Sanidad

La lista de espera quirúrgica crece en 34.000 pacientes en un año y ya supera los 600.000

Quirófano en un hospital público de la Comunitat Valenciana.

El número de personas que esperan a ser operadas en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha aumentado en 34.006 en doce meses y ya alcanza los 604.103, tal y como recogen los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, correspondientes a junio de 2017 [consultar aquí]. En porcentaje, el aumento es del 6%. Por otro lado, el tiempo medio que pasan los pacientes esperando a entrar en quirófano, se ha incrementado en 21 días y supera los cien. En concreto, alcanzó los 104 días.

Eso quiere decir que los pacientes residentes en España que tienen una operación programada tienen que esperar, de media, más de tres meses para ser intervenidos. No obstante, esta cifra es una media, pues los datos oficiales siguen mostrando que hay una gran desigualdad entre comunidades autónomas. Por ejemplo, los canarios, con 179 días, esperan casi cuatro veces más que los vascos, con 48 días. 

Canarias, por tanto, lidera la lista de mayor tiempo de espera para una intervención quirúrgica, seguida de Castilla-La Mancha (177 días), Cataluña (149), Extremadura (125), la Comunitat Valenciana (89), Murcia (88), Aragón (83) y Castilla y León (80). Por el contrario, los menores tiempos de espera se registran en Melilla (25), País Vasco y Madrid (48), Ceuta (49), Asturias (59), Galicia (62), La Rioja (63), Andalucía (66), Navarra (70), Baleares (72) y Cantabria (77).  

Las listas de espera son uno de los principales indicadores de la calidad de la atención sanitaria. Así lo vienen documentando organismos como el Consejo Económico y Social (CES), donde están representados sindicatos, patronales, organizaciones de consumidores, el Gobierno..., y que viene alertando de las consecuencias que las "restricciones presupuestarias" de los últimos años están teniendo en las listas de espera, lo que puede implicar un empeoramiento de la calidad de vida de los pacientes en espera y al mismo tiempo deteriorar la imagen percibida sobre el conjunto del sistema. 

Otros estudios como el Barómetro Sanitario, el sondeo que realizan anualmente el Ministerio de Sanidad y el CIS, también deja constancia de la preocupación de los ciudadanos por esta cuestión. En la última encuesta, de 2016, el 28% de los encuestados respondió que consideraba que en el último año el problema de las listas de espera había empeorado, mientras que el 46,3% respondió que seguía igual y sólo el 8,9% que había mejorado. 

Aumentos significativos 

Volviendo a los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, en números absolutos por comunidades, el incremento de la lista de espera en este periodo es especialmente significativo en Cataluña, donde ha aumentado en 32.674 personas, un 26,3%, entre junio de 2016 y el mismo mes de 2017. En total, a mediados de este año había 156.862 usuarios aguardando para entrar al quirófano. En junio de 2016 eran 124.188.

También es relevante el aumento en la Comunitat Valenciana, donde no parece que acabe de dar resultados el plan de choque con intervenciones vespertinas puesto en marcha. El pasado junio acabó con 7.480 personas más esperando a ser operadas de las que había a mediados de 2016 (pasó de 52.159 a 59.639, un aumento del 14,3%). 

Galicia, por su parte, es la tercera comunidad en la que más aumentaron las listas de espera para operarse en doce meses: de 34.567 pacientes a 37.904 (+9,7%). En Andalucía, por otro lado, la lista aumentó un 5,6% al pasar de 59.087 pacientes a 62.399 entre los meses de junio de 2015 y de 2016. La bolsa de pacientes que aguardaban a ser intervenidos también se incrementó en La Rioja, donde pasó de 5.373 pacientes a 5.611 (+4,4%); y en Castilla-La Mancha, de 32.985 a 33.836 (+2,6%). 

En el otro extremo, Castilla y León y Navarra, donde se puso en marcha en el último año un plan especial con más actividad vespertina, consultas no presenciales y contratos de profesionales y peonadas excepcionales, son las comunidades que más lograron reducir su lista de espera en doce meses. En Castilla y León, los usuarios en espera pasaron de 32.467 a 25.992 (-19,9%); y en Navarra, de 9.110 a 7.422 (-18,5%).

Asimismo, el descenso es significativo en Murcia, donde la bolsa de pacientes que aguardan por una intervención se recortó un 6,7% en dicho periodo. Su Gobierno autonómico, en manos del PP, optó por la derivación de pacientes a clínicas privadas. Aragón, que redujo la lista de 19.997 a 18.719 (-6,4%) y donde el Ejecutivo regional (PSOE-CHA) ha insistido en que su apuesta no es poner en marcha un plan de choque sino aplicar medidas estructurales que den sus resultados a medio y largo plazo; y Asturias, que pasó de 17.633 a 16.857 (-4,4%), están en este mismo grupo.

Consultas con el especialista 

Otro de los retos que afronta el nivel de atención especializada del Sistema Nacional de Salud (SNS) es la reducción de las listas de espera para las consultas con el médico especialista. A mediados de 2016 había 1.863.070 personas que estaban en esta situación, con oftalmología y traumatología como las especialidades con más atasco. En este indicador, comunidades que no salían mal paradas en la demora quirúrgica sí han empeorado sus resultados en el periodo analizado. Es el caso, por ejemplo, de Aragón, donde han aumentado un 29,5% las personas en esta situación (de 72.304 a 93.646) o Castilla y León, donde su número se ha incrementado en un 25,3% (de 106.775 a 133.798).  

No obstante, al igual que en las listas de espera para una intervención, también en el caso de las personas que están pendientes de esa primera cita las diferencias por comunidades autónomas son muy relevantes. Los tiempos medios de espera fluctúan entre los 107 días de Canarias o los 87 de Cataluña y los 20 del País Vasco o los 29 de Baleares. Estas diferencias hacen, por ejemplo, que canarias, catalanas y navarras tengan que esperar más de tres meses para ir al ginecólogo, mientras que las riojanas esperan apenas nueve días o las residentes en Baleares, 20.

Las diferencias son significativas también en otras especialidades. Así, mientras en Murcia el tiempo medio de espera para una primera consulta de neurología es de 93 días o en Cataluña de 88, en el País Vasco es de 18 o en Castilla-La Mancha de 22. Algo similar ocurre en cardiología, donde se pasa de los 104 días de media en Canarias o los 97 de Cataluña a los 24 de Madrid o los 27 de La Rioja. 

Un informe europeo saca los colores a la sanidad en España por sus listas de espera y su excesiva dependencia de la privada

Un informe europeo saca los colores a la sanidad en España por sus listas de espera y su excesiva dependencia de la privada

Más sobre este tema
stats