La crisis de Pegasus

Feijóo aplica la lógica de Casado para explicar el relevo del CNI: el Gobierno vive sometido al independentismo

Alberto Núñez Feijóo y su sucesor al frente de la Xunta, Alfonso Rueda, en el Parlamento de Galicia.

Alberto Núñez Feijóo arremetió este martes con extrema dureza contra la decisión del Gobierno de relevar a la directora del CNI y lo atribuyó directamente a una cesión a los independentistas, ignorando en todo momento el espionaje sufrido por el presidente y dos ministros. 

A través de Twitter, el líder del PP calificó de “esperpento injustificable” el relevo de la responsable del espionaje español, cuestionada por el espionaje a dirigentes independentistas y por el fallo de seguridad detectados en las comunicaciones del presidente Sánchez y de los ministros de Defensa e Interior. “Ofrece la cabeza de la directora del CNI a los independentistas, debilitando una vez más al Estado para buscar su supervivencia”, concluyó antes incluso de que el Gobierno confirmara su decisión.

Es la segunda vez desde su llegada a Génova que Feijóo abraza el argumento de la supuesta sumisión del Gobierno a los independentistas para interpretar las decisiones del Ejecutivo, una tesis que su antecesor en el cargo, Pablo Casado, utilizaba con frecuencia para marcar distancia con Pedro Sánchez. 

La primera tuvo lugar hace dos semanas, cuando el líder del PP atribuyó a un acuerdo con EH Bildu que el presidente no hubiese aceptado ninguna de las propuestas de su partido en relación con la situación económica y obtuviese el respaldo de los abertzales para sacar adelante su real decreto de medidas para afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Feijóo utilizó palabras gruesas, algo no habitual en él, al menos en lo que lleva al frente del PP, pero mantuvo su oferta de pactar con Sánchez la posición que España defenderá en la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid el 29 y 30 de junio. E incluso su disposición a pactar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

No hubo llamada

Y eso que, según la secretaria general y portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, Sánchez no sólo no llamó a Feijóo para informarle de la decisión de relevar a la directora del CNI, Paz Esteban, y sustituirla por Esperanza Casteleiro, hasta ahora número dos del Ministerio de Defensa y mujer de la confianza de la titular de este departamento, Margarita Robles, sino que en su opinión el Gobierno está “absolutamente agotado”.

Los que “realmente mandan” son los “independentistas catalanas y vascos”, concluyó Gamarra. Sánchez “se ha convertido en el presidente capaz de hacer lo que sea con tal de seguir siendo presidente”.

En la misma línea tomó posición Vox. El portavoz parlamentario de los ultras, Iván Espinosa de los Monteros, también lo consideró una “cesión a los independentistas”. La directora cesada era, su juicio, una profesional “seria y solvente” que ha acabado “pagando el pato de los problemas internos y de la ineficiencia del Gobierno”.

La formación de Santiago Abascal cuestiona que el Gobierno ejerza sus competencias a la hora de elegir o cesar al máximo responsable del CNI o incluso el nombramiento de los comandantes de la Guardia Civil. Y cree que el relevo al frente del espionaje español no servirá de nada porque no contentará al independentismo.

El Gobierno destituye a la directora del CNI tras la crisis por Pegasus

El Gobierno destituye a la directora del CNI tras la crisis por Pegasus

Más sobre este tema
stats