Memoria histórica

Melilla retira la última estatua de Franco que quedaba en pie en la vía pública

Operarios municipales retiran la estatua de Francisco Franco junto a la Muralla Florentina de Melilla.

Adiós a la última estatua del dictador en una vía pública. Este martes, un grupo de operarios municipales procedió a la retirada del vestigio del dictador, ubicado desde hace años a los pies de la Muralla Florentina. Los trabajos se llevaron a cabo pocas horas después de que la Asamblea de la ciudad autónoma diera luz verde de forma definitiva a la salida de la escultura, situada junto al puerto, con los votos a favor de CPM, PSOE y Ciudadanos, la abstención del PP y el voto en contra del único representante de Vox. Se pone así fin a un procedimiento que se inició en marzo de 2020 y que se había visto dilatado, según señalaban desde el Ejecutivo melillense, por la llegada de la pandemia. "Era la última en un espacio público de España. Retirada. 40 años después del 23F, damos cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica", ha celebrado en redes sociales el presidente de la ciudad autónoma, Eduardo De Castro.

El Ayuntamiento de Melilla acordó la construcción de este monumento el 3 de diciembre de 1975, dos semanas después de la muerte y entierro de Franco en el Valle de los Caídos. Para ello, la administración convocó una licitación de tres millones de pesetas, que con la que se hizo el escultor y comandante Enrique Novo Álvarez. En un primer momento, fue concebida para honrar la memoria del "Generalísimo Franco". Pero durante la realización, y por motivos que se desconocen, se decidió cambiar el homenaje por el de "comandante Francisco Granco, héroe de las campañas de África y liberador de Melilla". De hecho, a esta inscripción se han agarrado como un clavo ardiendo aquellos que defendían el mantenimiento del vestigio. Defendían que la estatua homenajeaba a las fuerzas militares que en 1921 evitaron que Marruecos tomara Melilla y que, por tanto, nada tenía que ver con la exaltación de la dictadura.

La estatua se colocó en la vía pública a escondidas en 1978. No hubo inauguración oficial. En un primer momento, se ubicó en el Paseo del General Macías. Pero en 2005, aprovechando unas obras, se trasladó a la entrada del puerto. Allí, en 2015, fue foco de una enorme polémica cuando una veintena de guardias civiles del Grupo Rural de Seguridad (GRS), enviados por el Ministerio del Interior a la ciudad autónoma para dar apoyo al control fronterizo, se fotografiaron sonrientes y de uniforme con la bandera de España junto a ella. Una imagen que provocó agrias críticas políticas. El diputado Jon Iñarritu, de EH Bildu, preguntó al Ejecutivo central por escrito qué le parecía la instantánea y qué medidas tenía pensado tomar. Nunca obtuvo respuesta.

Por aquel entonces, el Gobierno de Melilla estaba en manos del conservador Juan José Imbroda, que siempre se ha resistido a retirar la escultura de la vía pública. Sin embargo, desde las últimas autonómicas el Ejecutivo está en manos de Ciudadanos, Coalición por Melilla y el PSOE, que siempre se ha mostrado partidario a quitar la escultura. Antes de que estallara la pandemia, se inicio el expediente. Sin embargo, cuando vieron que su colocación había sido un acuerdo del Pleno, quisieron que su retirada pasase también por la Asamblea. La crisis sanitaria dilató los plazos. Pero, al final, los pasos se dieron. A finales de enero, el movimiento recibió el visto bueno de la Comisión de Educación. Y este lunes, recibió luz verde del Pleno de la Cámara regional.

En junio de 2017, el Gobierno de Melilla incluyó la escultura en el catálogo de vestigios franquistas que se vio obligado a elaborar a raíz de una demanda interpuesta por el abogado Eduardo Ranz en la vía contencioso-administrativa. En dicho informe, se recomendaba trasladar la escultura al Panteón de Héroes de las Guerras Coloniales. Sin embargo, lo único que trasladan por el momento desde el Ejecutivo autonómico es que la estatua se va a depositar en "dependencias municipales". "Ese va a ser en principio su destino", apuntan. 

La Fiscalía pide investigar al presidente de Melilla y dos exconsejeros por prevaricación en la concesión del servicio de grúa

La Fiscalía pide investigar al presidente de Melilla y dos exconsejeros por prevaricación en la concesión del servicio de grúa

Más sobre este tema
stats