La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

Manos Limpias

Manos Limpias: una acusación popular bastante innecesaria

Bernad y Pineda: dos 'ultras' disfrazados de Robin Hood y dedicados a la extorsión

La operación abierta en la Audiencia Nacional contra la cúpula del pseudosindicato Manos Limpias y, en consecuencia, su posible retirada de las causas más mediáticas en las que esta organización está personada en juzgados y tribunales de toda España apenas tendría consecuencias para el devenir de estos procedimientos. Así lo ha podido constatar infoLibre tras analizar los alrededor de treinta principales casos en los que está personada esta organización. Y eso ocurre porque hay otras acusaciones, ya sean populares, particulares o que partan de la Fiscalía que atribuyen la comisión de supuestos delitos a los investigados.

No obstante, la renuncia o expulsión de Manos Limpias de los procesos en los que está inmersa sí podría dejar una gran beneficiada, la infanta Cristina, que fue denunciada por este pseudosindicato como "cooperadora necesaria" de sendos delitos fiscales cometidos en 2007 y 2008 que se atribuyen a su marido, Iñaki Urdangarin. En el derecho penal español rige el llamado principio acusatorio, por el que no se puede abrir juicio oral contra nadie si no existe una acusación previa. Y la cuestión es que, más allá de la de Manos Limpias, no existe otra acusación contra Cristina de Borbón ni por parte de otra acción popular ni particular ni de la Fiscalía o la Abogacía del Estado. 

No en vano, el fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, anunció este jueves que va a analizar las causas judiciales abiertas contra Manos Limpias –en especial, su implicación en la supuesta trama de extorsión que habría utilizado el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, para exigir dinero a bancos y empresarios a cambio de publicidad para sus medios y que llevó a su secretario general, Miguel Bernad, a la cárcel– para trasladarlas al tribunal que juzga a la infanta con el objetivo de que el pseudosindicato sea expulsado del caso.

Sólo hay otra causa en la que Manos Limpias es la única acusación. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fue objeto de una querella acusándola de "cooperadora necesaria del ilícito penal cometido por su cónyuge" por el trato salarial y profesional dado por éste a sus exempleados en el estudio de arquitectura del que era dueño. En un informe de finales de marzo, la Fiscalía descartó la existencia de indicios de delito en Carmena y los apreció en su marido únicamente por el delito contra los derechos de los trabajadores. Así que como sobre la alcaldesa no pesa más acusación que la de Manos Limpias podría quedar exonerada de facto si se retira o es expulsada de la causa.

En todo caso, las diferencias entre ambas causas son fundamentales. Mientras que la infanta Cristina está sentada en el banquillo de los acusados, en la causa en la que está inmersa la alcaldesa no se ha llevado a cabo, por el momento, ninguna iniciativa contra ella. El caso, que se está analizando el juzgado de instrucción número 53 de Madrid, está en la fase de diligencias previas. 

En las otras 25 causas de alto impacto mediático analizadas por infoLibre en las que está personada Manos Limpias su salida de los procedimientos apenas tendría consecuencias para los procesados porque hay otros agentes que están efectuando la acción acusatoria. Por ejemplo, el tribunal que juzga en la Audiencia Provincial de Madrid la avalancha en una fiesta de Haloween celebrada en el Madrid Arena en 2012 en la que murieron cinco jóvenes apartó este jueves de la causa a Manos Limpias –donde ejercía la acusación popular– al no presentar en la fase de conclusiones su informe de calificaciones jurídicas. En ese caso están personados los familiares de las víctimas y la Fiscalía, que pide penas de prisión para varios imputados. 

Algo similar ocurre con su participación en la causa en la que se investiga el accidente del Alvia de Santiago, donde también ejercen la acción popular junto a las víctimas, agrupadas en la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia (Apafas). La organización también está personada en la causa por la que se investiga la querella presentada por el CNI contra el pequeño Nicolás y en la que también ejercen la acusación popular Transparencia y Justicia, la Asociación de Policía Municipal Unificada y la Organización Impulsora de Discapacitados. 

Contra la gestión del PSOE en Andalucía 

La organización de Miguel Bernad también está personada en hasta siete causas relacionadas con casos de corrupción en Andalucía, aunque tiene problemas para seguir en al menos dos de ellas porque se ha quedado sin abogado y procurador. Así ocurre en la causa en la que se investigan las presuntas irregularidades en los ERE financiados por la administración andaluza y la de las supuestas facturas falsas de UGT de Andalucía. Los magistrados de ambos casos han instado a Manos Limpias a nombrar nuevos representantes si no quieren ser apartados. De no hacerlo, no obstante, las causas seguirían su curso porque tanto la Fiscalía como otros agentes han formulado acusaciones.

Una situación similar se daría en los casos Mercasevilla; el fraude en el otorgamiento de ayudas sociolaborales que dio lugar al caso ERE; fondos europeos Jeremie, en el que se están analizando las subvenciones otorgadas a empresas, varias  de ellas creadas por ex altos cargos del Gobierno andaluz justo después de abandonar su responsabilidad en el Ejecutivo; o Invercaria, en el que se investiga la gestión de los exresponsables de esta sociedad pública andaluza de capital riesgo por supuesta malversación. Y también en el caso del supuesto fraude en los cursos de formación o en el de las supuestas irregularidades en las subvenciones recibidas por la Fundación DeSevilla durante el Gobierno de coalición PSOE-IU (2003-2011). 

Se da la coincidencia de que esta última semana, el pseudosindicato ha renunciado a la causa en la que se investiga la fortuna oculta de la familia Pujol en la Audiencia Nacional, si bien ésta seguirá su curso aunque se quede sin acusaciones populares después de la renuncia del UPyD tras las elecciones del 20-D porque la Fiscalía sí acusa. Manos Limpias también se ha retirado de la causa abierta en la Audiencia Nacional para investigar la pitada himno nacional en la final de la Copa del Rey del 30 de mayo de 2015. El pasado febrero el juez Andreu decidió archivar esa causa, si bien el Ministerio Público recurrió ese archivo al considerar que los pitos pudieron constituir un delito de injurias contra la Corona y ultrajes a los símbolos constitucionales.

También hay acusación del Ministerio Público en el llamado caso de las ITVcaso de las ITV, en el que se investiga una trama de corrupción alrededor de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos y del cobro de presuntas comisiones por trabajos en las deslocalizaciones de multinacionales en Cataluña y por la tramitación de la Ley de Seguridad Industrial de 2008 en el que está involucrado el exdirigente de CiU Oriol Pujol Ferrusola, hijo de Jordi Pujol. Manos Limpias ejerce en esta causa la única acción popular, si bien su hipotética retirada no libraría a Pujol Ferrusola del banquillo porque sí existe la citada acusación por parte de la Fiscalía. 

Manos Limpias también ejerce la acción popular en el llamado caso del 3% –el supuesto pago de comisiones a Convergència a cambio de contratas públicas– que está en fase de instrucción un juzgado de El Vendrell (Tarragona). En este caso, la Fiscalía atribuye indiciariamente al tesorero de la formación Andreu Viloca un total de seis delitos, entre los que se encuentran cohecho, prevaricación o financiación ilegal. Así que el proceso seguiría sin la organización de Bernad. 

Manos Limpias también se ha querellado en múltiples instancias y ocasiones por multitud de delitos, entre ellos financiación ilegal, contra Podemos y sus dirigentes. Pero hasta la fecha todas esas iniciativas se han archivado. El único proceso que permanece abierto a día de hoy es una denuncia presentada ante la Fiscalía del Tribunal Supremo contra el partido morado y la CUP pidiendo su ilegalización por, entre otros delitos, enaltecimiento del terrorismo o financiación ilegal. Esta denuncia está todavía en fase de estudio –el pseudosindicato la presentó en febrero–, pero su contenido recoge varios de los principales argumentos de otras querellas ya tumbadas por la justicia o que actualmente se encuentran abiertas.

Principales casos de corrupción 

Así ven jueces y fiscales la petición del PP de limitar con “urgencia” la acusación popular

Así ven jueces y fiscales la petición del PP de limitar con “urgencia” la acusación popular

El pseudosindicato ejerce la acción popular –junto a otras entidades– en los casos Gürtel, Bankia y Púnica. La organización también está personada en el caso Blesa, por el que están imputados el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y el exdirector financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj en relación a los sobresueldos irregulares en la caja que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros. En este caso es la única acusación popular si bien la causa surge a raíz de una denuncia presentada por la Fiscalía Anticorrupción a raíz de un expediente del FROB, así que también seguiría aunque Bernad se retirara. 

Por otro lado, Manos Limpias fue la primera acusación popular personada en el llamado dieselgate, el trucaje de motores de vehículos del Grupo Volkswagen para enmascarar emisiones contaminantes más elevadas de lo permitido que se investiga en la Audiencia Nacional. Le siguieron después la Asociación Antifraude Volkswagen y la Asociación de Perjudicados por Entidades Financieras, lo que también garantiza la continuidad del proceso. 

Entre los procesos emprendidos por Manos Limpias también figuran una querella contra las principales petroleras del país, Repsol, Cepsa, Disa Corporación Petrolífica y Meroil –que suman el 75% del mercado mayorista de carburantes en España–, a las que acusa de ponerse de acuerdo para pactar los precios de los carburantes. En este caso el pseudosindicato ejerce la acusación popular junto a la Asociación de Consumidores y Usuarios José María Mena. El pseudosindicato también ha puesto en marcha otras iniciativas judiciales relacionadas con un supuesto fraude en la venta de entradas en el circuito de motos de Jerez y con una supuesta malversación de caudales públicos en la venta del equipo de fútbol Real Racing Club de Santander por el Gobierno de PRC-PSOE en 2011. Ninguno de los casos corren el riesgo de ser archivados porque Manos Limpias no es la única parte que acusa en ninguno de los dos procesos. 

Más sobre este tema
stats