Los papeles de Bárcenas

El juez tumba la demanda de Cospedal contra Bárcenas y califica de “deplorable” el cobro de sobresueldos en B

Dirigentes del PP critican el “show lamentable” del juicio impulsado por Cospedal

María Dolores de Cospedal, número dos del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, acaba de perder la demanda que interpuso contra Luis Bárcenas por la publicación de la supuesta contabilidad oculta del partido, que atribuye a la dirigente conservadora el cobro de dos sobresueldos de 7.500 euros en 2008. Sin hacer un pronunciamiento claro -no era su cometido- sobre si esos apuntes contables reflejan o no la realidad, la sentencia califica de "difamatoria" la información que generaron los papeles: Bárcenas no ha logrado demostrar que esos pagos se efectuaran, dice el fallo. El juez lanza una reflexión general: el cobro de sobresueldos en B supone por definición "una conducta deplorable" que indigna a los ciudadanos, máxime en un momento dramático de crisis como este.

La sentencia no niega que Cospedal haya visto vulnerado su honor al ver publicada una información que la demandante sostiene falsa. La parte actora -Cospedal- "prueba la intromisión ilegítima y el carácter infamante o difamatorio de la información proporcionada al diario El País", dice la sentencia. .

Pero absuelve a Bárcenas porque nadie ha probado que fuese él quien entregó los papeles al diario El País. Cospedal incluyó en la demanda al rotativo del grupo Prisa pero desistió de ellas una vez los peritos calígrafos determinaron que la letra del manuscrito pertenece a Bárcenas.

La sentencia no llega al fondo en cuanto a la veracidad o mendacidad de los dos apuntes contables de los papeles de Bárcenas donde se reflejan sendos pagos de 7.500 euros en negro a Cospedal en julio y octubre de 2010. Pero el juez toma el litigio entre Cospedal y Bárcenas como palanca para poner en pie una demoledora declaración de principios: sea o no ilegal, el cobro de sobresueldos en B "supone una conducta indigna, deplorable e impropia de un cargo público que debe servir a la ciudadanía y más en los momentos tan críticos que desde el punto de vista económico vive nuestra sociedad, que hace que tal conducta sea indignante para el resto de conciudadanos, a la vista de que los políticos ya cobran un sueldo en función del cargo que ostentan".

Pese a desestimar la demanda, el juez no impone a Cospedal el pago de las costas del proceso. Y no lo hace porque Cospedal “tenía motivos para creer” que fue Bárcenas quien entregó los papeles secretos del PP a El País. El juez subraya en su resolución que el director de ese periódico, quien se acogió al deber de secreto para no revelar su fuente, negó no obstante y de forma tajante que se los hubiera dado Bárcenas.

El Santander gana un 26% menos en el primer trimestre

Consulta la sentencia sobre la denuncia de Cospedal contra Bárcenas [PDF]

Más sobre este tema
stats