LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

La justicia polaca analizará el 10 de enero las alegaciones de la defensa de Pablo González

Pablo González en una visita a una fábrica en la localidad de Dnipor al este de Ucrania.

La justicia polaca analizará el próximo 10 de enero, en una nueva vista, las alegaciones presentadas por los abogados del periodista Pablo González contra la prisión provisional que se ha ido prorrogando cada tres meses desde que fuera detenido el pasado 28 de febrero en la ciudad de Przemysl (Polonia), cuando cubría la información sobre la oleada de refugiados ucranianos tras la invasión rusa, ha informado Europa Press.

La mujer del periodista, Oihana Goiriena, no tiene esperanza de que esta vista vaya a suponer nada más que un nuevo "trámite" en el proceso judicial, aunque sí ve con más expectativas la que se pueda celebrar en febrero al cumplirse un año del arresto y encarcelamiento de González, para la que todavía no hay concretada fecha.

En declaraciones a Europa Press, Goiriena ha recordado que aún no se han presentado las pruebas de las que disponen las autoridades polacas para acusar a su marido de espiar para los rusos y ha recordado que se limitan a prorrogar la prisión "simplemente con la sospecha de comisión de un delito, con el peligro de fuga y de obstaculizar la investigación".

"Espero que ahora, cuando se cumple un año, se verán un poco obligados a presentar pruebas. Esperanza sí tengo, pero también realismo, porque Pablo sigue estando a merced de la justicia polaca, que hasta ahora no es que haya sido muy cumplidora con la legalidad europea", ha añadido.

Cartas

“En España tenemos nuestro propio Julian Assange y es Pablo González”

“En España tenemos nuestro propio Julian Assange y es Pablo González”

Oihana Goiriena, que pudo ver a su marido el pasado 22 de noviembre después de estar prácticamente incomunicado, recibió una carta de este durante la última semana de 2022, pero fechada a finales de octubre.

Según ha explicado, las misivas llegan con ocho y nueve semanas de retraso porque tienen que pasar la inspección de Polonia. Para estas navidades, le ha escrito una felicitación navideña con "poco texto" para que pueda llegarle antes.

Para la defensa de Pablo González, trabajan el abogado español Gonzálo Boye y el letrado polaco Bartosz Rogala, a los que ahora se han sumado penalistas de un gabinete de Polonia. Goiriena espera que, de esta forma, la defensa "tenga más fuerza".

Más sobre este tema
stats