Participación ciudadana

Las fórmulas de los grandes partidos para abrir sus programas a la participación ciudadana

Los partidos marcan diferencias en la precampaña con sus propuestas de reforma fiscal

De un tiempo a esta parte, las propuestas de regeneración democrática de los partidos políticos han ido incluyendo, en cada vez más casos, la opción de participar en la elaboración de los programas electorales. Hace unos días fueron los militantes de Podemos los que terminaron de votar las propuestas del partido, pero la de Pablo Iglesias no es la única formación con un programa, de una u otra forma, participativo: PSOE, IU, UPyD o incluso el PP han puesto en marcha plataformas para recoger propuestas de su militancia o de los ciudadanos.

La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa, definió allá por julio el programa de su partido como "participativo, abierto, inclusivo y democrático", compuesto por propuestas fruto de "trabajar en conjunto con la gente". No es la única dirigente que ha hablado de las bondades de su método de elaboración del programa electoral: por ejemplo Alberto Garzón, candidato a la presidencia del Gobierno de IU, sostuvo que la metodología de IU es "participativa y rigurosa". Los mecanismos concretos, no obstante, difieren entre unos y otros partidos.

Podemos

El partido de Pablo Iglesias lleva desde julio elaborando su programa electoral a través, fundamentalmente, de tres cauces: las propuestas elaboradas por la dirección, las que ha propuesto su comité de expertos económicos –compuesto por especialistas como Vicenç Navarro o James Galbraith– y las recogidas entre simpatizantes y militantes, tanto en asambleas físicas como en Plaza Podemos, el espacio de discusión virtual del partido, que ha servido durante estos meses como foro de discusión y propuesta de medidas para incluir en el programa.

En este sentido, el partido asegura que ha celebrado "más de 2.000 asambleas abiertas en todo el país para recoger las propuestas de la ciudadanía". A ellas se ha sumado la participación de los simpatizantes en Plaza Podemos, donde, organizadas en nueve grandes áreas temáticas, los militantes presentaron cientos de propuestas –que debían, según las instrucciones dadas por la dirección, ir acompañadas de una memoria económica– desde el inicio del proceso y votaron las planteadas por otros afiliados.

Tras cerrarse el plazo de votación de estas propuestas de militantes, las más apoyadas han sido revisadas por el equipo de elaboración del programa y algunas han sido incluidas entre las 332 que se han puesto a disposición de los militantes para ser votadas. Entre el pasado 31 de octubre y el pasado martes, cualquier inscrito en la página web de Podemos –la afiliación es gratuita y se formaliza en el momento, aportando los datos personales y un número de teléfono– pudo elegir las medidas que formarán parte del programa.

La inmensa mayoría de las iniciativas fueron promovidas por la dirección, pero no obstante los afiliados también pudieron optar por propuestas como la limitación salarial en las empresas y la administración pública para que el sueldo del empleado que más gane no pueda ser más de 15 veces mayor que el del peor pagado, la inclusión de cláusulas sociales y medioambientales en las licitaciones públicas o la construcción de "una potente y eficaz banca pública a partir de las entidades nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum".

El filtro de la dirección, no obstante, provocó que algunas de las propuestas con más apoyos en Plaza Podemos no fueran elegidas para entrar en el grupo de las seleccionables: es el caso, por ejemplo, de la promovida por el círculo de Renta Básica del partido, que planteaba una propuesta mucho más parecida a la subvención para todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo que promovía el partido en sus inicios. En esta línea, los militantes únicamente pudieron escoger medidas como la ayuda "para todos los hogares con ingresos por debajo el umbral de pobreza monetaria", así como abogar por el "establecimiento de un complemento para trabajadores con baja remuneración"; las dos son propuestas de la dirección.

PSOE

La dirección de los socialistas ha recibido durante estos últimos días las enmiendas de sus militantes al borrador de documento programático que elaboró y aprobó la ejecutiva el pasado 19 de octubre. El programa final será aprobado en la Conferencia de Programa de Gobierno que el PSOE celebrará los próximos días 14 y 15 de noviembre en Madrid, pero desde que la ejecutiva aprobase las líneas básicas iniciales, los militantes y simpatizantes han podido remitir –a través, eso sí, de varios filtros– sus propuestas a la dirección, y los ciudadanos debatir las propuestas a través de internet.

Entre los días 20 y 28 de octubre, las agrupaciones socialistas celebraron debates con militantes y simpatizantes para proponer enmiendas al programa marco aprobado por la ejecutiva. Las enmiendas aprobadas por mayoría en cada agrupación fueron remitidas posteriormente a las ejecutivas autonómicas, donde basta un 20% de los apoyos para que sean remitidas a la ejecutiva federal, que es quien finalmente se encargará de llevarlas a las comisiones temáticas que han elaborado el programa.

Será la Conferencia que se reúne los días 14 y 15 de noviembre la que se encargue de terminar de redactar y adecuar las enmiendas que hayan decidido aprobar las comisiones. En este órgano, no obstante, el PSOE ha querido sumar la participación de 250 personas ajenas al partido "que enriquezcan el debate y sean representativos de la sociedad", entre los que se cuentan "profesores, profesionales, activistas sociales" o "empresarios", elegidos, eso sí, al 50% por los "ámbitos territoriales" y el "ámbito federal".

Más allá de esta vía para que militantes y simpatizantes propongan modificaciones al programa marco, el PSOE ha habilitado un espacio virtual en el que cualquier ciudadano puede registrarse y opinar al respecto de las propuestas base. Sin embargo, este portal funciona únicamente como un foro de discusión para "recoger, compartir y debatir las ideas y las propuestas", y las discusiones que en él se mantengan no tienen por qué afectar a la elaboración del programa final.

Izquierda Unida

"El de IU es un programa que está siempre vivo", asegura Marga Ferré, secretaria de Elaboración Política y Programas de la federación izquierdista. Ferré explica que las propuestas de IU se recogen en reuniones con organizaciones de la sociedad civil, así como en foros temáticos destinados a debatir medidas acerca de un determinado tema. También, sostiene la dirigente, las movilizaciones ciudadanas sirven para que IU tome propuestas que luego llevar a su programa.

No obstante, en cuanto a participación de los ciudadanos no organizados en colectivos, IU –que ya ha presentado algunas de sus propuestas para las generales, como las de carácter económico y social– tiene pensado reeditar una de las iniciativas más accesibles que puso en marcha para las elecciones europeas de 2014 y, posteriormente, para los comicios autonómicos y municipales de 2015: la plataforma Programa Abierto, un foro en el que cualquier ciudadano puede hacer sus propuestas y apoyar las de otros participantes.

Ferré sostiene que en breves se abrirá un espacio similar para que los ciudadanos participen en el programa de cara a las elecciones generales. En la plataforma abierta en 2014, se podía participar de dos formas: "enviando aportaciones, enmiendas u opiniones sobre cada uno de los bloques" del programa "o valorando, a través de una votación, las distintas aportaciones que se vayan haciendo", señalaba IU entonces. El único requisito era registrarse como usuario, aunque los internautas con una cuenta de Twitter también podían participar.

No obstante, "para estas generales, y por las particularidades del proceso de confluencia", IU ha "volcado la participación en asambleas presenciales de Unidad Popular", explica Clara Alonso, secretaria de Comunicación de la federación. El final del proceso, señala la responsable, se llevará a cabo a finales de noviembre, cuando una nueva asamblea "ratificará el programa común".

PP

El partido liderado por Mariano Rajoy también se ha apuntado, aunque tímidamente, a las herramientas de participación para aportar propuestas de los ciudadanos a su programa. El documento lo elabora el Comité Electoral, y en su composición tiene especial peso Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, que junto a otros miembros de la dirección nacional se ha estado reuniendo en los últimos meses con los líderes provinciales y regionales del partido para hablar de propuestas a nivel territorial.

Más allá de esto, la única vía abierta por la formación para que ciudadanos ajenos al PP propongan medidas para su programa es una dirección de correo electrónico a la que, únicamente proporcionando un nombre y un email, se pueden enviar propuestas. infoLibre ha tratado de conocer cuántas iniciativas ha recibido el partido a través de esta dirección, pero el partido no ha facilitado datos al respecto.

UPyD

La formación magenta aprobó su programa electoral el pasado día 2 de noviembre, tras haber incluido 190 de las 613 enmiendas al proyecto inicial que se recibieron por parte de los afiliados y simpatizantes a raíz de que este fuera a las agrupaciones provinciales desde la dirección central del partido. Una portavoz de UPyD explica que el programa incluye, además, propuestas formuladas por colectivos y organizaciones que se han reunido con dirigentes del partido.

No obstante, UPyD no ha promovido para su programa para las generales ninguna plataforma para recibir directamente planteamientos de los ciudadanos o para que éstos debatan sus iniciativas. Eso supone un retroceso con respecto a las elecciones autonómicas del pasado mayo, ya que por aquel entonces la dirección del partido en la Comunidad de Madrid lanzó la campaña "Un ciudadano, una idea", en la que pusieron a disposición de cualquier ciudadano varias vías para enviar propuestas para el programa: urnas diseminadas por toda la región, cuentas de Twitter y Facebook, una dirección de correo electrónico y sus propios portales web.

Ciudadanos

El partido de Albert Rivera no incluye ninguna plataforma de participación de la ciudadanía para elaborar su programa electoral. Una portavoz de Ciudadanos sostiene que las diferentes áreas temáticas encargadas de plantear propuestas para el documento se han organizado en "grupos de trabajo" que incluyen "expertos" en el tema, algunos de ellos procedentes de fuera del partido.

Madrid lleva su modelo de participación ciudadana a la ONU y será la única ciudad del mundo que tomará la palabra

Más sobre este tema
stats