En una rueda de prensa en Vitoria, Llanos confirmó las candidaturas a las alcaldías de las tres capitales vascas. En el caso de Vitoria, el actual alcalde, Javier Maroto, optará a la reelección, mientras que la lista de Bilbao estará encabezada por Luis Eguiluz.

"No es una derrota"

En el entorno de Quiroga mantienen que es un error plantear este asunto como una victoria suya frente a una derrota de Sémper

Cuentan que en 2013 hubo un amago de rebelión en el grupo popular en el Ayuntamiento. Los concejales firmaron una carta reclamando al por entonces presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, que cambiara a Gómez. No fue así. Pero, según las mismas fuentes, se les garantizó que para 2015 no sería candidato. Este es uno de los motivos que se esgrime para haber apostado por Albistur.

Con este nuevo episodio se agranda la brecha interna existente en los conservadores de Euskadi desde que Quiroga llegó a la presidencia de la formación regional en un congreso en el que recibió un fuerte voto de castigo. Fue apoyada por el 72% de sus compañeros. En este proceso, que le supuso una ruptura total con el PP de Álava, en manos del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, contó con el apoyo de la secretaria general nacional del partido, María Dolores de Cospedal.

Aviso de rebelión

El pasado 25 de enero, en una entrevista a Deia, Sémper sostuvo  que se rebelaría, "si Madrid revocara los candidatos elegidos por el PP de Gipuzkoa". 

"¡Hasta ahí podíamos llegar! No somos una sucursal ni un partido satélite de Madrid. Somos un partido con personalidad propia, que pertenecemos a un partido de ámbito nacional, y muy orgulloso me siento de ello, pero determinadas decisiones las tomamos los vascos. Faltaría más", dijo.

La fractura en el PP vasco se agrava un año después de la elección de Quiroga

La fractura interna en el PP vasco se agrava un año después de la elección de Quiroga

Más sobre este tema
stats