PORTADA DE MAÑANA
Ver
El tribunal que vigila los contratos de Madrid avisa del "incremento sustancial" de los pagos fuera de control

26M | 'Superdomingo' electoral

Cs se reafirma en pactar con el PP y buscar el apoyo de Vox pese a las críticas internas

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo.

Pese a las críticas del sector más centrista del partido, Ciudadanos mantiene su estrategia: negociar pactos en ciudades y comunidades autónomas con el PP -su "socio preferente"- y tratar de poner la pelota en el tejado de Vox, que tendría que decidir si apoyarlos o dejar gobernar a la izquierda en territorios como Madrid. Así lo confirmó este lunes el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, tras una reunión de la ejecutiva en la que salió derrotada la posición de críticos como el candidato europeo Luis Garicano, que apostaba por no limitar la estrategia de pactos a llegar a acuerdos únicamente con el PP para que sean apoyados por la ultraderecha.

La dirección de Ciudadanos estuvo reunida durante toda la mañana en la sede central del partido en Madrid, y en ella se produjo algo poco habitual en la formación naranja: hubo dirigentes críticos con la estrategia del líder, Albert Rivera. Hace unos días, el candidato de Ciudadanos al ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls, ofreció públicamente sus votos a la alcaldesa Ada Colau para que revalidase su mandato con el fin de evitar la llegada del independentismo a la alcaldía, y este fin de semana, fue Garicano quien cuestionó que la formación naranja apueste por una hoja de ruta que solo contempla pactos con el PP.

El PP pide a Cs y Vox "dejar a un lado los egos" en la negociación de los pactos

El PP pide a Cs y Vox "dejar a un lado los egos" en la negociación de los pactos

Pero de la ejecutiva no salió ningún cambio de posición, más bien todo lo contrario. Ciudadanos se reafirmó en su estrategia y la aprobó "por unanimidad", en palabras de Villegas, lo que significa que "el socio preferente será el PP" y solo allí donde sea imposible alcanzar acuerdos con los conservadores "se pueden intentar excepcionalmente acuerdos con el PSOE". Pero eso sí: los dirigentes socialistas deben asumir "las condiciones programáticas" de Ciudadanos y renegar explícitamente de Sánchez, como ya anunció Ciudadanos hace unos días, lo que dificulta sobremanera cualquier entendimiento.

"Vamos a negociar acuerdos a dos", y "no vamos a negociar gobiernos a tres en los que puedan estar Vox, Podemos o los nacionalistas", sostuvo Villegas. La posición choca frontalmente con la que plantea la ultraderecha, que pide entrar en ejecutivos pero que, sobre todo, ha puesto como línea roja que Ciudadanos se siente a negociar con ellos si quiere sus votos. Pero la única concesión de Ciudadanos a Vox, aseguró Villegas, será sentarse en la misma mesa con ellos "para explicar cuál es el acuerdo con el PP, pero no para negociar" el pacto. "La responsabilidad de si hay un gobierno liberal y centrado dependerá del voto de cada uno, también de Vox, ellos serán responsables de elegir", dejó claro.

La formación, de esta forma, pretende reeditar el mismo pacto que se dio en Andalucía, donde Juan Manuel Moreno Bonilla fue elegido presidente de la Junta tras el acuerdo de coalición entre PP y Ciudadanos que apoyó Vox, quien no obstante solo se reunió con el PP. No obstante, este acuerdo ya ha comenzado a mostrar fisuras: este mismo lunes, la ultraderecha anunció una enmienda a la totalidad de los presupuestos pactados por las otras dos formaciones. Pero la respuesta de Villegas es la misma a nivel andaluz que a nivel estatal: si Vox decide votar en contra, tanto de los presupuestos como de los gobiernos de derechas, "será responsable" de que no se lleven a cabo.

Más sobre este tema
stats