LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Doctrina Parot

Cuando el Gobierno garantizaba que Europa iba a avalar la 'doctrina Parot'

Ibon Uría

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha fallado este lunes contra España en el caso de la terrorista de ETA Inés del Río. El Tribunal considera que la aplicación de la llamada doctrina Parot supone una violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos. La decisión de la corte contrasta con la actitud de numerosos miembros del PP y del Gobierno, que durante meses han alentado la posibilidad de que el fallo fuera favorable y que manifestaron su confianza y esperanza en que así fuera.

El propio Mariano Rajoy dijo el 20 de marzo de este año que confiaba en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos avalaría la doctrina Parot. "La doctrina Parot ha sido un instrumento enormemente útil en la lucha contra el terrorismo y espero que así lo entiendan", añadió.

Por su parte, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó en una entrevista con La Razón que "no habrá beneficios para los presos, aunque ETA se disuelva". En ese mismo texto, publicado el 13 de enero de este año, Gallardón explicó que la derogación de la Parot supondría "un perjuicio severo y grave a la sociedad española".

No es la única ocasión en la que el titular de Justicia se ha pronunciado al respecto. El 12 de julio de 2012 se manifestó "convencido" de que prosperaría el recurso contra la primera sentencia del TEDH contraria a la aplicación de la doctrina Parot. Así, expresó que la Justicia española "acertó" cuando estableció "un sistema de condenas que es absolutamente ecuánime y se adecua perfectamente a la gravedad de los delitos cometidos".

"Actuaron no sólo conforme a la Constitución española, sino conforme a los tratados internacionales", añadió Gallardón en referencia a las resoluciones del Supremo y el Constitucional avalando la doctrina ahora tumbada por Estrasburgo.

Ingeniería jurídica

Otros miembros del Gobierno han ahondado en las mismas tesis. Así, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, calificó de "ofensivo" considerar que España había violado los Derechos Humanos de Inés del Río, tal y como finalmente haa considerado el TEDH. Fernández Díaz añadió, el 20 de marzo de este año, que había "una razonable esperanza de que pueda ser aceptado el recurso del Gobierno de España por la doctrina Parot". "Tenemos fundamentos jurídicos muy sólidos para pensar que se nos va a dar la razón", concluyó tajante.

En esa misma fecha aseguró que, incluso si el TEDH fallaba en contra de España, como finalmente ha ocurrido, existía un margen para la "ingeniería jurídica". "Son los tribunales españoles y, fundamentalmente, la Audiencia Nacional los que deberán interpretar" la decisión, incidió.

Además de Rajoy y de los responsables de Justicia e Interior, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también ha manifestado en varias ocasiones su confianza en el visto bueno de Europa a la doctrina Parot. Por ejemplo, cuando el 17 de mayo de 2011 tachó de "disparate" una eventual derogación. Lo que ahora ha establecido el TEDH es, dijo entonces, "un disparate jurídico, moral y ético". "Espero que a nadie se le ocurra", añadió para reiterar su confianza en que la norma seguiría en pie.

FAES responsabiliza a Zapatero

Por su parte, la fundación vinculada al PP, FAES, ha defendido este martes que el fallo del TEDH pone de manifiesto "un fracaso cívico y democrático". La legislación penal española, "heredada del franquismo", sostiene FAES, "parecía encajar muy bien con el prurito garantista de la izquierda y su pretendida superioridad moral y con la tendencia del nacionalismo vasco a exculpar de responsabilidad a los terroristas". 

FAES también ha aprovechado la ocasión para culpar al Gobierno anterior: "En el Tribunal se siena un magistrado español con puestos de alta responsabilidad en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La mal llamada "derogación" de la doctrina Parot formó parte de la negociación política que el Gobierno anterior emprendió con ETA". "No es descabellado ver en la sentencia del TEDH la inercia de una operación política protagonizada por Rodríguez Zapatero", concluye FAES.

Más sobre este tema
stats