El radicalismo religioso

Los obispos españoles bendicen el rearme de la Iglesia "teocón"

Jaime Mayor Oreja, ideólogo e impulsor de NEOS.

La bendición de la Conferencia Episcopal Española (CEE) al movimiento NEOS, entre cuyos integrantes prolifera un discurso ultraliberal y visceralmente antiizquierdista en lo económico, contrasta con el acento más social y preocupado por la pobreza que trata de imprimir a la Iglesia el papa Francisco. A juicio del episcopado español, que al mismo tiempo lanza mensajes de respaldo a la reforma laboral, la plataforma liderada por Jaime Mayor Oreja es "un signo de esperanza" y un ejemplo de doctrina social de la Iglesia y de caridad. ¿Se sostiene esa apreciación? ¿Es posible mantener ese equilibrio?

infoLibre contactó con la CEE para solicitar un portavoz a fin de recabar su posición sobre la reforma laboral, los mensajes del papa Francisco acerca del capitalismo, la plataforma NEOS y la doctrina social de la Iglesia. La respuesta fue el envío de una nota de la CEE titulada Reforma laboral: la dignidad del trabajo y el trabajo digno. Publicada el 23 de diciembre tras hacerse público el acuerdo para la reforma, la nota toma como referencia el mensaje del papa Francisco en la reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de junio de este año, pero recuerda que la defensa de la dignidad laboral está recogida en la doctrina social y es anterior al actual pontífice.

En la nota, que hay que inscribir en el contexto posterior a la reunión de Francisco con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la que precisamente se abordó la reforma laboral, la CEE adopta una posición de apariencia favorable al acuerdo. Dice así: "Es un hecho muy positivo que Gobierno, organizaciones empresariales y sindicales hayan recuperado con fuerza el diálogo social que ya ha dado resultados muy importantes en diversos acuerdos". Con guiños a patronal y sindicatos, se trata en conjunto de un mensaje perfectamente asumible dentro de la línea de Francisco.

Apoyo a NEOS

En paralelo a este discurso, la CEE apoya al movimiento NEOS, la plataforma que tiene como ideólogo a Jaime Mayor Oreja y que nace para plantear una "alternativa cultural" a la izquierda. El secretario general de la Conferencia Episcopal y portavoz de la misma, Luis Argüello, tras la presentación de NEOS en noviembre en Madrid, escribió que este movimiento es prueba de que "algo se mueve entre los católicos españoles a la hora de encarnar la DSI [Doctrina Social de la Iglesia] y vivir la caridad política". El mensaje de Argüello encuadraba el nacimiento de NEOS con las "Semanas Sociales". Argüello introducía una cautela. La "esperanza" requería que "el adjetivo" no desfigurase al "sustantivo". Una fuente conocedora de las peculiaridades de la relación de la CEE con el movimiento católico activista señala que esa alusión obedece a la preocupación de que las cuestiones políticas "duras" desplacen a las religiosas. En otras palabras, añade, que "sea un movimiento político con coartada religiosa en el que lo importante quede eclipsado".

Lo cierto es que NEOS encarna un activismo católico radical alejado de las principales preocupaciones de Francisco. Entre sus temas estrella están el aborto, la eutanasia, la "ideología de género" (en contra), la educación concertada, "España como nación" y la Corona (a favor). La lucha contra la pobreza, uno de los asuntos estrella de Francisco, no figura entre los temas prioritarios. Tampoco la acogida a la inmigración.

Inmigración y capitalismo

Como ha destacado el politólogo Pablo Simón, profesor en la Universidad Carlos III de Madrid y editor de Politikon, las frecuentes críticas al papa desde el campo político conservador están "relacionadas con la oposición a Francisco de la derecha radical y extrema derecha" en toda Europa por dos motivos. Uno es su posición acogedora con la inmigración, que "colisiona frontalmente" con el discurso nacionalista que alerta del "fin de la herencia católica europea" por culpa del multiculturalismo. El otro es su intento de "volver a alinear" a la institución con la "doctrina social de la Iglesia", lo que implica una crítica al neoliberalismo.

La crítica al papa por causa económica no suele ser explícita en la derecha católica conservadora. Pero el choque de discursos es claro. Un ejemplo perfecto es NEOS, esa plataforma que según la CEE demuestra que "algo se mueve entre los católicos españoles a la hora de encarnar la DSI [Doctrina Social de la Iglesia] y vivir la caridad política". Veamos qué dice NEOS.

Agenda 2030

Como ha recordado en ABC el teólogo José Francisco Serrano, Neos era la abreviatura que se utilizaba para denominar a los Neocatólicos, un grupo que nació en 1837 para dar respuesta a las políticas progresistas del gobierno de José María Calatrava. La plataforma NEOS de hoy pretende mostrar "el rumbo adecuado frente al relativismo y a la destrucción del orden social". NEOS lo quiere hacer mediante una defensa de la "vida" (rechazo al aborto y la eutanasia), la "verdad" (rechazo a las leyes de memoria y a la supuesta reescritura de la historia), la "dignidad de la persona y la familia" (rechazo a los "nuevos parámetros sobre la identidad sexual alejándola de su forma binaria, masculina y femenina"), la "libertad" (de religión y educación), la "Corona" y España como nación. A todo ello se suma una lucha contra las "amenazas globales", que son culturales ("restricciones a la libertad religiosa y la libertad educativa, imposición de la ideología de género y revisión canceladora de la historia"), físicas ("ecología, energía y enfermedades de diseño") y políticas ("el globalismo, los nuevos totalitarismos y la islamización").

Hay una cuestión peliaguda: la Agenda 2030, la hoja de ruta de la ONU para el desarrollo sostenible. NEOS está en contra. En línea con Vox, dice "no" a las "amenazas ocultas de la Agenda 2030". Alejandro Macarrón, director de la Fundación Renacimiento Demográfico, en un artículo publicado por NEOS, señala que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 son el "paraguas de toda la agenda 'progresista' en lo económico, moral y político, en el que se juntan cosas de sentido común que se harían de todos modos, muchas cosas que en Occidente ya no son un problema y puntos 100% de ideología 'progresista', con omisiones clamorosas como una natalidad suficiente para la sostenibilidad. ¡Basta con ver su máximo responsable en el gobierno español: Pablo Iglesias, Ione Belarra y Enrique Santiago, comunista!".

¿Por qué es esto especialmente peliagudo? Porque el papa Francisco es un significado defensor de la Agenda 2030, que considera "un gran paso adelante para el diálogo mundial" y una "nueva solidaridad universal". El papa no se ha referido de pasada y de forma aislada a este tema. No. Su apoyo a la Agenda 2030 forma parte del cuerpo básico de sus posiciones sobre globalización y desarrollo mundial.

Una España "subsidiada"

Las organizaciones promotoras de NEOS, que según la CEE constituyen una aportación a la doctrina social de la Iglesia y a la "caridad política", son dos fundaciones: 1) Valores y Sociedad; y 2) Villacisneros.

La primera, presidida por Jaime Mayor Oreja, tiene entre sus patronos a Eugenio Nasarre, un histórico de FAES, y Francisco Contreras, diputado de Vox y principal altavoz del discurso escéptico del partido sobre la emergencia climática, otra de las preocupaciones de Francisco.

En un encuentro digital de organizaciones de la derecha católica celebrado en 2020, Mayor Oreja, el gran referente de Valores y Sociedad y de la red europea de organizaciones provida One of Us, manifestó su preocupación por la pobreza, pero no en el sentido de Francisco, sino en otro distinto. Le inquietaba que, a causa empobrecimiento por la crisis económica, resultara "una España tan subsidiada que no haya iniciativa", lo cual es "una base social que pueda ser aprovechada por el Gobierno del Frente Popular".

También figura en el patronato de Valores y Sociedad María San Gil, que es vicepresidenta y el rostro más visible de la segunda organización promotora de NEOS, la Fundación Villacisneros. Dicha fundación tiene en su dirección a Esperanza Aguirre y a los eurodiputados Isabel Benjumea (PP) y Herman Tertsch (Vox).

El presidente es Íñigo Gómez-Pineda, que figura junto a Mayor Oreja en el listado de "impulsores de NEOS". Gómez-Pineda ha testimoniado cuáles son sus ideas sobre la caridad política. "No creo que la función del Estado sea ayudar a los más débiles. Los tenemos que ayudar la iniciativa privada, las empresas, las personas, las familias, la Iglesia, la caridad. ¿Desde cuándo el Estado tiene que ser el papá y la mamá?", sostiene.

A juicio de Gómez-Pineda, el "insufrible gobierno socialcomunista de Frente Popular puede salir beneficiado de esta crisis". ¿Por qué? Porque crecerán los subsidios y habrá "una conversión directa entre la población con ingreso público al voto a la izquierda". En el encuentro ¿El fin de nuestro modelo de sociedad? Un debate tras el covid-19, celebrado en mayo de 2020, dejó "una iniciativa en el aire". "¿No se podría pensar en que todo aquel que está subvencionado por el Estado pierde el derecho a voto?". Habla un impulsor de NEOS.

NEOS, la organización que da "esperanza" a la CEE, nace con el apoyo explícito de One of Us, una red europea de organizaciones católicas centradas en la agenda provida y contraria a los derechos Lgtbi. ¿Y quién forma parte de One of Us en España? Organizaciones como Hazte Oír, Profesionales por la Ética y el Foro Español de la Familia.

Se trata de tres entidades que pueden ser adscritas a lo que en la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2008) se dio en llamar entre los sectores progresistas de la Iglesia el movimiento "teocón", que aunaba un discurso beligerante en el terreno moral y visceralmente antiizquierdista, pronunciándose además sin cortapisas sobre cuestiones de la actualidad política y socioeconómica. Ahí destacaron organizaciones como las mencionadas, apoyadas en movimientos católicos de corte integrista como Comunión y Liberación, Camino Neocatecumenal (los kikos) y más discretamente los Legionarios de Cristo y el Opus.

Contra el Ingreso Mínimo Vital

Lo más frecuente es que las organizaciones del lobby ultracatólico español se muevan en los campos moral, familiar, sexual, educativo, pero no es raro que salten al terreno económico y de las ayudas sociales. ¿Ejemplos? El Foro Español de la Familia, uno de los apoyos de NEOS, ha alertado de que el Ingreso Mínimo Vital puede "alentar el fraude y el pesebrismo". Hazte Oír, otro apoyo de NEOS, acusa al Gobierno de hacer una "planificación vertical" de la economía con la "excusa" de la "emergencia climática" y despliega un dramático argumentario sobre la venezuelización de España.

Qveremos, una de las organizaciones impulsoras de NEOS, es de las que más atención presta a la economía, con mensajes de este tipo.

infoLibre trató este viernes de recabar el punto de vista de NEOS para este artículo, sin éxito.

Román Cuesta, autor del capítulo sobre radicalismo religioso del informe De los neocón a los neonazis. La derecha radical en el Estado español, publicado por la Fundación Rosa Luxemburgo, señala que la posición económica del lobby ultracatólico español es coherente con su estrategia de crecimiento, consistente en lanzar redes para pescar en caladeros de matriz no estrictamente religiosa, como los negacionistas del cambio climático y la pandemia o los ultraliberales en economía.

Cuesta destaca la influencia ideológica en el movimiento integrista español de Atlas Network, "uno de los mayores lobbies de presión mundial detrás de ideas ultraliberales", según el centro de investigación Al Descubierto, que vincula a esta organización con la FAES de José María Aznar. Los grupos integrados en la red ultracatólica en España "captan todo lo que les puede dar rédito político, uniendo diferentes corrientes bajo una misma bandera, valiéndose de todo tipo de organizaciones, en una estrategia que ahora se observa fácilmente en su estrategia de implantación en América Latina", explica Cuesta, uno de los mayores especialistas en extrema derecha religiosa a uno y otro lado del Atlántico.

La gran empresa, la Iglesia y el nuevo líder de los Franco comparten una fundación para "promover valores"

La gran empresa, la Iglesia y el nuevo líder de los Franco comparten una fundación para "promover valores"

Más sobre este tema
stats