Puerta giratoria

Un ex alto cargo del Ejército del Aire, primer caso de puerta giratoria en 2015

Un exalto cargo del ejército del aire, primer caso de puerta giratoria en 2015

El portal de la transparencia de la Administración General del Estado (AGE) recoge ya el que es el primer caso de puerta giratoria de 2015. Se trata de Fernando Sacristán Ruano, exjefe del mando del apoyo logístico del Ejército del Aire (MALOG). La plataforma digital que el Gobierno puso en marcha el pasado diciembre en cumplimiento de la Ley de Transparencia refleja que este militar dejó de estar adscrito al Ministerio de Defensa, es decir, cesó, el 2 de agosto del año pasado. Y que el 9 de enero de 2015 fue autorizado para tres actividades privadas. De las tres empresas para las que solicitó compatibilidad, dos de ellas tienen alguna relación con el sector de la defensa y la logística. Fue el Consejo de Ministros del pasado 1 de agosto el que aprobó el nombramiento de José María Orea Malo como sustituto de Sacristán Ruano.

El concepto de "puerta giratoria" hace referencia a la transición laboral del sector público al privado, y viceversa. No se trata de algo ilegal puesto que las autorizaciones de compatibilidad vienen regidas por una ley –la 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del gobierno y de los altos cargos de la AGE–, pero la cuestión si ha generado cierto debate desde el punto de visto ético. Sobre todo en los casos en los que la actividad de destino del excargo público en cuestión tiene relación con el sector de origen.

Tecnobit, Bess-Beyond Soluciones y Servicios SL y Hornet Consulting son las tres empresas privadas para las que Sacristán Ruano pidió autorización de compatibilidad. Y la obtuvo. La primera de ellas se presenta en su página web como "líder en ingeniería electrónica desde hace más de 30 años". "Ofrece la tecnología más avanzada en sectores de Defensa, Seguridad, Espacio, Transporte y Telecomunicaciones", añade. 

En el apartado específico en el que figura el sector de Defensa, esta firma asegura que "diseña, desarrolla, suministra y mantiene productos y sistemas para las Fuerzas Armadas Españolas y para otros ejércitos desde hace más de 30 años. Las soluciones se encuentran operativas en una amplia variedad de plataformas y sistemas de armas y protección de fuerzas, tanto nacionales como extranjeras".

El portal de la transparencia no ofrece datos sobre la función que va a desempeñar el exmilitar en Tecnobit ni el expediente completo que ha dado lugar a la autorización.

Una empresa que tiene como "cliente" destacado a Defensa

Bess-Beyond Soluciones y Servicios SL tiene su actividad principal en el sector de la logística. "Es un proyecto empresarial, que nace de la fuerte convicción de un grupo de profesionales de la logística y sistemas de información, de crear una nueva forma de hacer, que conecte e integre más íntimamente a todos los actores de la cadena de suministro", figura en su portal web.

Entre el listado de clientes de Bess-Beyond Soluciones y Servicios SL figura el Ministerio de Defensa y, dentro de éste, los tres ejércitos

Hornet Consulting, por su parte, es una empresa que tiene a Sacristán Ruano como administrador único y apoderado. Constituida hace tres meses, su objeto es muy variado: "Consultoría, asesoramiento, formación, elaboración de estudios e informes, intermediación, comercialización, publicidad y promoción empresarial en materia de comercio, exportación, importación, logística, transporte, energía, petróleo y derivados, inmuebles, construcción y telecomunicaciones.

Encargado de la contratación

Dentro del organigrama del Ejército del Aire, el Mando de Apoyo Logístico integra la división de "apoyo a la fuerza", el conjunto de unidades, centros y organismos responsables de la dirección, gestión, administración y control de los recursos materiales, financieros y humanos.

Concretamente, la unidad de la que Sacristán Ruano ejercía la jefatura se encarga de "la dirección, inspección y coordinación en materia de adquisiciones, abastecimiento, mantenimiento, transportes y servicios de material, infraestructura y sistema", según figura en la página web del departamento que dirige Pedro Morenés. La misma fuente añade que "le corresponde, asimismo, la contratación en cuanto a los recursos financieros de su servicio presupuestario".

El caso del ministro

Se da la circunstancia de que el ministro de Defensa ha experimentado a lo largo de su carrera varias transiciones del sector público al privado. Pedro Morenés estuvo vinculado como consejero a Instalaza SA, fabricante de bombas racimo, al menos hasta marzo de 2009. Esta empresa del sector armamentístico ha sido una de las principales beneficiarias de contratos a cargo del presupuesto del ministerio.

Hasta el pasado agosto, el departamento que dirige Morenés había invertido 16 millones de euros de dinero público en esta empresa que tiene su sede en Zaragoza.

Desde que Morenés aterrizó en este ministerio, fuentes de su departamento han insistido en que no existe ningún motivo ni incompatibilidad que impida que se suscriba contratos con Instalaza. Asimismo, han precisado que el ministro no ha intervenido en ninguno de estos expedientes porque parten de órganos con capacidad plena de contratación. En el caso de las adjudicaciones a Instalaza, estas dependen del Ejército de Tierra, a través del mando de apoyo logístico. Un órgano con capacidad plena de adjudicación.

Antecedentes

La de Sacristán Ruano es la primera autorización de compatibilidad de 2015 que registra el portal de la transparencia. En 2014 se dio luz verde a que 12 exaltos cargos de la AGE que cesaron en sus funciones dieran el salto a la empresa privada. Entre estos casos, destaca, por ejemplo, el de Carlos Bastarreche Sagües. Exembajador en la República Francesa y, por tanto, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Cesó el 16 de mayo de este año. Y, dos meses después, el 17 de julio fue autorizado para incorporarse a Airbus Group. Esta firma del sector de la aviación tiene su sede operativa en Toulouse (Francia), el país en el que había desarrollado Bastarreche su último cargo público.

Tampoco pasa inadvertido el aterrizaje de Cristina Coto del Valle en el bufete Albiñana Suárez de Lezo, despacho al que llegó el 17 de noviembre de 2014. La que había sido directora del gabinete de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ministerio de Justicia solicitó la compatibilidad el 26 de septiembre, pocos días después de que el exalcalde de Madrid dejara su puesto. Son solo dos ejemplos.

Una veintena de militares denuncia en los juzgados sus contratos temporales por fraudulentos y anticonstitucionales

Una veintena de militares denuncia en los juzgados sus contratos temporales por fraudulentos y anticonstitucionales

Más sobre este tema
stats