POLÍTICOS Y CORRUPCIÓN

Los cuatro interrogantes de la reunión entre Fernández Díaz y Rato que Interior no explica

Las 44 conductas que sancionará la 'ley mordaza'

Ibon Uría

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció este martes su petición de comparecencia en la Comisión de Interior el Congreso de los Diputados. Una presencia que solició "con la mayor inmediatez posible" y que se producirá en la mañana del próximo viernes. El objetivo es "explicar" el encuentro que mantuvo el pasado 29 de julio en la sede de su departamento con Rodrigo Rato, sobre quien hay abiertas tres causas por delitos de corrupción.

Hasta ahora esa cita ha provocado las críticas de la oposición y comentarios negativos incluso en las filas del propio PP. Desde el Ministerio únicamente se ha ofrecido un comunicado que, en cinco puntos, señala que Rato solicitó la cita para tratar una cuestión "exclusivamente personal", que le recibió en la sede de Interior porque "no había nada que ocultar" y que en nada afecta el cara a cara a las investigaciones en curso.

El propio Rato ha sido el primer encargado de poner en tela de juicio uno de estos extremos: ha asegurado que habló con el ministro “de todo” lo que le “está pasando”, que mantiene contactos con otros dirigentes del PP de forma habitual, y que en esas charlas les transmite su "punto de vista" sobre su "situación". Antes esas dos versiones, ya hay dirigentes del PP, como José Antonio Monago, que se ha apresurado a decir que "prefieren" creer al ministro.

En ese terreno, el de la credibilidad y la verosimilitud de cada una de las dos versiones, deberán dirimirse algunas de las preguntas que planean en torno a esta cita. ¿De qué hablaron el ministro y Rato? ¿Salieron a relucir aspectos relativos a la situación judicial del imputado? Pero, más allá de esos interrogantes a las que Fernández Díaz deberá responder esta semana en sede parlamentaria, hay cuatro grandes cuestiones en los que los hechos y la versión oficial de Interior chocan. Son estas:

1. UNA REUNIÓN SECRETA

El encuentro entre Jorge Fernández Díaz y el imputado Rodrigo Rato tuvo lugar, según el comunicado de Interior, el 29 de julio a las 12:00 horas y se prolongó por espacio de menos de una hora. El Ministerio reitera que no se quiso esconder nada en torno a este cara a cara. Además, precisa que la cita tuvo lugar a petición del exvicepresidente económico del Gobierno.

Esta proclamación de transparencia no encaja con dos hechos: el primero es que la reunión no se publicó en la agenda oficial del ministro del Interior, donde consta la relación de actos y reuniones a las que asiste Jorge Fernández Díaz. El segundo dato clave es que, pese a la afirmación de que no había propósito de ocultación alguno, el encuentro se mantuvo en secreto hasta la publicación de la noticia que lo destapó.

Más aún: entre la publicación de esa información el sábado y el comunicado oficial del Ministerio en torno a estos hechos, que llegó a las redacciones pasadas las dos de la tarde del lunes, transcurrieron más de dos días en los que Interior únicamente confirmó la existencia de la reunión sin ofrecer detalles ni explicar su naturaleza. 

2. UN ENCUENTRO PERSONAL EN UNA SEDE OFICIAL

La versión oficial en torno a esta reunión asegura que en su "petición" para reunirse con Fernández Díaz, Rato invocó "una cuestión de carácter exclusivamente personal" y "completamente al margen" de su "situación procesal", y que ese punto "fue absolutamente clarificado como condición previa a la realización del encuentro". Por ello, agrega, se eligió la sede del Ministerio por encima de un restaurante "o un lugar similar".

Pero nuevamente hay datos que no concuerdan con este relato, ya que el ministro Jorge Fernández Díaz accedió a reunirse con Rodrigo Rato en la sede oficial del Ministerio del Interior, el mismo emplazamiento en el que mantiene sus reuniones y encuentros de trabajo oficiales. Si la reunión era de carácter "exclusivamente personal", no se entiende que eligiera la misma ubicación en la que día a día dota de carácter oficial a sus encuentros y actos.

3. EL RESPONSABLE DE LOS INVESTIGADORES SE CITA CON EL INVESTIGADO

En la cita entre el imputado por corrupción Rodrigo Rato y Jorge Fernández Díaz se da además otra circunstancia singular: se trata de un insólito cara a cara entre el responsable último de la Policía Nacional y la Guardia Civil y el presunto delincuente investigado por agentes de estos cuerpos.

Interior responde a este interrogante y arguye que "las investigaciones a las que está sometido Rato las están dirigiendo la autoridad judicial, la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Agencia Tributaria" pero, aunque así sea, lo cierto es que en calidad de ministro del Interior Fernández Díaz tiene atribuídas las competencias de coordinar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Varios sindicatos policiales han puesto el foco precisamente sobre este extremo. Para el Sindicato Unificado de Policía (SUP) la reunión es "improcedente" y una "falta de respeto" hacia los agentes. Su portavoz, Javier Estévez, agregó además que, si bien el ministro no dirige personalmente la investigación contra Rato, tiene perfecto "conocimiento de las operaciones que se llevan a cabo".

La Unión Federal de Policía (UFP), por su parte, afirmó que ningún ministro debe interferir en las investigaciónes y lamentó que "haya quedado desvirtuado" el papel y el esfuerzo en la investigación "del servicio aduanero, el de la Guardia Civil y el de todos los cuerpos implicados en las investigaciones a Rato".

4. LAS PRIORIDADES DE LA AGENDA DEL MINISTRO

Hay un último punto relativo a la celeridad con la que el ministro accedió a reunirse con Rato y que contrasta con su reiterada negativa a reunirse con los representantes de los trabajadores de las fuerzas de seguridad, que han solicitado mantener con él un encuentro a lo largo de toda la legislatura sin éxito: Jorge Fernández Díaz nunca se ha reunido con los sindicatos de Policía ni con las asociaciones de Guardia Civil.

La Confederación Española de Policía (CEP) señaló que es "llamativo" que Fernández Díaz haya accedido a reunirse con una "persona con cinco causas abiertas" en lugar con las asociaciones sindicales de la Policía. Su presidente, Antonio Labrado, afirmó que el encuentro es "lamentable" y que constituye una "irresponsabilidad política"

La Asociación Unificada de la Guarcia Civil (AUGC), en esa misma línea, censuró que el ministro accediera a sentarse con Rato "tan rápido" y que no lo haya hecho hasta ahora con esa asociación. "Llama mucho la atención", dijo el portavoz Juan Fernández, quien también denunció que el ministro siempre ha delegado su asistencia al Pleno del Consejo de la Guardia Civil que corresponde al ministro del Interior presidir.

En concreto, según esta asociación, Fernández Díaz "no ha presidido ningún Pleno y siempre delega en el director de la Guardia Civil". "Nunca preside un acto donde se le pueda plantear algún problema o donde se pueda entablar un diálogo", añadió el portavoz Fernández, que subrayó que los plenos tienen carácter trimestral –el último fue el pasado 24 de junio– y que, por tanto, el ministro se ha ausentado en más de diez ocasiones de esta cita.

Por último, la AUGC recordó que sus siete vocales en el Consejo no acudieron la reunión de marzo "en señal de protesta" por la "reiterada ausencia" de Fernández Díaz y que eso "les costó la apertura de sendos expedientes disciplinarios por una falta grave".

El PSOE denuncia a Fernández Díaz ante la Fiscalía porque ve “indicios de delitos”

El PSOE denuncia a Fernández Díaz ante la Fiscalía porque ve “indicios de delitos”

Más sobre este tema
stats