LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Qué está fallando: así ven el repunte de asesinatos tres exdelegadas del Gobierno contra la violencia machista

Caso Bárcenas

IU critica los “bandazos” del PSOE por presentar la moción

Izquierda Plural exhibe sobres de 'Gobierno, dimisión' en el pleno del Congreso, ayer miércoles en el Senado.

Da igual a quien se pregunte de la cúpula federal de Izquierda Unida, a dirigentes de una u otra familia política. Todos dicen "estar cero preocupados" por el efecto de la moción de censura que Alfredo Pérez Rubalcaba presentará en el Congreso si Mariano Rajoy no comparece por el caso Bárcenas. El análisis, muy compartido, es que con ese gesto el PSOE no come espacio a la federación ni le hace recuperar parte del electorado que, según las encuestas, ha perdido. IU esgrime su "coherencia de proyecto" frente a los "bandazos" de los socialistas, el último de los cuales es, precisamente, la moción y la ruptura total de relaciones con el PP, que llega tras un pacto europeo sellado en la Moncloa. 

Rubalcaba habló con Lara el lunes para pulsar su opinión y ver cómo dar una "salida" conjunta al bloqueo institucional impuesto por Rajoy. El coordinador repitió cuál es la vía preferida por su formación –dimisión del Gobierno y convocatoria de elecciones anticipadas– y no oyó del secretario general del PSOE la propuesta en firme de hacer uso de la última herramienta parlamentaria. Se encontró con la iniciativa cuando el número uno de los socialistas la anunció a su grupo. Lara, como los portavoces de ICV y Chunta (integrantes de Izquierda Plural) y los de otras fuerzas, tuvieron que salir al paso, responder al aviso de Rubalcaba y tomar posición. "Hay que esperar", templó el coordinador, aguardar a que se presente la moción y su contenido.

Aunque algunos diputados de Izquierda Plural torcieron el gesto al principio, molestos con que el PSOE no les hubiera prevenido ni intentado concertar una estrategia común, la federación pasó a expresar su "respeto" por la decisión del primer partido de la oposición. "Cada grupo usa los instrumentos que considera oportunos y es verdad que sólo ellos pueden presentar en solitario la moción", afirmaba ayer miércoles una persona de la máxima confianza de Lara. "Está en su derecho", decía otro miembro de la ejecutiva. Izquierda Plural ha optado, de hecho, por otro tipo de gestos: el martes en el pleno los parlamentarios se levantaron de sus escaños enfundados en camisetas de la marea verde contra el ministro José Ignacio Wert y exhibieron pancartas de ¡Gobierno, dimisión. Elecciones ya! Ayer, salieron del hemiciclo por dos horas para protestar por la ausencia del control al Gobierno y, en la votación, agitaron sobres con la rúbrica, otra vez, de Gobierno, dimisión

Los responsables de IU consultados por infoLibre, pesos pesados de cada sector, estiman que para encontrar la razón por la que Rubalcaba hizo su anuncio el martes hay que hurgar en las "cuestiones internas", en el "contestado liderazgo" del secretario general, y no por la competencia con la federación, que sigue una tendencia al alza, según los sondeos. "Tenían a sectores muy descontentos con el estilo de oposición de Alfredo, y sabían que lo de los papeles de Bárcenas iba a estallar", argumentaba un cargo muy respetado en la dirección. "Ellos pasan por una situación compleja. Tenían la oportunidad de recuperar la iniciativa política que perdieron con aquel pacto ante el Consejo Europeo de junio. Y ahora pasan del acuerdo a una oposición radical. Yo creo que tiene que ver con las tensiones internas y con la búsqueda de una posición que aún no han encontrado y puede que tenga que ver con el temor a que el bipartidismo pierda fuerza... porque la moción de censura es una herramienta muy bipartidista", secundaban desde Izquierda Abierta (IAb), el partido coliderado por Gaspar Llamazares y Montse Muñoz. 

"Es Rubalcaba el que se examina"

Diputados, senadores y cuadros socialistas alegaban el martes –y también ayer– que Rubalcaba había hecho bien, que era necesario un puñetazo en la mesa y que este tenía "más ventajas que inconvenientes". Eso IU no lo ve tan claro. Varios dirigentes entienden que la moción conlleva varios "peligros". Primero, porque pese a que el PSOE quiera construir una moción de censura clásica, de reprobación al jefe del Ejecutivo, la Constitución y el Reglamento del Congreso recogen explícitamente que debe llevar aparejado la presentación de un programa y un candidato alternativo.

"Es Rubalcaba el que se examina. Y ahí el PP puede sacar toda su artillería contra él: los ERE, Filesa, que no es serio que se lance contra Rajoy cuando en junio pactaba con él, la debilidad de su liderazgo... Y además corre el peligro de quedarse solo, que no le apoye ni UPyD", avisaban fuentes de la dirección. En ese sentido, IU no tiene decidido su voto y prefiere esperar a la propuesta concreta que llegue de los socialistas, pero en principio no contempla votar a favor si Rubalcaba no incluye como un punto indispensable un adelanto electoral. Algo improbable, ya que Ferraz cree que todavía no ha llegado ese momento y que es una cuestión que depende estrictamente del presidente, de forma que es vano pedirlo. Al PSOE una convocatoria anticipada de las generales le pillaría además a contrapié, porque no tiene resuelta la candidatura. 

Socialistas veteranos citaban el martes el ejemplo de 1980, cuando Felipe González perdió su moción contra Adolfo Suárez por 24 votos, una derrota que no obstante le allanó el camino de su victoria de 1982. Argumento que no sirve para 2013, según avisaba una dirigente de IAb: "Felipe era un candidato en alza, un referente de ilusión para sus bases... y Rubalcaba perdió estrepitosamente las elecciones. Podrán engañarse, pero esto no tiene nada que ver con 1980". Un jefe de Izquierda Plural, sin embargo, quitaba hierro a la votación: "Todo tiene sus riesgos. Lo importante no son las matemáticas, es el debate en una situación de absoluta excepcionalidad. El foco debe estar puesto en Rajoy". Una mujer fuerte de la ejecutiva sí adelantaba que la moción "se puede volver contra Rubalcaba", pero sobre todo porque "el espectáculo del Parlamento es un circo que deriva hacia ninguna parte, del que están cada vez más alejados los ciudadanos" y porque servirá para "cohesionar al PP contra un enemigo común". 

"Están buscando una salida que les libere de la moción"

Es tal el "riesgo" que IU aprecia en la operación que un dirigente sostenía ayer que lo que "más le conviene" al PSOE es que el presidente comparezca: "Están buscando una salida que les libere de la moción, porque reviste un serio peligro para ellos". "No les interesa nada hacerlo. Por lo que tienen que preocuparse es por no salir escaldados. El PSOE se mete en un jardín que también tiene muchas complicaciones internas", según remataban en IAb. 

La pregunta es si el repentino movimiento de IU hará correr la postura de IU. La respuesta rotunda es "no". De ahí que los dirigentes se declaren "cero preocupados". "Juega a nuestro favor la coherencia del discurso, cosa que no puede decir el PSOE. Y está por que la moción suponga un punto de inflexión en su política. Y dependerá de cómo le salga a Rubalcaba, porque si va mal, se quemará y se reabrirán las heridas internas", señalaban en la cúpula federal. "No creo que esto nos afecte a nosotros –reseñaba otra dirigente–. Son ya demasiados bandazos. Es difícil entenderles. Pasan del pacto a la ruptura total. A nosotros nos viene bien. Tenemos una propuesta coherente y no debemos pensar en lo que hacen otros. Hemos encontrado nuestro espacio de trabajo, en las instituciones y en la calle".

Lara acusa al PSOE de ‘copiar’ el discurso de IU para erigirse “en portavoz de toda la oposición”

Lara acusa al PSOE de ‘copiar’ el discurso de IU para erigirse “en portavoz de toda la oposición”

Querella contra Bárcenas

Otra responsable de la ejecutiva es aún más dura con los socialistas: "Uno es lo que hace, no lo que de dice. No se puede hacer una declaración tan rimbombante cuando pactas la reforma del artículo 135 de la Constitución o defiendes las mismas políticas en Europa. La moción es un paripé, son bobadas de salón. No está en condiciones de decir que no pacta con el PP cuando no se atreve ni a cambiar otra vez el 135". Para IU, su principal fuerza para defender esa "coherencia" es la querella que presentó en febrero contra Luis Bárcenas, la cúpula del PP y los empresarios que presuntamente donaron al partido en dinero negro, que ha permitido comenzar a desliar la madeja. 

Los mandos de IU dicen sentirse "tranquilos" y sienten incluso que la moción, si finalmente llega, les beneficia, porque les permite presentar su programa y su alternativa. A ellos y a UPyD, los que pueden escaparse del "previsible cruce de acusaciones y del y tú más" entre PSOE y PP. "Con la moción ganamos, nos permite recordar una bandera que llevamos meses enarbolando, la de Gobierno, dimisión, y elecciones ya", argumentaban un miembro de la dirección. Un análisis semejante salía de boca de otros representantes de Olimpo, la sede federal. IU se muestra "confiada con su hoja de ruta" –alternativa y "movilización en la calle"– y cree que no se ha deslindado de su rumbo. Ese, concluye, es su mejor aval de cara a los ciudadanos. 

Más sobre este tema
stats