PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Investigación

Hacienda concluye que la filtración de los datos de Aguirre no partió de la Agencia Tributaria

infolibre

La Agencia Tributaria no ha encontrado una sola pista que permita concluir que los datos sobre la renta de Esperanza Aguirre publicados por infoLibre a finales del pasado mayo hayan partido de Hacienda. Esta información ya ha sido trasladada a la Fiscalía General del Estado, institución que abrió una investigación a instancias de la propia presidenta del PP de Madrid. Esta información ha sido adelantada por el diario El País.

Fue el pasado 21 de mayo cuando Aguirre, por entonces candidata del PP a la Alcaldía –ahora es la líder del principal partido de la oposición– se trasladó a la Fiscalía General del Estado junto a los periodistas que cubrían su campaña electoral para reclamar una investigación sobre la "filtración" de los datos de su declaración de la renta. Lo hacía horas después de que este diario desvelase que en el año 2013 había recibido 369.000 euros de ingresos por su trabajo como cazatalentos y 5.000 euros en "juegos de azar", una cantidad que después la presidenta de los conservadores madrileños atribuiría a un premio literario concedido por el diario AbcAbc.

Antes de llegar a la institución que dirige Consuelo Madrigal para presentar su escrito de denuncia, Aguirre avisó de que la publicación de esos datos tenía "unas consecuencias gravísimas" para el filtrador. Y de que cualquier entrada en los datos fiscales de los contribuyentes quedaba perfectamente registrado en los ordenadores de la Agencia Tributaria. Ahora, cuando ya ha pasado un mes de la interposición de la denuncia y de la apertura de una investigación interna en Hacienda, el departamento que dirige Cristóbal Montoro ha concluido que la "filtración" de la que hablaba Aguirre no partió de la casa

Este hecho podría acarrear el archivo de la denuncia interpuesta por la propia Aguirre.

En su escrito, la presidenta del PP de Madrid señalaba que "el artículo 197 del Código Penal tipifica el delito de descubrimiento y revelación de secretos referido a aquellas conductas de aquel que sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado".

Además, recordaba que en la Agencia Tributaria "quedan registrados todos los accesos informáticos que se producen a los datos tributarios así como los equipos informáticos desde los que se accede, el día y hora de acceso o los datos consultados como medio de tratar de garantizar que no se produzcan conductas como las descritas en este escrito y por tanto quebrantar la seguridad jurídica del ciudadano en que sus datos tributarios no van a ser objeto de una utilización irregular".

El episodio de Aguirre y los datos de su renta provocó el enésimo enfrentamiento entre ésta y Montoro en lo que va de legislatura. Sólo un día después de iniciarse las investigaciones, la dirigente del PP se quejó de que su compañero de partido ya estaba "tardando" en encontrar al culpable de la filtración.

Un asunto que no "ayudó"

Días después de celebrarse las elecciones, la propia Aguirre reconoció que estas informaciones habían contribuido a que su candidatura no hubiese logrado la mayoría suficiente para gobernar. 

"Tampoco ayudó evidentemente la publicación de mi declaración de la renta de 2013 el jueves anterior a las votaciones", dijo. "Pese a que demostraba que yo cumplía fielmente con Hacienda y que al volver a la política disminuían claramente mis ingresos", añadió el pasado 16 de febrero ante la cúpula del PP de Madrid.

Según sostuvo, el efecto de estas informaciones fue inmediato. "El tracking diario que llevábamos para pulsar el sentido de la opinión de los ciudadanos detectó ese mismo día la caída de doce puntos en el apoyo que hasta ese momento teníamos entre los pensionistas", precisó.

La presidenta del PP de Madrid llegó también al día de los comicios sin aclarar su relación con los negocios de su marido, Fernando Ramírez de Haro, también desveladas por este diario. 

Más sobre este tema
stats