PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Audiencia Nacional avala la batalla de Sanidad para impedir que se conozca el precio real de los fármacos

Operación Púnica

Granados pide al juez que llame a declarar a Aguirre

Francisco Granados y Esperanza Aguirre, en una foto de archivo.

Francisco Granados, principal imputado en la Operación Púnica, ha dado este miércoles un nuevo paso en lo que posee todos los visos de un órdago contra Esperanza Aguirre. Tras dirigir una carta manuscrita a su antigua jefa en la que le reprocha que no haya desmentido la financiación ilegal del PP y le remarca que "absolutamente nada, ni en el partido ni en el Gobierno" de Madrid se hacía sin que ella misma lo ordenase o diera su visto bueno, Granados acaba de pedirle al juez Eloy Velasco que llame a declarar a Aguirre como testigo.

El motivo que oficialmente alega el abogado de Granados es el siguiente: que explique "el papel" que como consejero jugaba en el Ejecutivo madrileño y "que indique qué influencia pudo ejercer sobre la gestión de otros consejeros" y "si tenía o no la supuesta superioridad jerárquica" que "se le atribuye en algunos informes de la UCO", la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

El abogado de quien durante años fue mano derecha de Aguirre en el PP madrileño y, junto con Ignacio González, una de sus dos personas de máxima confianza en el Gobierno regional quiere que también el juez la obligue a pronunciarse sobre los siguientes puntos: "Qué influencia tuvo el señor Granados en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valdemoro, en los conciertos de colegios y en cualesquiera otros asuntos urbanísticos, así como si los altos cargos de su consejería lo fueron por decision suya, en calidad de presidenta, por ser de su confianza".

El hecho de que la petición para que Aguirre desfile por el juzgado central de instrucción 6 lleve la fecha de este miércoles 15 de marzo y de que la misiva dirigida a la misma Aguirre y difundida de inmediato por okdiario figure datada el lunes 13 presenta ambas iniciativas como piezas de una misma estrategia.

Granados extiende su petición de declaraciones testificales a una larga ristra de antiguos y actuales altos cargos del Gobierno de Madrid. El consejero Jaime González Taboada y cuatro exconsejeros de Aguirre -Mariano Zabía, Beatriz Elorriaga, Ana Isabel Mariño y Santiago Fisas- destacan en la lista. En ella hay también dos socialistas: el exalcalde de Getafe y expresidente de la Federación de Municipios, Pedro Castro, y quien era su concejal de Urbanismo, Francisco Santos. Oficialmente, Granados quiere que ambos informen de si fueron ellos quienes "se encargaron de negociar el consorcio Los Molinos-Buenavista [investigado en Púnica] con la Consejería de Urbanismo y don Ignacio González".

Lo que dijo su abogado: "Tirar de la manta no figura en su manera de ser"

El juez desoye a Granados y rechaza llamar a declarar a Aguirre

El juez desoye a Granados y rechaza llamar a declarar a Aguirre

Cuál es el objetivo real de Granados, en prisión preventiva desde hace dos años y medio, constituye una de las incógnitas sobre la que algunas de las fuentes vinculadas al caso expresan cautela absoluta. Con Velasco avanzando en la pieza sobre la presunta financiación ilegal del PP madrileño y una vez que su antiguo amigo y -presunto- socio preferente, el empresario David Marjaliza, ha optado por confesar y obtener así un trato más benévolo, nadie sabe a ciencia cierta hasta dónde está dispuesto a llegar Granados. Ni, sobre todo, en qué dirección.

En diciembre, el letrado de Granados, Carlos García de Ceca, hizo unas inesperadas declaraciones que parecen implicar un reconocimiento de que su cliente sabe cosas que no ha contado. Cuando los periodistas le preguntaron si Granados estaba decidido "a tirar de la manta para salir", García de Ceca respondió así: "Tirar de la manta para salir, no, porque tirar de la manta es siempre quitarle a otro la manta y en su manera de ser eso no figura".

 

Más sobre este tema
stats