El futuro del PSOE

La gestora ve en la reunión de Sánchez y diputados afines un paso más en su estrategia de "agitación"

Sánchez, exlíder del PSOE, el sábado en Dos Hermanas (Sevilla).

Ibon Uría

La gestora del PSOE cree que el ex secretario general Pedro Sánchez quiere alentar la confrontación en el partido hasta las primarias –previstas para mayo aunque todavía no estén convocadas oficialmente–, y que tanto él como sus afines buscan "trasladar la división orgánica al ámbito institucional", lo que definen como "un paso más" en su estrategia de "agitación".

Fuentes cercanas a la dirección interina de los socialistas reaccionaron así tras conocer que Sánchez mantuvo este martes una reunión con diputados que le respaldan, tal como desveló infoLibre. El encuentro se celebró apenas 72 horas después de que el exlíder anunciara que competirá por el control del partido.

Esa cita tuvo lugar en el bar Cantalejo de la calle Cava Alta de Madrid, hacia el mediodía, y se extendió aproximadamente por espacio de una hora. El objetivo fue sentar las bases para que Sánchez y sus partidarios puedan tener una voz propia en el Congreso de los Diputados –toda vez que el ex secretario general renunció al acta de diputado– y preparar la campaña a las primarias.

Posteriormente, ya sin Sánchez, los diputados almorzaron en el céntrico restaurante Madroño. Estuvieron dos secretarios provinciales y diputados –José Luis Ábalos (Valencia) y Manuel González (Albacete)– y seis parlamentarios más: Sofía Hernánz (Baleares), Adriana Lastra (Asturias), Susana Sumelzo (Zaragoza), Odón Elorza (Gipuzkoa), Rocío de Frutos (Ourense) y Luz Martínez Seijo (Palencia).

Los planes de Sánchez

Abalos y Lastra asumieron el encargo de ocuparse de la logística y la organización de los actos de Sánchez. El ex secretario general ha intensificado su agenda desde el anuncio del pasado sábado, y esta semana acudirá a Castellón el miércoles y a Zaragoza el sábado. A la comida se unió además Zaida Cantera, diputada por Madrid, que no estuvo en la primera reunión.

Según fuentes presentes tanto en esa cita inicial como en el almuerzo posterior, los sanchistas hicieron un "análisis" de la vida parlamentaria y estudiaron qué iniciativas pueden "aportar" en el Congreso de los Diputados en próximas fechas. Estas fuentes sostienen que la actitud de Sánchez es "muy leal" y que en ningún caso buscará "perjudicar" al grupo.

Los afines a Sánchez creen que es el único que "puede aglutinar a la militancia" y hacer que el PSOE "gire a la izquierda" tras el Congreso Federal del 17 y 18 de junio. Fuentes presentes en el encuentro de este martes apuntan que también estudiaron cómo "seguir visitando provincias y organizando actos" y cómo "distribuir" a los diputados y cargos afines a Sánchez para cubrir el mayor número de agrupaciones posible.

La gestora desconfía

Fuentes afines a la gestora consideran que el verdadero objetivo de Sánchez es "instrumentalizar" el grupo parlamentario hasta convertirlo en una plataforma al servicio de sus intereses a través de los diputados que le son afines, muchos de los cuales votaron contra la investidura de Rajoy.

En ese sentido, pronostican que intentarán "trasladar que la dirección del grupo dice unas cosas y que los sanchistas tienen otra opinión" sobre las cuestiones que vayan sometiéndose a votación en la Cámara baja, lo que "impedirá que el grupo trabaje con un mínimo de tranquilidad".

Estas mismas voces subrayan que "siempre" se ha intentado "salvaguardar" a los diputados socialistas de las "tensiones orgánicas" y que "jugar con eso es irresponsable", toda vez que el PSOE tiene "capacidad de condicionar las políticas del Gobierno" del PP y de "negociar".

En todo caso, diputados afines a Ferraz aseguran no estar sorprendidos por lo que consideran un intento de Sánchez de "torpedear" la vida del grupo parlamentario, ya que a su juicio el ex secretario general "nunca" hizo nada "por la unidad" del PSOE y sólo ve en el partido una plataforma "de la que servirse".

"Esto supone un paso más en lo que han venido haciendo. Sánchez pretende liderar medio partido contra otro medio, y eso no puede ser: puede aspirar a someternos, pero no a liderarnos. Está en una estrategia de confrontación y agitación permanente, y eso es lo que pasará hasta mayo. Espero que se vaya imponiendo el sentido común", lamenta un diputado.

La gestora del PSOE lamenta la victoria del "pablismo-leninismo" en Podemos y descarta el entendimiento

La gestora del PSOE lamenta la victoria del "pablismo-leninismo" en Podemos y descarta el entendimiento

Más sobre este tema
stats