Congreso de los Diputados

La irrupción de la España vaciada en el Congreso amenaza el dominio rural de PP y PSOE

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

El futuro de la España vaciada pasa por el Congreso. Así lo decidieron los colectivos y entidades presentes en la III Asamblea General de la España Vaciada, celebrada en la localidad alcarreña de Priego (896 habitantes) el pasado fin de semana. Tal y como publicó infoLibre, el objetivo de la entidad, en la que conviven en torno a 160 plataformas de muy diverso orden y 30 provincias, era hacer balance de lo conseguido estos últimos dos años y sopesar un posible salto coordinado a la política nacional, siguiendo el ejemplo de Teruel Existe.

La respuesta fue casi unánime. "Ha llegado el momento de expresar nuestra firme determinación, tras décadas de abandono, para cambiar las cosas, y lo haremos presentándonos a las próximas elecciones, para trabajar por un bien común, un país más vertebrado y cohesionado, con igualdad para todos", señalan desde la plataforma, cuyo próximo paso será decidir la fórmula electoral que utilizarán. Lo que sí tienen claro es que su objetivo es lograr un grupo propio en el Congreso, que les permita "reequilibrar políticamente el país" y atienda a los intereses de la España interior y el medio rural. Así lo explica Tomás Guitarte, el único parlamentario de Teruel Existe en el Congreso, que estuvo presente en la Asamblea y responde a las preguntas de este medio.

El parlamentario, originario de Cutanda (Teruel), explica que las aspiraciones políticas de la España vaciada nacen por el "conformismo y la desidia" de los partidos tradicionales. "Hay infraestructuras que tenemos planificadas desde hace décadas y están en el olvido absoluto. Nosotros defendemos un país que se desarrolle en equilibrio, no somos una anécdota", resume. "Y el mensaje es que la política tradicional no ha atendido a gran parte del territorio, esta es una llamada de socorro y justicia”. En palabras de Guitarte, lo que se busca es "combinar el espíritu de provincias de cada territorio” con una “actuación conjunta" para que el país "se desarrolle en equilibrio". "Es una opción que va mucho más allá de lo local o lo territorial. Lo que buscamos es que se aplique la Constitución", señala.

El turolense cree que no les "ha quedado más remedio" que dar un paso al frente y expone las carencias del sistema electoral español, donde, a su juicio, ni el Congreso ni el Senado cumplen su función. En ese sentido, explica que parlamentarios del Partido Popular y del Partido Socialista han sido "incapaces de oponerse a medidas que perjudicaban a su territorio" porque han primado "la obediencia a las directrices de la cúpula". "Se reproduce el esquema de obediencia partidista. Cuando haces eso, una y otra vez, lo que le estás diciendo a la persona que te ha votado es que te ha regalado tu representación", razona. 

Provincias de cinco o menos escaños: claves para la España vaciada

Más de la mitad de las circuscripciones españolas reparten cinco o menos escaños, un 54% del total. "Estas 28 circuscripciones distribuyen 103 escaños", explica José Pablo Ferrándiz, doctor en Sociología y fundador de la consultora Elemental Research. "De estos 103 escaños, 42 fueron para el PSOE, 35 para el PP y 15 para Vox en los últimos comicios. En cuarto lugar se sitúa Unidas Podemos, que obtuvo 3. Es decir, el PSOE y el PP son los que podrían verse más perjudicados, porque si entra otra formación en liza, se quedan sin ese parlamentario extra", resume. 

La portavoz del PSOE y viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, evita a preguntas de infoLibre valorar el paso dado por la coordinadora y tamoco abunda en cómo podría repercutir en su partido. Según Granados, el Gobierno de España y también el PSOE, así como los diferentes gobiernos autonómicos y municipales, siempre han trabajado por el medio rural. "España lo es todo, medio rural y urbano y los fondos europeos son una gran oportunidad para acabar de articular la España rural", se limita a señalar.

Pero lo cierto es que hay más de una veintena de provincias que podrían contar con la papeleta de la España Vaciada los próximos comicios generales y disputarle a los partidos tradicionales su hegemonía en la zonas rurales. Entre ellas Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora (en Castilla y León), Huesca, Teruel y Zaragoza (en Aragón), Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara (en Castilla-La Mancha), Badajoz y Cáceres (en Extremadura), Lugo y Ourense (en Galicia), Córdoba y Jaén (en Andalucía), La Rioja y también Navarra.

Así lo cree Eduardo Bayón, politólogo y consultor en comunicación política. "Si la plataforma de la España vaciada acaba siendo un éxito, los dos grandes partidos (PP y PSOE) puede encontrarse con una pérdida importante de votos en territorios donde hasta ahora han sido predominantes, como ya pasó en Teruel. La plataforma puede tener éxito dado que existe un malestar manifiesto respecto al centralismo que genera Madrid y que a diferencia de antaño ahora sí ocupa la agenda política y se ha construido un relato hegemónico que lo reafirma", expone.

Ferrándiz también cree que la España vaciada puede dar la sorpresa y  augura que "los pequeños partidos satélite van a ser imprescindibles para la estabilidad" del Gobierno, como ya está sucediendo en la actualidad. "La oportunidad está ahí, sobre todo en las generales. Las provincias pequeñas, como Teruel, reparten pocos escaños pero muy competidos. Con apenas 20.000 votos Teruel Existe consiguió un diputado y dos senadores. En Soria pasaría algo similar, se necesitarían 25.000 votos para obtener representación", explica.

Al sociólogo le parece "numéricamente parece factible, porque lo que representan ellos ya no lo están representando el resto de partidos", sintetiza. La barrera electoral legal para obtener representación se establece en el 3% en el caso de las generales y en un 5% en las municipales. "Aunque el umbral efectivo en esas circunscripciones se sitúa de media en torno al 13-15%. En algunos casos, un tercio de los votos se ha quedado sin representación", detalla.

Una plataforma desideologizada

Guitarte asegura que el de la España vaciada es un proyecto político "transversal" a toda la sociedad, sea de izquierdas o de derechas: "No queremos ser ideológicamente significados", insiste. En ese sentido explica que, una vez en el Congreso, donde cada semana se producen debates de marcado carácter ideológico, se tomarán las decisiones de manera asamblearia. "Si el tema en cuestión produce un consenso en la sociedad, votaremos a favor", de lo contario, si se trata de un asunto que "está muy polarizado" optarán por la abstención.

Para Ferrándiz este posicionamiento, que es "totalmente legítimo", da también "idea de un cierto individualismo político", donde "las cuestiones territoriales y personales se ponen por encima del resto". El sociólogo cree que esta "desideologización" se basa en una visión "pragmática o utilitarista" frente a otra más "colectivista". En esa línea se pronuncia también Bayón, que aunque no cree que esta plataforma "desprestigie a la política" sí considera que "si el Congreso se convierta en una amalgama de formaciones nacionalistas, regionalistas y ahora provinciales, en una suerte de 'qué hay de lo mío', no favorece el proyecto colectivo nacional ni al sistema democrático en sí mismo".

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Mario Garcés, opina que esta plataforma "tendrá que optar por una determinada ideología para temas que rebasan los problemas de la despoblación y eso va a suponer inevitablemente que se decanten por ser izquierda o derecha". Además, Garcés señala que "la híperfragmentación partidista no suele acarrear ventajas en términos de representación política y menos tal como está redactada la legislación electoral vigente".

¿Un 'fracaso' del sistema institucional?

Garcés, que es originario de la provincia de Huesca, admite que "algunas medidas adoptadas" por los partidos tradicionales, como al que pertenece, "se han demostrado que han sido ineficaces" y destaca que las "políticas públicas eficientes que tienen lógicamente un coste presupuestario en la mayor parte de los casos y que han estado infradotadas". Sin embargo, opina que "la existencia de partidos localistas o regionalistas no ha contribuido a paliar el problema, especialemente si observamos los resultados reales obtenidos por estos partidos en los últimos años en negociaciones como las de Presupuestos Generales del Estado".

Por su parte, los dos expertos consultados creen que la aparición de una plataforma como la España vacía supone un "fracaso" del sistema. "Es un fracaso de todo el sistema político e institucional. Un síntoma revelador. El sistema electoral fue diseñado en 1977, por lo tanto, es previo a las Comunidades Autónomas. La vinculación de los diputados con sus territorios, en cuanto a rendición de cuentas ante los ciudadanos no se da. En el mejor de los casos solo existe ante los aparatos orgánicos de los partidos en sus territorios. Se podría haber solucionado con un Senado que fuese cámara territorial de verdad y no solo formalmente, pero su eterna reforma nunca ha llegado a producirse. Por lo tanto, tenemos territorios que se sienten agraviados con el progreso y el desarrollo económico y social de los últimos 40 años, a lo que se ha sumado el problema demográfico", razona Bayón.

Ferrándiz traza un paralelismo con los parlamentarios de Estados Unidos y Gran Bretaña, que "no responden frente a la dirección nacional sino que tienen que estar pendientes de su circuscripción. De lo contrario, no les vuelven a votar", explica. El sociólogo pone el acento en el Senado, que es la Cámara de representación territorial. "La gente desconoce el papel del Senado y en qué les puede beneficiar. Estos territorios, que deberían ver algunas demandas satisfechas, está claro que no le encuentran esa utilidad, por lo que creo que hay que replantear la función del Senado. Si este movimiento no se dirige a las elecciones autonómicas, sino las generales, es que algo falla", zanja.

Tomás Guitarte: "Queremos un grupo parlamentario propio y ser bisagra para la gobernabilidad"

Tomás Guitarte: "Queremos un grupo parlamentario propio y ser bisagra para la gobernabilidad"

Más sobre este tema
stats