PORTADA DE MAÑANA
Ver
El espectáculo de Milei y el intento de dinamitar el pacto sobre el CGPJ alejan aún más a Ayuso de Feijóo

La situación en el PP

Dirigentes del PP critican la “nula” estrategia de Rajoy ante el ‘caso Bárcenas’

¿Por qué calla Rajoy sobre Bárcenas?

Rajoy no tiene un problema de credibilidad entre los suyos. Eso comentan. En el PP está instalada la idea de que todos los pagos a sus dirigentes han sido legales y que su extesorero, Luis Bárcenas, es, además de un "chantajista", un "metiroso", un hombre que ha sido capaz de decir una cosa y la contraria con pocos meses de diferencia. Sin embargo, el presidente del Gobierno y la dirección nacional del partido que lidera tiene un problema de relato. A medida que avanzan las investigaciones judiciales sobre los papeles de Bárcenas son más las voces dentro de la formación conservadora que lamentan la "nula" estrategia trazada por Génova para hacer a este escándalo. En cierto modo, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, salió este martes a poner voz a este malestar.

Quienes critican la actuación de la dirección nacional del partido citan como ejemplos más claros la rueda de prensa en la que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se lió a cuenta de la forma en la que Bárcenas había seguido vinculado laboralmente a la formación, el comunicado de dos líneas con el que se dio por zanjado el ingreso en prisión del extesorero, las críticas del vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, apuntando a la existencia de una "causa general" contra el PP. O, más reciente, la forma –se emitió un comunicado– en la que Génova reaccionó este martes a la información publicada por el diario El Mundo que, con los documentos originales aportados por el exresponsable de las finanzas del PP, refleja que el presidente del Gobierno recibió sobresueldos en su etapa de ministro durante los gobiernos de José María Aznar. Creen que dado que el extesorero no va a estar callado urge replantearse la situación.

Este mismo martes, el abogado Miguel Durán, que visitó el lunes a Bárcenas en la cárcel madrileña de Soto del Real, sostuvo que Bárcenas se siente "maltratado" por sus excompañeros de partido y tiene información delicada para el Gobierno. 

La Intervención General del Estado confirma la contabilidad ilegal del PP

La Intervención General del Estado confirma la contabilidad ilegal del PP

"No podemos actuar a rebufo de lo que cuentan los medios de comunicación, porque trasladamos a la gente la idea de que no controlamos lo que ocurre en nuestro partido", se lamenta un alcalde. La misma fuente, considera que, a menudo, las reacciones son "improvisadas, poco reflexionadas, y, por tanto, insuficientes". "Tenemos que tomar la iniciativa. Y para eso urge una reunión en la que se diga qué hay, qué puede salir, porque van a seguir saliendo cosas, y cómo vamos a reaccionar en función de los diferentes escenarios que se den", añade una diputada.

La última vez que Rajoy se refirió ante los suyos sobre este escándalo de forma casi monográfica fue a principios de febrero, en un comité ejecutivo nacional. En el PP son cada vez más las voces que reclaman a su presidente que se pronuncie sobre las novedades del caso, el encarcelamiento del extesorero y los matices que haya podido aportar al escándalo las últimas informaciones publicadas por el diario que dirige Pedro J. Ramírez. Este malestar es aún mayor entre los barones autonómicos que ven cómo el caso de los papeles de Bárcenas les condiciona su agenda diaria y temen ser los primeros perjudicados en las urnas por este escándalo.

Las fuentes consultadas por infoLibre mantienen que gran parte de este enfado tiene su origen en la forma en la que Mariano Rajoy ha repartido el juego en la formación conservadora desde que llegó a la Moncloa en noviembre de 2011. El presidente del Gobierno delegó todo el poder en la secretaria general, María Dolores de Cospedal que, a su vez, es presidenta de Castilla-La Mancha, algo que no pocos consideran un error. "El presidente debería estar más pendiente del partido porque el partido es lo que queda cuando uno deja de gobernar", considera un diputado.

Más sobre este tema
stats