39º Congreso Federal del PSOE

Las críticas a Sánchez afloran en Valencia, Asturias y Aragón

El presidente de Aragón, Javier Lambán, durante el 39º Congreso del PSOE.

infoLibre

Las críticas a Pedro Sánchez comienzan a aflorar en la jornada de cierre del 39º Congreso Federal del PSOE. El presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, recalcó este domingo su "respeto absoluto" a la decisión del secretario general en la composición de la nueva Ejecutiva. Pero le lanzó el primer golpe: "Cada uno tiene un modelo, yo siempre integro", informa Europa Press.

En declaraciones a los medios, Puig insistió que Sánchez "tiene toda la legitimidad para hacer el equipo que considere" y mostró su "apoyo total" a los 49 miembros de la Ejecutiva, para la que el líder socialista no contactó con él.

"Esperemos que desarrolle un trabajo político en favor de los ciudadanos", apuntó, tras remarcar que un proceso de primarias "es uno en el que cada uno tiene que tomar su opción" y que "vivir es tomar partido". Puig aseguró que lo ha "tomado siempre" y que eso no va en contra del respeto a la voluntad de los militantes.

Cuestionado por la intención del alcalde de Burjassot (Valencia), Rafa García, de disputarle el liderazgo del PSPV –algo que ya ha comunicado a la nueva dirección nacional–, Puig advirtió que "alguien tendrá que explicar cómo se quiere romper esto después de 22 año en el mejor momento del PSPV de su historia reciente", con el Gobierno autonómico y "más del 80%" de los ayuntamientos valencianos. Además, indicó la mejora electoral que prevén las encuestas para 2019.

"Tendrá que explicarlo quien quiera hacerlo, yo no", esgrimió, como también afirmó que alguien deberá dar alegar "si se promueve un ataque contra el secretario general del PSPV –él mismo–, que por cierto solo lleva un mandato", ha añadido en tercera persona.

"Sectarismo" y "exclusión"

Por su parte, el portavoz del PSOE en el parlamento asturiano y delegado por la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE en el cónclave, Fernando Lastra, dejó claro su enfado ante el proceso de formación del nuevo Comité Federal. "De ser esta la pauta de comportamiento, vamos a un modelo de partido en el que la exclusión y el sectarismo va a ser el modo nuevo de actuación", criticó.

En unas declaraciones a los medios de comunicación, Lastra, que fue partidario de Susana Díaz en las primarias, se quejó así de la falta de negociación a la hora de formar el nuevo órgano de control. Consideró el asunto grave, porque el Comité tiene que representar la pluralidad del partido. "Que yo recuerde, es la primera vez donde la dirección política no negocia la composición del órgano de control", lamentó.

Lastra dijo que respeta que el nuevo secretario general elija a la Ejecutiva que le parezca, porque es un órgano ejecutivo. "Pero el órgano de control y participación debe ser plural y no reconocer esa pluralidad es un mal principio y una imposición", apuntó.

Lastra explicó que nadie ha negociado este asunto con una parte de la delegación asturiana "que representa el 40% de sus votos" y que eso es algo "muy negativo", ya que "indica una manera de actuar que ni gusta ni conviene".

"Se dicen muchas cosas de la participación, la pluralidad, el respeto interno; pero se actúa de forma diferente, se actúa excluyendo", insistió.

A juicio del asturiano, las etapas nuevas deben tener "generosidad" y respeto a la pluralidad, algo que en este asunto no ha existido. "Es una mala manera de empezar", zanjó Lastra, molesto con lo ocurrido.

El planteamiento plurinacional

El presidente de Aragón, Javier Lambán, señaló a su llegada a las votaciones sobre los órganos de dirección que el planteamiento plurinacional que el PSOE ha añadido a su ideario político "puede llevar a confusión" y pese a afirmar Sánchez ha despejado las dudas sobre su defensa de la unidad de España, advirtió que el término puede llevar a la malinterpretación en el escenario político.

En este sentido, Lambán confesó no ser partidario de la plurinacionalidad, "creo que no se tendría que haber planteado", si bien señaló que respetaba la decisión mayoritaria de los delegados.

Eso sí, llamó a tener "mucho cuidado" ya que entiende que añadir este punto a los planteamientos socialistas puede poner en duda el compromiso del partido con la unidad de España. "Preocupa que demos una imagen de que la unidad de España es matizable", afirmó, asegurando que todo el planteamiento depende de cómo se traslade al escenario político.

Sobre la Ejecutiva Federal de Sánchez, el mandatario aragonés se mostró muy respetuoso con su decisión y admitió que en el pasado se cometió el error de convertir este órgano en una miniatura del Comité Federal.

"El secretario general tiene un gobierno, que es la Ejecutiva y es razonable que el Gobierno lo configure a su imagen y semejanza, sin que nadie fuera de su ámbito de decisión personal lo determine", señaló.

Al tiempo destacó que Sánchez se ha rodeado de gente capaz "tanto jóvenes como personas con una carrera acreditada", y sobre la integración descartó que tenga que responder a ello: "al fin y al cabo es el gobierno del partido, es el equivalente al gabinete del presidente".

Los socialistas aprueban defender los valores republicanos pero sin cuestionar la forma de Estado

Los socialistas aprueban defender los valores republicanos pero sin cuestionar la forma de Estado

Más sobre este tema
stats