LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El 55% de los españoles rechaza las bajadas de impuestos si suponen menos gasto público o más deuda

Pablo Iglesias: “No me gustaría volver a la política institucional ni en mi peor pesadilla”

Pablo Iglesias, durante la presentación de su libro 'Verdades a la cara', escrito junto al periodista Aitor Riveiro.

Pablo Iglesias ha dejado la política institucional pero sigue manteniendo un público fiel. La presentación del libro Verdades a la cara: Recuerdos de los años salvajes (Navona, 2022) editado por el periodista Aitor Rivero en el espacio cultural Matadero de Madrid ha desbordado el aforo previsto. Tanto es así que Iglesias se ha comprometido a celebrar otra presentación en Madrid para atender a aquellos que no han entrado a la sala. Los 350 asistentes, según los organizadores, han podido escuchar a un Iglesias que ya no se siente atado por los corsés de la política pero que ha reivindicado su legado.

Ante un auditorio entregado, Iglesias ha asegurado que "está muy feliz" con su nueva vida y que no volverá a la primera línea de la política. "No me gustaría volver a la política institucional, ni en mi peor pesadilla", ha asegurado. "A mí lo que me gustaba antes era ser director de La Tuerka y ahora es ser director de La Base, esa es mi vocación. Para mí la experiencia política en Podemos fue muy valiosa, me deje la piel para hacerlo y lo hice lo mejor posible, pero no era mi vocación".

Sin embargo, hay unas cuantas lecciones con las que se queda de los últimos siete años. "En política no hay que confiar en la palabra de nadie", ha dicho, en referencia al PSOE. "Si alguien piensa que el PSOE no va a intentar hacer un gobierno en solitario sabe muy poquito de política", ha dicho. En ese sentido, ha sacado pecho de la presión que ejerció el núcleo duro de Podemos, conformado por Pablo Echenique, Irene Montero, Ione Belarra, Juanma del Olmo y él mismo, para constituir un gobierno de coalición con el PSOE.

"En un momento determinado y contra el criterio de la progresía mediática y una parte del espacio político, nuestra apuesta fue clara: gobernar, gobernar y gobernar", ha deslizado, en referencia a la repetición electoral del 2019, que forzó la alianza gubernamental con los socialistas. En ese sentido ha destacado que el resultado de esa decisión culminó en el ascenso de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. "Podemos fue condición de posibilidad para lograrlo".

La noche de su dimisión, Iglesias señaló a Díaz como su sucesora natural de cara a las próximas elecciones generales. "Ella puede ser la próxima presidenta", aseguró. El nombre de Díaz ya sonaba en algunas quinielas, pero el anuncio de Iglesias acabó por catapultarla: ascendió hasta la vicepresidencia tercera –que luego se transformó en segunda tras la salida de Carmen Calvo del Gobierno– y se convirtió, de facto, en la líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición. Sin embargo, Iglesias admitió recientemente que pudo "equivocarse" al haberla señalado sin primarias de por medio.

Tras asegurar que "Díaz es una candidata que puede llevar mucho más lejos nuestro espacio de lo que pude hacer yo", el exdirigente de Podemos ha valorado algunos de sus méritos en política, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). "Con Yolanda en el Ministerio de Trabajo el SMI ha llegado a los 1.000 euros", ha destacado. En ese sentido ha destacado que "no exagera" si dice que "buena parte de las medidas progresistas del Gobierno de coalición han sido implementadas por ministerios de Unidas Podemos".

La dirigente gallega ha remarcado este mismo martes en TVE que sigue "muy ilusionada" con el proceso de escucha que paralizó por la guerra de Ucrania y que se compromete iniciar en cuanto le sea posible. Se trata de una gira que la llevará por todos los rincones de España para reunirse con colectivos, asociaciones, ONG y representantes de la sociedad civil y que inicialmente estaba previsto que comenzara en abril o en mayo.

Ione Belarra, una secretaria general "valiente"

El exlíder de Podemos se ha desecho en elogios hacia su sustituta en la secretaría general, Ione Belarra, que a diferencia de Díaz sí ha acudido a la presentación del libro. De la navarra ha destacado su "valentía" para hacerse cargo del liderazgo de la formación morada en tiempos en los que "ser de Podemos no sale gratis".

Iglesias ha recordado el acoso sufrido a las puertas de su casa (que comparte con la ministra de Igualdad, Irene Montero) durante su último año en política institucional. "Asumir responsabilidades políticas es asumir que una serie de poderes van a actuar contra ti", ha recalcado al señalar que "la voluntad de destruir Podemos sigue intacta".

El madrileño también ha revelado que recientemente viajó a Santiago de Chile y allí se reunió con el actual presidente, Gabriel Boric, y su pareja, a los que recomendó "no tener hijos de momento". "Los hijos te hacen vulnerable y el tipo de enemigos que tenemos no hace prisioneros ni tiene escrúpulos", ha zanjado.

A la presentación han acudido figuras políticas como la citada Montero, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, el secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago, y la secretaria de organización morada, Lilith Verstrynge, entre otros dirigentes. También ha habido representación de otras formaciones, concretamente de EH Bildu a través del diputado Jon Iñárritu. No ha acudido, en cambio, ningún dirigente del PSOE.

Más sobre este tema
stats