ébola

Qué es el ébola, por qué estamos ante una epidemia y cómo será tratado el religioso en España

Tratamiento ébola

¿Qué es el ébola?

El ébola es una enfermedad infecciosa causada por un virus capaz de multiplicarse por todo el organismo apoderándose de nuestras células. Actualmente, se conocen cinco serotipos asociados a diferentes zonas de África: Zaire, Sudán, Costa de Marfil y Bundibugyo. El quinto serotipo, el Reston no afecta a los humanos, pero si a los primates. El período de incubación del virus varía de 2 a 21 días, aunque lo más normal es que oscile entre 5 y 12 días.

¿Qué síntomas presenta?

Los primeros síntomas que aparecen tras el contagio son fiebre muy alta, dolor muscular, de cabeza o de garganta, seguido de vómitos, diarreas o erupción cutánea. Conforme el virus se multiplica por el organismo, puede llegar a producir graves hemorragias que disminuyen la tensión arterial. De esta forma, la cantidad de sangre que llega a los órganos vitales también se reduce y aumenta el riesgo de que el hígado, el corazón o los riñones dejen de funcionar.

¿Cómo se transmite?

El virus llega al hombre a través del contacto con un animal infectado o muerto. Después, se propaga entre las personas por contacto directo con sangre, fluidos orgánicos o la propia piel. El trato con los enfermos, cadáveres infectados o el equipo médico encargado de tratar la enfermedad puede ser determinante para el desarrollo de la infección. Se sospecha que los murciélagos son portadores naturales del ébola y que pueden infectar directamente al ser humano sin necesidad de un animal huésped de por medio.

¿Existe una cura o una vacuna?

Aún no se conoce un tratamiento específico para tratar una enfermedad mortal entre el 60% y 90% de los casos. Dada la rapidez y la agresividad del patógeno, la mayor parte de los contagiados no producen a tiempo los anticuerpos necesarios para superar la enfermedad. La cura del ébola radica en la creación de una vacuna capaz despertar una respuesta inmunológica para acabar con el virus.

Los dos voluntarios estadounidenses que contagiaron la enfermedad en Liberia, la semana pasada, fueron tratados con un compuesto de anticuerpos enviado desde EEUU al país africano. La firma de biotecnología Mapp Biopharmaceutical Inc suministró un tratamiento experimental que había dado resultados positivos en primates.

Estados Unidos y Rusia trabajan con urgencia en una vacuna experimental. Aunque el tratamiento de los rusos está aún en fase inicial, la propuesta estadounidense podría estar lista para 2015. 

¿Estamos ante una pandemia?

La organización Médicos del Mundo ha calificado de "epidemia" el brote de ébola desatado en África occidental. El portavoz de la organziación sanitaria, Félix Hoyo, declaró que hay que "hacer un esfuerzo político y económico" en los países afectados para que el personal sanitario pueda trabajar de "la mejor manera posible con la población afectada" y así evitar que el brote se extienda a occidente.

El virus del ébola está instalado en África desde que fue descubierto en 1976. En mayor o menor medida, los casos de contagio se han ido repitiendo durante la década de los 90 y los 2000. Por ejemplo, en 2007, murieron 187 personas en la República del Congo y en 2003, perdieron la vida otras 128 en el mismo país africano.

¿Qué diferencia hay entre el brote actual y el de 1976?

La epidemia extendida actualmente por Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria es la peor registrada hasta la fecha. El último recuento realizado por la OMS cifra en 1.711 las personas infectadas y en 932 los fallecidos. Cuando se descubrió la enfermedad, en 1976, murieron 280 personas de un total de 318 contagiados. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido que el virus está “fuera de control” y ha dado la alarma regional e internacional.

¿Existe riesgo de contagio en Europa?

Los expertos dicen que no hay que preocuparse porque el ébola llegue a Europa  ya que los países occidentales tienen los protocolos establecidos para controlar el virus. El riesgo de que un turista contraiga la enfermedad en África es muy remoto, a no ser de que haya estado en contacto con enfermos o personal sanitario.

Protocolo de actuación para atender al sacerdote español

Miguel Pajares será trasladado al hospital Carlos III de Madrid en un avión del Ejército del Aire, acondicionado sanitariamente, y posterioremente en una ambulancia especial. Una vez en las dependencias del hospital, Pajares será aislado en una habitación con presión negativa para impedir que el virus salga.

El personal sanitario encargado de atender al sacerdote deberá utilizar doble guante y desechar éstos tras las exploraciones al paciente. Médicos y enfermeras se protegerán la cara y los ojos y utilizarán ropa desechable cada vez que entren en la habitación. Además, de desinfectar sus manos con hipocolorito sódico al 0.5%.

Las muestras tomadas al paciente y los residuos biosanitarios tales como agujas, serán almacenados en los contenedores especiales de color rojo y categoría III.

Un ébola en agosto

Más sobre este tema
stats