Crisis del coronavirus

El otro motivo para mezclar vacunas: España no se fía de que lleguen las dosis prometidas por AstraZeneca

Viales de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer.

Una campaña de vacunación que va viento en popa (cifras récord cada semana, buen desempeño de la Atención Primaria y de los hospitales, dosis de sobra) se ha introducido de nuevo en el desacuerdo y la gresca política. El Ministerio de Sanidad ha impulsado en el seno del Consejo Interterritorial atrasar, en un primer momento, la segunda dosis de Vaxzveria, la vacuna anti-covid de AstraZeneca. Para posteriormente apoyar la llamada vacunación heteróloga, es decir, inocular otro producto distinto para completar la pauta, con la oposición de seis comunidades autónomas. Un ensayo del Instituto de Salud Carlos III denominado CombiVacs ha avalado que la solución es segura, aunque sin evaluar los eventos trombóticos: y que genera una respuesta inmune fuerte. 

Pero, ¿para qué optar por el cambio, con las discusiones y los retrasos que ha conllevado? En la teoría, la segunda dosis de una vacuna de ARN mensajero podría espolear aún más el sistema inmune y podría hacer menos probable (aún) el trombo. Lo primero ha sido parcialmente comprobado por los ensayos clínicos: lo segundo no, porque se necesitarían millones de voluntarios. Solo es posible comprobarlo con la vigilancia farmacológica, que se ejerce a la vez que se inocula el suero a la población. En todo caso, la segunda dosis de AstraZeneca es una opción segura, fiable y generadora de una inmunidad potente. Parte de la respuesta se encuentra en los compromisos y su cumplimiento por parte de las farmacéuticas: España no se fía de AstraZeneca. Europa tampoco. Aunque el Ministerio de Sanidad se niega, en conversación con infoLibre, a confirmarlo, fuentes cercanas al Consejo Interterritorial aseguran que se trata de "uno de los motivos". 

España ha recibido, hasta el momento, 5.713.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca. Las comunidades autónomas las han administrado a 4.879.675 personas, pero para la inmensa mayoría se trataba de la primera dosis: solo 578 españoles han sido inoculados con la pauta completa de Vaxzveria. Por lo tanto, España necesita más de cuatro millones adicionales de dosis de la farmacéutica anglosueca si quisiera seguir con el plan original. El fabricante se ha comprometido a enviar 12 millones hasta el final del verano, por lo que no debería ser un problema. Sin embargo, tal y como se puede leer en el informe diario de avance de la vacunación, "la distribución de las dosis adquiridas de AstraZeneca para el tercer trimestre no ha sido aún confirmadas por el fabricante". En varias ocasiones, la farmacéutica se ha declarado incapaz de cumplir con el contrato firmado con la Unión Europea, se han producido retrasos en las entregas, y el club comunitario ya ha confirmado que no renovará el acuerdo para 2022. Además de la denuncia que ha interpuesto Bruselas por incumplimiento de suministro. 

CombiVacs ha comprobado que la vacunación funciona con una segunda dosis del suero de Pfizer. Se trata de un producto que ha llegado a España con puntualidad y en grandes cantidades. Se han recibido 17 millones de dosis y se han administrado más de nueve. La farmacéutica con sede en Nueva York ha cumplido con su palabra. En el último mes, de media, han desembarcado 1,6 millones de dosis nuevas por semana, y a partir de junio serán 2,5. Como se puede comprobar en el siguiente gráfico, el ritmo ha sido muy desigual desde abril, y todo apunta a que así va a seguir siendo. 

El epidemiólogo Daniel López Acuña es uno de las decenas de expertos que han apostado estas semanas por seguir con las instrucciones del fabricante y la opinión de la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA, siglas en inglés), que consideran que la estrategia de inyectar una segunda dosis de AstraZeneca es perfectamente segura: aunque el organismo indica que la decisión corresponde a cada Estado miembro en base a su situación frente a la pandemia y la disponibilidad de vacunas. Recuerda que la muestra de CombiVacs, en la que se ha inoculado Pfizer a unos 400 voluntarios, "no permite asegurar que podamos descartar eventos trombóticos". Y señala que el diseño de la prueba es incorrecto, ya que no se ha establecido un grupo de control que recibiera la pauta completa con Vaxzveria, por lo que "no se pueden establecer comparaciones". 

López Acuña considera que, si la desconfianza con AstraZeneca es "uno de los motivos" (tal y como ha confirmado este periódico), debería comunicarse con claridad. "Si la razón es que el productor no ha asegurado el suministro, que se argumente de modo distinto. Está faltando transparencia y se ha introducido una disrupción en el proceso de vacunación que genera confusión".

infoLibre ha preguntado al Ministerio de Sanidad si, efectivamente, la posibilidad de que no lleguen las dosis suficientes del producto de AstraZeneca es una de las razones para promover la combinación de vacunas. El gabinete de prensa ha respondido así: "Nos remitimos a las declaraciones hechas ayer por la tarde por la ministra de Sanidad". Sin embargo, en la comparecencia de este miércoles de Carolina Darias no hay ninguna referencia expresa a que este motivo se haya barajado. Solo una referencia a lo que dijo la EMA: la decisión es de cada país atendiendo, entre otros criterios, a la disponibilidad de vacunas. 

Durante su rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Interterritorial, Darias aseguró que la decisión "es la que ha adoptado Francia, es la que ha adoptado Alemania y es la que ha adoptado Suecia entre otros países" y que lo que ha primado en todo momento es "la seguridad". Se ha evidenciado que poner una segunda dosis de Pfizer a una persona que ya ha recibido AstraZeneca es seguro. Pero, aunque la teoría que manejan los inmunólogos así lo indique, no hay evidencia aún que muestre que la pauta heteróloga sea más segura que la homóloga. O, al menos, mucho más segura como para que esté justificado el coste, en términos políticos y de comunicación, de pasar del plan A al plan B. 

La UE asegura que hay dosis suficientes para vacunar por completo al 70% de los adultos durante el mes de julio

La UE asegura que hay dosis suficientes para vacunar por completo al 70% de los adultos durante el mes de julio

Más sobre este tema
stats